Localidad de Bad Kleinkirchheim (Kärnten)

austria

Presentación

Esta ciudad localizada en Carintia, Austria está envuelta por un aura de naturaleza y bienestar que no es comparable con ninguna a su alrededor. Situada a una altitud de unos 1.000 metros sobre el nivel del mar como promedio, en estos parajes montañosos se descubrieron hace muchísimos años, en la época de los romanos, propiedades medicinales de muchas de las plantas que aquí crecían. Sin embargo, se mantuvo la región poco poblada hasta más adelante cuando empezó a predominar la agricultura. Actualmente, esta zona es conocida por sus excelentes pistas de esquí, aunque la realidad es que este área de Austria se puede disfrutar en cualquier época del año. Su otro atractivo principal es ser una ciudad considerada spa, es decir, con aguas con propiedades medicinales y relajantes que se pueden disfrutar en cualquier momento. Puntos interesantes de la cuidad son su iglesia y numerosas granjas y molinos esparcidos por su territorio.

La localidad de Bad Kleinkirchheim pertenece (de mayor a menor) al estado Kärnten y al distrito Spittal an der Drau.

La localidad de Bad Kleinkirchheim cubre 74,01 km², tiene 1.863 habitantes (censo 2001) y una densidad de 25,17 habitantes por km². La altitud media es de 1.087 m.
El actual alcade de Bad Kleinkirchheim es Matthias Krenn.
El nombre francés de la localidad es Bad Kleinkirchheim, el nombre inglés de la localidad es Bad Kleinkirchheim.
La página web de Bad Kleinkirchheim es http://www.bad-kleinkirchheim.gv.at

Visitas destacadas

Iglesia de Santa Katharina

El nombre de esta ciudad austríaca significa, más o menos, “baños de la iglesia pequeña”, que es esta bonita iglesia llamada, Iglesia de Santa Katharina. Este lugar es el único de culto católico en un país predominantemente protestante, a pesar de que en el siglo XVI el catolicismo fue considerado la religión oficial. Fue construida hacia el siglo XV y restaurada hace sólo algunos años. La peculiaridad de esta bonita, pequeña y blanca iglesia es la fuente termal que fluye dentro de la cripta, de ahí el nombre del lugar, y que tiene una gran demanda para ser utilizada en Bautismos de todo el país. Se consolida de esta forma la fama del lugar de sitio de aguas con propiedades medicinales. Este templo se encuentra en una preciosa colina verde, muy cerca de un famoso hotel. La fachada está parcialmente cubierta por unos frescos y el campanario alberga una campana de hierro fundido de 1469. El interior de la Iglesia es muy sencillo y tiene las figuras en madera de Santa Katharina y Barbara Vincent. Es el punto más importante para ser visitado en esta zona de Austria, alberga partes muy importantes de la historia del lugar.

Más información: www.badkleinkirchheim.at

El horno de cal

A pesar de que la zona está destinada al turismo de naturaleza, a la práctica de todo tipo de deportes y a la relajación que ofrecen los numerosos spa, también existen lugares a visitar si uno dispone de algo de tiempo libre entre actividad y actividad. Además de la iglesia mencionada anteriormente, también hay otras construcciones que nos recuerdan de dónde procede esta región y a qué se dedicaban antes de la llegada del turismo, hace sólo unos años. Este horno de cal es otra de las oportunidades que ofrece la región para hacer turismo por la zona. Fue en la época de 1950 cuando se utilizó este horno por última vez para sacar cal de manera industrial desde la piedra caliza que ofrecen las Dolomitas. La cal viva es un elemento fundamental en las construcciones de Bad Keinkirchheim. Esta construcción se mantiene prácticamente en perfectas condiciones, con sus paredes de piedras perfectamente colocadas y su forma medio ovalada. Estos hornos eran utilizados en otras localidades también con la misma finalidad. Tener la posibilidad de visitarlos es una experiencia a parte de un paseo por la historia del lugar.

