Localidad de Vinto (Cochabamba)

bolivia

Presentación

Esta pequeña localidad de Bolivia está a poco más de 17 km de la bella Cochabamba y a sólo 4 km de Quillacollo. Su situación estratégica, en la ruta de tránsito Cochabamba – La Paz, así como las importantes actividades económicas y comerciales que se desarrollan en Vinto hacen de este enclave un punto destacado en el mapa boliviano. Además de la importancia del sector ganadero y agrícola, la ciudad está incrementando su empuje en el sector turístico gracias a su bello entorno natural. La población cuenta con varios edificios de interés y con hermosos espacios  al norte de la misma, así como jardines exóticos, parques ecológicos, montañas y cascadas de aguas cristalinas… Y, por si fuera poco, está a dos pasos de la ciudad de Cochabamba y de Oruro, con una infinidad de propuestas para ver y admirar. Vinto es una encrucijada de caminos que merece la pena descubrir.

La localidad de Vinto pertenece (de mayor a menor) al departamento Cochabamba, a la provincia Quillacollo y al municipio Vinto.

La localidad de Vinto tiene 14.180 habitantes (censo 2012). La altitud media es de 2.553 m.
El nombre francés de la localidad es Vinto.

Visitas destacadas

Pequeña, tranquila... y muy auténtica

Una localidad de casitas bajas de ladrillo y sin apenas tráfico. Tranquila, fácil, muy auténtica. Esta es la primera imagen que devuelve Vinto. Su superficie es de 215 km2, y se extiende desde el Valle Bajo a 2.537m.s.n.m., hasta la Cordillera del Tunari a 5.305 m.s.n.m. Como telón de fondo, la impresionante cadena montañosa cubierta de nieve. Las tierras fértiles que rodean el pueblo garantizan buenas producciones de patata, maíz, verduras y legumbres. También tiene cultivos de frutales como los duraznos, ciruelos, membrillos y la tradicional manzana, el producto estrella que protagoniza una feria anual de gran prestigio en toda Bolivia. Ganadería lechera, cría de cerdos y aves son otros sectores económicos que también dan riqueza al municipio, con empresas de mediano tamaño dedicadas a las actividades pecuarias y más grandes a las agrícolas a gran escala.
La población de Vinto, de unos 20.573 habitantes, habla básicamente el idioma español, impartido en las escuelas, pero sus pobladores nativos también el quechua y el aymara. Los integrantes quechuas y los inmigrantes de Oruro y Potosí favorecen un mestizaje que hacen de esta localidad un colorido mosaico cultural.

La iglesia, la pasarela y otras construcciones

La ciudad cuenta una zona urbana organizada. En la plaza principal está la iglesia, además su avenida más importante está  debidamente asfaltada, hay varios centros educativos e instituciones estatales… La religión oficialmente reconocida en Bolivia es la católica y el edificio religioso por antonomasia es la iglesia de Nuestra Señora del Rosario.
Aunque es una construcción moderna, el templo de Nuestra Señora del Rosario es una de las más emblemáticas y bonitas de Vinto. La nave central con tejado rojo a cuatro aguas está escoltada por una sola torre rematada por una moderna cruz. La torre, de tres cuerpos de menor tamaño de abajo arriba, recuerda un faro pintado de blanco. Los cercos de ventanas y puertas son del mismo color que el tejado, lo que hace resaltar el revestimiento encalado. Rodea el edificio un pequeño jardín de césped con algunos árboles.
Sobre la pasarela peatonal que cruza la carretera más importante de la ciudad se observa la pequeña localidad en toda su extensión: desde la avenida Simón Patiño I se accede a Villa Albina.

