Localidad de Marcinelle (Région Wallonne)

belgica

Presentación

Marcinelle es una ciudad de unos 22.000 habitantes que desde 1977 ha formado parte de la ciudad y municipio de Charleroi, Bélgica. A pesar de haber sido absorbida por su vecina más grande, Marcinelle conserva su carácter propio y único. Es muy famosa entre los belgas por ser el hogar de la editorial Dupuis, que ha estado imprimiendo cómics populares desde 1922, dando lugar a un estilo de dibujo conocido como la escuela de Marcinelle. La ciudad tampoco se libró de la tragedia y es conocida por un desastre minero que tuvo lugar en 1956, acabando con la vida de 262 personas. Las ruinas de la mina aun dan testimonio de ello. La lengua de esta parte de Bélgica es el francés, la moneda es el euro y la zona horaria es la europea central. Cuenta con veranos suaves y días de niebla o nieve en invierno.

La localidad de Marcinelle pertenece (de mayor a menor) a la región Région Wallonne, a la provincia Hainaut, al distrito Charleroi y al cantón Charleroi.

La localidad de Marcinelle cubre 13,16 km², tiene 23.294 habitantes (censo 2001) y una densidad de 1.770,06 habitantes por km².
El gentilicio para los habitantes de Marcinelle es Marcinellois. El nombre francés de la localidad es Marcinelle, el nombre inglés de la localidad es Marcinelle.

Visitas destacadas

La tragedia de las minas Bois du Cazier

La mañana del 8 de agosto de 1956, la tragedia golpeó la mina de Bois du Cazier cuando un carro de carbón se cayó de uno de los ascensores y chocó contra varias vigas de las galerías, originando un fuego mortal que provocó enormes nubes de humo negro visibles a kilómetros de distancia. Eran poco más de las 8 de la mañana y 274 trabajadores acababan de entrar en la mina para empezar su jornada laboral. De estos hombres, muchos de los cuales eran inmigrantes italianos en busca de una vida mejor, sólo 12 regresaron a la superficie. Seis hombres habían logrado salir a tiempo y después de que el fuego se propagara, solo seis más fueron encontrados con vida en el interior. A medida que el fuego se fue extendiendo, el calor destruyó los cables del segundo ascensor de los mineros y no hubo manera de entrar o salir de la mina hasta que el fuego se hubiera extinguido. El evento fue el mayor desastre minero de Bélgica, originando una sensibilización por las pobres condiciones de trabajo y baja seguridad de los mineros y fue entonces cuando empezó a menguar la inmigración de trabajadores italianos a Bélgica. A día de hoy, puedes visitar el monumento en el cementerio de Marcinelle así como la bocamina en sí, donde se encuentra la vieja maquinaria oxidada por el paso del tiempo. Dirección: Rue du Cazier, 806001 Charleroi (Marcinelle). Página web: http://www.leboisducazier.be/.

El Museo de la Fotografía, una institución de clase mundial

Desde 1978, el Museo de la Fotografía ha sido acogido por un precioso convento antiguo neogótico en la avenida Paul Pastur. Después de la construcción de una nueva ala contemporánea en 2008, el museo pasó a ser uno de los museos de fotografía más importantes de toda Europa, con más de 2.200 m² de exposiciones sobre el arte y la tecnología de la fotografía. Las exposiciones incluyen retrospectivas de fotógrafos famosos como Gilles Caron (Francia 1939-1970), un joven y apasionado periodista con un don para los reportajes fotográficos y Claire Chevrier, cuyos estudios de la ciudad de Charleroi mezclan la decadencia urbana con la regeneración y proporcionan una perspectiva inquietante. Las colecciones permanentes contienen cerca de 80.000 copias y 300.000 negativos y las piezas seleccionadas se muestran cronológicamente y por temáticas. También cuenta con una serie de maravillosas cámaras antiguas, desde ferrotipos y linternas mágicas hasta cámaras estereoscópicas y cámaras plegables. Aquí encontrarás todo aquello que pueda tomar fotos. Desde los primeros daguerrotipos del siglo XIX hasta artistas contemporáneos, el museo ofrece una visión increíble en la historia de la fotografía.