Dirección: 9546 Bad Keinkirchheim
Página web: www.badkeinkirchheim.at
Horario: abierto todos los días
Entrada: gratuita

La capilla de San Osvaldo

Visitar este lugar es una opción pintoresca de entre todas las que encontramos en Bad Keinkirchheim. La construcción de esta capilla data de 1835 y el famoso pintor, Johann Gasser, es el autor de los frescos que hay en el interior que sin duda merecen una visita. Aquí se encuentra también la fuente Oswaldi Spring que forma un pequeño arroyo por entre las rocas dolomitas y abastece de agua a gran parte de la ciudad. La leyenda cuenta que dos bueyes desaparecieron en el lago Falkertsee, situado también en la región de Carintia pero a unos 15 kilómetros de distancia de este lugar, y aparecieron un año más tarde en estas fuentes lo que podría significar que se trata de un afluente subterráneo en Carintia, de este lago. Este lugar ofrece información sobre la historia de los antiguos habitantes de la zona, de su austeridad, su contacto continuo con la naturaleza y su relación con las fuentes termales que hoy son, también, fuentes de ingresos económicos.

Oficina de turismo en Bad Kleinkirchheim: Calle del pueblo 30, 9546
Teléfono: 04 240 8212
Página web: www.badkleinkirchheim.at
Dirección de correo electrónico: info@badkleinkirchheim.at

Antiguas granjas y molinos

La geografía de Bad Kleinkirchheim está salpicada de granjas y molinos que dan personalidad a esta ciudad. Algunos han sido transformados para realizar otras funciones y muy pocos quedan ya como muestra de un pasado no tan lejano, que nos muestren cómo era la vida aquí antes del turismo. La granja de Egarter Hof, maravillosa, de carácter histórico, que alberga una sala llamada, la cámara de grano, se utilizaba antiguamente para almacenar grano, tocino, pan y carne ahumada. En aquella época se construían los baños en lugares independientes de la construcción principal, de esta forma evitaban las pérdidas de producto y hacían la función de cortafuego en caso de incendio. Sólo en esta granja se conservan los dos edificios. La mayoría de las construcciones dedicadas al almacenaje de esta región están fechadas sobre los siglos XVII y XVIII. Justo enfrente de la Granja Egarter Hof podemos visitar otra, la Granja Hofer Hof, ambas se exhiben orgullosas como muestra de la historia de Bad Kleinkirchheim y de toda la región. El molino es uno de los últimos de agua que quedan con la rueda horizontal en esta región, que una vez fue su sello distintivo. Sin duda conocer estos lugares, es conocer la historia de Carintia.

Más información: www.badkleinkirchheim.at

La ruta de la valeriana

Desde hace mucho tiempo la valeriana fue una fuente de ingresos para los habitantes de Bad Kleinkirchheim. Fue gracias a su descubrimiento y el de sus aguas que esta zona comenzó a valorarse como área destinada a la recuperación de la salud. Hoy en día esta planta que crece por los picos de las montañas del lugar sigue teniendo una formidable reputación, igual que hace miles de años, y este sigue siendo el lugar óptimo para su crecimiento, gracias a su clima y el espacio que dispone para reproducirse. Si quiere disfrutar de esta planta al natural, observar cómo crece, oler su aroma al aire libre y ver las zonas donde abunda en Bad Kleinkirchheim tiene la oportunidad. Desde aquí se organizan rutas de senderismo para disfrutar en exclusiva de la valeriana. En julio y agosto el aroma que desprende es especialmente intenso, este aroma armoniza y estimula al mismo tiempo. A medida que uno avanza en la caminata va degustando olores y vistas excepcionales. El paseo de complementa con un baño de pies en infusión de valeriana que relaja al caminante. También hay aceites y cremas de cosmética natural para que usted lo pruebe de forma gratuita.