Villa Albina, mucho más que una hacienda histórica

A las afueras de Vinto en dirección norte se encuentra la hacienda Villa Albina, la mayor atracción turística de Vinto. Se trata de una bellísima casona señorial de 1915, cuyo nombre lo ostenta en honor a la esposa de Simón I. Patiño, el primer propietario que ordenó su construcción. El edificio principal mantiene intacta la elegancia con la que fue diseñada alrededor de 1920 por el arquitecto José Aurigas (con algunas modificaciones de Max Franz) y luego edificada por el constructor francés F. Nardín. Las habitaciones están organizadas en torno a un patio central cuadrangular, en el que una fuente completa el conjunto, luminoso y tranquilo. En la planta baja estaban los salones de recepción, sala de billar, comedor, salón de baile, tocadores y el escritorio de Patiño. Las estancias se amueblaron con piezas valiosas, muchas de ellas de estilo "arte nouveau”, así como con elegantes cortinajes, empapelados vieneses, lámparas de alabastro y cuadros muy al gusto de la época. También en la villa está el mausoleo donde descansan los restos del matrimonio Patiño, así como de sus hijos. Pero, si los interiores de la villa son dignos de admiración, lo realmente interesante en esta hacienda son los exteriores, los jardines ornamentales y sus tierras de labor y granjas, paradigma de ecología y sostenibilidad.

Los jardines y exteriores: un ejemplo a seguir

Villa Albina está situada en las tierras de Pairumani, al pie de la cordillera del Tunari. Famosa por sus jardines de influencia asiática, árboles ornamentales y exóticos, el acceso a la finca está flanqueado de imponentes ceibos de copas rojas. Pero la extensísima superficie que rodea la vivienda va mucho más allá de los jardines ornamentales que la rodean. La idea de Simón Patiño I al levantar la hacienda era crear un gran complejo agrícola y ganadero, por lo que poco a poco el terreno inicial fue ampliándose con otros hasta constituir una gran superficie, cuya parte central es la Granja Modelo Pairumani, tal como se la conoce hoy en día. Simón Patiño I compró animales procedentes de Argentina, E.E.U.U. y Europa y completó los corrales y porquerizas con una  lechería, una fábrica de hielo, un molino industrial y la construcción titánica de un sistema de ingeniería para el riego de los cultivos y la generación de energía hidroeléctrica. Con todas estas infraestructuras, en 1928 la granja se convirtió en la pionera de la lechería industrial en Bolivia.

Granja y parque ecológico de Pairumani

La granja-modelo Pairumani  pertenece a la Fundación Simón I. Se trata de un espacio de servicio a la sociedad y un paseo turístico de 260 hectáreas de terrenos cultivables y 100 de áreas forestales que la fundación sostiene en copropiedad con los ex colonos. Cuenta con 15.000 m2 de construcciones, un lago artificial, una maravillosa cascada, kilómetros de caminos, un parque ecológico y la represa San Francisco, que se encuentra a más de 4.000 metros de altura. También hay un restaurante típico y zonas de ocio y esparcimiento al aire libre. El año 2001 se integra la parte ambiental con la recuperación del ecosistema deteriorado y mal protegido, creando el parque ecoturístico en las faldas del Tunari: 46 ha de bosque  dentro de un ecosistema seminatural. En el año 2003 se coronan todos los esfuerzos con la obtención de productos de alta calidad biológica  principalmente derivados lácteos como: leche, yogurt bebible, yogurt sin azúcar, yogurt con frutas naturales y queso semimadurado. Los modelos agroecológicos son cada vez mas difundidos y solicitados en el ámbito regional  e internacional, tal es el caso de la exportación de productos como el café orgánico  a Europa y USA. La granja y el parque ecológico son un bastión de respeto al medioambiente  y un espacio de paz y armonía con la naturaleza, que pueden visitarse previa reserva de plaza.