Dirección: Avenue Paul Pastur 11, 6032 Charleroi, Bélgica. Teléfono: +32 7143 5810. Página web: http://www.museephoto.be/.

La Casa Dorada de Charleroi

La Casa Dorada, o “Maison Dorée” es uno de los edificios más bellos de estilo Art Nouveau del país, construida en 1899 por el arquitecto Alfred Frère, quien más tarde situó aquí su despacho. Este edificio es conocido, con razón, como una de las maravillas de Valonia. Ubicado en la esquina de la calle Tumelaire y el bulevar Defontaine, el edificio está cubierto de esgrafiado intrincado, una técnica que fue muy popular en los períodos del Renacimiento y Art Nouveau, donde se aplican capas de yeso teñido en la pared antes de retirarlo para revelar un diseño. El trabajo lo llevó a cabo Gabriel Van Dievoet, un diseñador de Bruselas considerado como uno de los maestros del estilo y que más tarde participó en la Exposición Mundial de Bruselas. Echa un vistazo a la parte superior del balcón y verás un impresionante diseño de rayos de luz y cardos espinosos. El edificio perteneció a los Chausteur, unos fabricantes de vidrio y más tarde fue convertido en un restaurante. Pero en 1999 fue adquirido por la ciudad y desde entonces alberga la asociación de prensa local. Por dentro, el edificio también está decorado con influencias Art Nouveau al estilo del Neorrenacimiento. Trae contigo un par de binoculares para observar los intrincados detalles del friso en la parte superior del edificio.

La Basílica de San Cristóbal: un mosaico arquitectónico

Situada en la plaza Charles II, la Basílica de San Cristóbal es una impresionante mezcla de arquitectura, con una fascia barroca, un retablo histórico y una cúpula de 1956, junto con un mosaico dorado absolutamente impresionante que representa el Apocalipsis. Entre las 8:00h y las 19:00h puedes pasearte por el interior para ver esta extraordinaria obra de arte del artista surrealista belga Jean Ransy, donde los santos y los ángeles junto con intrincados diseños de árboles y animales flanquean el simple crucifijo del altar en su alcoba brillante. La estructura original fue construida en 1667, cuando los invasores franceses erigieron una pequeña capilla dedicada a San Luis y que fue ampliada y dedicada a San Cristóbal en el siglo XVIII. El coro y la nave fueron alterados más tarde y después de la Guerra de la Revolución Francesa, el edificio fue reconstruido de nuevo debido a una golpiza que recibió. La parte frontal fue renovada una vez más en 1863, pero los mayores cambios se produjeron en 1956 cuando el arquitecto Joseph André agrandó masivamente el edificio, reubicando la puerta principal, añadiendo una cúpula enorme y relegando la antigua iglesia al transepto. La Basílica de San Cristóbal es uno de los edificios más antiguos y majestuosos de Charleroi.

Teatro La Ruche

El teatro La Ruche, en español teatro Colmena, se remonta al año 1920, aunque durante años permaneció vacío hasta que un grupo de abejillas ocupadas redecoraron y relanzaron el teatro entre 2007 y 2009. Ahora es el principal destino de Marcinelle para los amantes del teatro, aficionados a la música y cualquier otra persona interesada en pasar una noche entretenida. Situado en la avenida Marius Meurée 1, el teatro ofrece una amplia gama de diferentes espectáculos. El espectáculo “El hombre de las cavernas” de Antoine Vandenberghe, por ejemplo, ofrece una exploración desenfadada de las diferencias entre hombres y mujeres que se remonta a los tiempos de las cavernas, el “Spectable d’Improvisation”, ofrece una exhibición electrizante de improvisación teatral y la banda tributo “Initials SG” realiza preciosas actuaciones de Serge Gainsbourg. El jazz es otro de los favoritos del lugar a manos del Grupo Yves Peeters que ha tocado en muchos lugares de Gante a Mali, trayendo consigo coloridas influencias africanas al escenario. El teatro cuenta con un restaurante especializado en la cocina eslava y francesa, así como en los sabores mediterráneos. Un menú de tres platos antes del espectáculo cuesta solo 19€. Visita la página web en http://www.laruchetheatre.be/ para ver la cartelera.