Patinaje sobre hielo

Si visita esta ciudad en invierno se dará cuenta de que todo está relacionado con la práctica de deportes invernales. Esta ciudad es compatible con todas las épocas del año así que vale la pena disfrutar, en cada una de ellas, lo que nos ofrece. En este caso, si es invierno, uno de los deportes recomendados, a parte del esquí, por supuesto, es el patinaje sobre hielo al aire libre, que forma parte del ambiente de la localidad. Un invierno en Bad Kleinkirchheim no existe sin patinaje. Aquí es un deporte tradicional y fascinante apto para toda la familia.

Iglesia San Osvaldo

Esta impresionante iglesia gótica con torre románica se mencionó por primera vez en documentos de 1267, aunque la iglesia que hoy podemos visitar es de 1557. Es interesante adentrarse en ella y observar, entre otras cosas, los altares de estilo barroco. El mayor, de 1678 es representativo de la Iglesia de San Osvaldo de Carintia. Dando un recorrido por su interior también observamos el precioso órgano que se conserva en el templo, que es uno de los pocos que quedan con tubos exclusivamente de madera de la zona. Sin duda, una visita obligada para todos los turistas de Bad Kleinkirchheim.

En invierno... a esquiar

Si algo le da nombre a esta localidad austríaca a parte de la exuberante naturaleza que la rodea es, sin duda, las pistas de esquí que en invierno se llenan de amantes de la nieve. En esta estación hay un total de 25 remontes totalmente modernos, 23 cabañas de esquí y 103 pistas muy bien cuidadas. La excelente localización de las pistas y los 800 cañones de que disponen garantizan la calidad de la nieve y la práctica de deportes hasta abril. La estación dispone de kilómetros esquiables de pistas rojas, azules y negras y lugares destinados a la diversión de los niños en exclusiva.

Reserva de la Biosfera

Nock, es la reserva de la biosfera situada en esta región con el Gran Rosennock de 2.440 metros sobre el nivel del mar, como referente. En estas montañas se mantiene y protege un valioso paisaje natural y cultural. Hacer senderismo por este lugar y alcanzar la cima de esta montaña ofrece una recompensa inigualable, unas vistas hacia la vasta extensión de vegetación que hay alrededor nuestra. Una muestra sin igual del paisaje ilimitado de Carintia. Esto y otras muchas actividades, se pueden hacer de forma gratuita si uno obtiene la tarjeta de Bad Kleinkirchheim.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
AT
Código postal :
9546
Latitud :
46.81319
Longitud :
13.79274
Huso horario :
Europe/Vienna
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

Las formas más convenientes de llegar a Bad Kleinkirchheim son en coche, tren o avión.

En coche: llegar en su propio coche seguro que tendrá una recompensa: el propio viaje. Llegar hasta esta región le regala por el camino un paisaje espectacular. Hasta aquí se puede llegar desde muchos puntos como Italia, Eslovenia, Alemania o cualquier otro punto de Austria. Una cosa hay que tener clara: hay que pagar peajes en las autopistas austríacas.
Para más información sobre tarifas: www.asfinag.at

En tren: llegar a la zona de Carintia en tren es fácil y con buenas comunicaciones en tren Hay trenes que conectan con la región desde Viena, en Austria. También desde Alemania a través de Munich o Salzburgo. Todos los trenes llegan a Spittal y desde aquí hay autobuses públicos con frecuencia regulares que le llevan directamente a Bad Kleinkirchheim que se encuentra a tan sólo 30 kilómetros de distancia.

En avión: existen dos aeropuertos cercanos al destino, el de Klagenfurt y el Liubliana. Numerosas aerolíneas viajan hasta aquí desde diferentes ciudades europeas. Www.klagenfurt-airport.at / www.lju-airport.si / www.airport-kaernten.at
Existen servicios de transfer con destino a su lugar de vacaciones a muy buenos precios por persona que se contratan con anterioridad.
www.kaernten-transfer.at