Feria de la manzana

Es, sin duda, uno de los eventos más importantes de Vinto: la feria de la manzana y la feria de la canasta, productos que se producen en abundancia en la zona. Es una celebración con su “reina” de las fiestas, que reúne a todos los vecinos, así como los de los pueblos cercanos y de todo Boliva. La feria tiene lugar en la plaza principal de Vinto y los visitantes pueden degustar derivados, fruta fresca y transformada artesanalmente como mermeladas, jugos, carne de manzana, al horno, harina y rallado de manzana para su uso variado en repostería: tortas, paté, rollos, empanadas, cuernitos y otros…

Cordillera del Tunari y Parque Nacional Tunari

El Parque Nacional Tunari (P.N.T.) se encuentra al norte del valle central de Cochabamba, tiene un potencial interesante para desarrollar actividades de ecoturismo y educación ambiental. En el parque hay hasta 30 especies de mamíferos, 188 especies de aves, dos especies de reptiles y dos especies de anfibios. Destacan el gato andino o “titi”, el cóndor (Vultur gryphus), la vicuña, la llama, la alpaca, la vizcacha y los ganzos andinos entre otros. El Cerro Tunari, con una altura de 5.035 m.s.n.m., es el punto más alto de Bolivia central. Su acceso se realiza en caminatas desde la parte sur (en dos días) o desde la parte norte (en un día en combinación con transporte 4x4). Puntos de partida para el ascenso a la cara sur pueden ser: el Berghotel Carolina – Mountain Lodge (www.refugiotunari.com) , el parque de recreación Pairumani, o la comunidad de Falsuri.

Las aguas termales de Liriuni y el bosque de San Miguel

Este balneario está situado a cielo abierto en el vecino municipio de Quillacollo, a unos 4 km de Vinto. Liriuni es un balneario de aguas termales y medicinales gracias a su alta concentración de minerales. En este lugar a 2.570 metros de altitud, se confunden el campo, el agua y los sonidos propios de la naturaleza para dar como resultado un paisaje cautivador.  A 70 kilómetros de la ciudad, por el camino a Morochata y pasando Liriuni, llegamos a San Miguel, uno de los sitios de gran biodiversidad más próximos a una ciudad en toda América. Un bosque de 50 hectáreas de kewiñas, incrustado en una quebrada, en las faldas de la parte central de la Cordillera del Tunari. Alberga más de medio centenar de especies de aves, más de una decena de mamíferos y algo más de 20 especies vegetales… Se trata de un verdadero oasis natural prácticamente intacto.

A 17 kilómetros, Cochabamba

Con su rico pasado histórico y cultural, Cochabamba ofrece al turista y viajero amplias opciones para conocer esta amable y cálida ciudad. Su pasado colonial, en la Plaza 14 de septiembre, anteriormente denominada Plaza de Armas, sus bellos edificios religiosos y civiles, como la Catedral, Nuestra capilla de la Merced o el Museo Casona Santivañez. Sus barrios pintorescos, como El Pueblito. Sus grandes monumentos, como el colosal Cristo de la Concordia, que tanto recuerda al de Río de Janeiro, con sus coloristas mercados, como el de La Cancha… Cochabambaba es una bellísima ciudad apenas a media hora desde Vinto. Bien merece una visita.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
BO
Latitud :
-17.21667
Longitud :
-66.08333
Huso horario :
America/La_Paz
Universal Time :
UTC-4
Horario de verano :
N

Ciudades próximas

  • La Chulla ~0 km
  • Machac Marca ~0 km
  • Vinto ~0 km
  • Cocopata ~16 km
  • Aranjuez ~16 km
  • Tablas Monte ~18 km
  • Tiquipaya ~20 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

En avión:

El Aeropuerto Internacional JORGE WILSTERMANN, de Cochabamba es el más cercano a Vinto, con numerosos vuelos entre la capital, La Paz y las ciudades más importantes de Bolivia. También tiene algunos vuelos directos con Miami, Madrid, Sao Paulo y Buenos Aires, entre otras ciudades.
Teléfonos: (591-4) 4591730 - (591-4) 4591820. 

En autobús:
Desde Cochabamba hay servicio de autobuses regulares a Vinto. En la primera ciudad la estación está en  la Av. Aroma esq. Av. San Martín, ciudad de Cochabamba. Más información http://www.boliviaentusmanos.com/terminal

En coche:
Desde Cochabamba 17 kilómetros por la RN-4 (ruta nacional). Desde el propio Vinto también parte la RN-2,  que enlaza con la RN-3, con destino La Paz.

El transporte en Vinto

Aeropuerto internacional
Jorge Wilsterman ~25 km