Chocolates y cultura en la hermosa Bruselas

La bonita y moderna Bruselas cuenta con unos 19 museos, restaurantes y bares decadentes, una arquitectura increíble y el mejor chocolate del mundo. Compra algunos bombones y dirígete a la Grand Place, la plaza central rodeada de hermosas e históricas casa gremiales, o visita el Musées Royaux d’Art et d’Histoire, que expone una colección mundial de elementos culturales. Bruselas se encuentra a poco más de una hora al norte de Marcinelle.

Los salvajes y hermosos pantanos altos

Dirígete hacia Lieja, al este de Bélgica, donde los altos pantanos, Hautes Fagnes, fueron declarados reserva natural en 1957 por su increíble diversidad ecológica. El paisaje pantanoso está lleno de ciénagas musgosas alpinas que datan de 10.000 años atrás. La flora y la fauna de estos pantanos incluyen animales como el jabalí, el ciervo y el urogallo y plantas como el arándano, la planta de algodón y la drosera. Éste es un destino ideal para los senderistas, ciclistas y esquiadores de fondo.

Entra en el mundo de Tintín en el Museo Hergé

Dirígete a la ciudad de Louvain-la-Neuve, situada justo al lado de la autopista E411 a unos 30 kilómetros al noroeste de Marcinelle, para saber más sobre el legendario artista Hergé. Conocido también como Georges Remi, Hergé es famoso por haber creado los adorados cómics de Tintín, y este elegante museo, diseñado por el arquitecto Christian de Portzamparc, cuenta con exposiciones y un mini cine así como con un bar cafetería. Entradas: adultos 9,50€/niños 5€. Página web: http://www.museeherge.com/en

Cerveza y gofres belgas en la histórica y flamenca Brujas

Bélgica es un país de dos lenguas y dos culturas y ningún viaje a la Valonia francófona estaría completo sin ir al norte a experimentar la Región Flamenca de habla holandesa. No existe ciudad más bonita para poder familiarizarse con la cultura flamenca que Brujas, una ciudad Patrimonio de la Humanidad con un centro medieval impresionante y canales interminables por explorar. El trayecto dura alrededor de dos horas en tren desde Charleroi Sur y cuesta unos 40€ ida y vuelta.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
BE
Código postal :
6001
Latitud :
50.40032
Longitud :
4.44846
Huso horario :
Europe/Brussels
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Charleroi ~1 km
  • Dampremy ~2 km
  • Couillet ~2 km
  • Mont-sur-Marchienne ~2 km
  • Montignies-sur-Sambre ~2 km
  • Lodelinsart ~4 km
  • Loverval ~3 km
  • Gilly ~3 km
  • Marchienne-au-Pont ~4 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

Es muy fácil llegar a Marcinelle, ya que el Aeropuerto de Charleroi Bruselas Sur está a unos 17 minutos al norte de la ciudad y el taxi cuesta unos 28€ en caso de que no quieras tomar un autobús. La ciudad es muy conocida por los viajeros que buscan una ganga como destino de vuelos de bajo coste y muchos utilizan su punto de entrada para visitar Bruselas u otros destinos de Valonia. Ryanair y Wizzair vuelan por toda Europa y a muchos destinos del norte de África. Los autobuses locales TEC llegan hasta la estación de tren de Charleroi, y salen desde ciudades de países vecinos tales como Luxemburgo, Metz, Thionville y Lille. También existe un autobús que va hasta la estación de tren Charleroi Sur. Desde aquí, los autobuses número 21 y 52 te llevarán al sur de Marcinelle. Es posible caminar alrededor de la ciudad, ya que el trayecto en taxi cuesta unos 6€ por cada 3 kilómetros recorridos hasta el centro de Charleroi. También puedes alquilar un coche con Europcar, situada en la Rue de Montigny, cerca del centro de Charleroi, que te dará más libertad para explorar el área de la ciudad.

El transporte en Marcinelle

Otros medios de transporte
Brussels South ~7 km
Florennes ~22 km
Brussels Gare du Midi ~45 km
Beauvechain ~46 km