Localidad de Međugorje (Federacija Bosne i Hercegovine)

bosnia-y-herzegovina

Presentación

Situada en un llano entre montañas, Medjugorje es una pequeña ciudad del sureste de Bosnia Herzegovina, reconvertida en gran centro de peregrinación para decenas de miles de católicos, como Fátima o Lourdes. Se calcula que veinte millones de peregrinos han pasado por esta población (un enclave católico en un país de mayoría musulmana) desde que en 1981 seis niños relataran cómo se les había aparecido la Virgen María en la ladera de una colina entre esta ciudad y la cercana Bijakovici. Pero en los alrededores de Medjugorje (unos 4.000 habitantes) también es posible encontrar espacios llenos de encanto. Precisamente Bijakovici, en lo alto de la carretera donde se ha levantado la imagen de la Virgen, conserva ese encanto de los pueblos tradicionales de Bosnia Herzegovina.

La localidad de Međugorje pertenece (de mayor a menor) a la federación Federacija Bosne i Hercegovine y al cantón Hercegovačko-Neretvanski kanton.

La localidad de Međugorje tiene 1.367 habitantes (censo 1991). La altitud máxima es de 165 m.
El nombre francés de la localidad es Međugorje, el nombre español es Medjugorje.
La página web de Međugorje es http://www.medjugorje.hr

Visitas destacadas

Fervor religioso entre viñedos y cultivos mediterráneos

Para los peregrinos y para cualquiera que se acerque por la zona sean cuales sean los motivos, los alrededores de Medjugorje tienen numerosos atractivos. Los viñedos y los cultivos de tabaco (estos últimos en gran parte desaparecidos) conforman un paisaje mediterráneo, en el que no faltan tampoco los robledales ni los cerezos, los granados y todo tipo de árboles frutales. Numerosas bodegas han surgido en los últimos años al calor del turismo sobrevenido, y gozan de gran fama los vinos de Zilavka y Blatina.   La ciudad de Medjugorje está presidida por una gran iglesia, la de San Jaime, que data de finales de los años 60. Su blanca silueta enmarcada por dos altos torreones destaca en el valle de Medjugorje. Cuentan que cuando apenas era un pueblo de  400 habitantes, donde los católicos eran duramente perseguidos, los vecinos de Medjugorje encargaron los planos de una nueva iglesia: corrían los años 30 del pasado siglo. El arquitecto construyó un lugar de culto con un trazado que duplicaba la superficie del anterior, derruido en 1931, y daba cabida a 1.000 feligreses. Sin duda, presagiaba que pronto esa iglesia tendría muchos más fieles de lo que la población de la zona permitía pensar…

Un lugar escogido por la Virgen…

Las apariciones marianas no han sido aún reconocidas oficialmente por el Vaticano, que las tiene en fase de estudio. Pero eso no ha sido inconveniente para que millones de fervientes católicos, curiosos y viajeros en general hayan viajado expresamente a esta pequeña localidad de Bosnia Herzegovina, donde aún hoy se dice que la Virgen se aparece a diario a tres de los jóvenes y una vez al año a los otros tres… Una gran imagen de la Virgen se alza en lo alto de la colina de subida hacia Bijakovici, el monte Podbrdo, donde tuvo lugar la segunda aparición, según el relato de los seis jóvenes. Es la Virgen Peregrina o Reina de la Paz, a la que también se conoce como “la coreana”, pues de Corea del Sur llegó su gran talla de mármol blanco. Los peregrinos que quieran viajar en momentos especiales del calendario católico, pueden consultar el blog http://medjugorje-peregrinaciones.blogspot.com.es/ Una vez allí, aquí es posible encotnrar información más detallada:
Oficina municipal de Medjugorje / Gospin trg 1
Tel.: + 387 36 653 316

Monte Krizevac, la Cruz más espectacular

Que Medjugorje es un enclave especialmente religioso es algo que se respira en el ambiente. Además de las apariciones marianas del Monte Pordbdo, el viajero que busque la comunicación con el mundo espiritual católico hará bien en ascender al Monte Krizevac o Monte de la Cruz, coronado por una gran cruz de hormigón que es posible divisar a kilómetros de distancia. La historia de esta cruz es sin duda la de un enorme esfuerzo, tanto humano como animal: los vecinos de Medjugorje la colocaron allí en el año 1933 en memoria de la muerte de Jesucristo, subiendo el material penosamente por la montaña a lomos de sus burros. Parece que la cruz cuenta con una pequeña reliquia llegada de Roma de la verdadera cruz de Jesucristo. Desde este promontorio se pueden obtener probablemente las mejores vistas de la zona, aunque el terreno es tan escarpado que hace falta una buena dosis de fe (o un entrenamiento exhaustivo) para poder llegar a este soberbio mirador sobre el valle. Toda una peregrinación, senderista o espiritual, que se verá premiada con una panorámica incomparable.

El mayor karst del mundo

La orografía e hidrografía de esta zona de Bosnia Herzegovina, el cantón del río Neretva, y otras circundantes, sin duda, merecen una mención especial… Una intrincada red de corrientes subterráneas que emergen en algunos puntos y vuelven a sumergirse en otros conforma la mayor llanura karst del mundo entre Croacia y Bosnia Herzegovina. Hasta tal punto es intrincada la hidrografía de esta región de capas calizas que la mayor corriente de agua de la zona, un río con una longitud de 106 kilómetros, es conocido con ocho nombres diferentes según el área que atraviesa, debido a sus idas y venidas de la superficie al subsuelo… Muchos de los manantiales que surgen en las zonas montañosas del Norte del país retoman luego la superficie en las llanuras que circundan esta zona. En otoño, la estación en que hay más precipitaciones, muchos ríos se desbordan y el karst queda anegado por las aguas, que forman numerosos lagos...  

Un vino excepcional

Cierto es que, aunque Medjugorge es un lugar muy bello y con una gran tradición espiritual, al viajero inquieto se le puede quedar algo pequeño. No hay problema: a tan solo 25 kilómetros encontramos la ciudad de Mostar, capital del país y que sin duda merece la pena visitar. Ubicada junto al río Neretva, es famosa por su hermoso puente que le da nombre: Stari Most (Puente Viejo). Tristemente, la cruenta Guerra de los Balcanes destruyó la construcción original, aunque hoy día es posible ver y recorrer una fantástica reconstrucción que ha devuelto su belleza original al casco antiguo de Mostar.
Los alrededores del puente conforman la ciudad antigua, también reconstruida tras la contienda. El entramado de callejuelas de origen medieval es un bello laberinto salpicado de tiendas y establecimientos en los que poder admirar y comprar la artesanía local y las delicias gastronómicas.
Más información: www.bhtourism.ba/eng/mostar.wbsp

Tradición culinaria, poco conocida... y deliciosa

Junto con el jamón ahumado, la berza es uno de los platos tradicionales de la zona. Esta verdura, muy adaptable y de crecimiento espontáneo, ha sido uno de los sostenes nutricionales de la población en época de hambre. El queso de saco es otro alimento de la zona que hay que probar... Elaborado con leche de vaca, oveja o cabra, su característica distintiva es que se deja cuajar dentro de una piel de oveja, un procedimiento que impide su fabricación a nivel industrial. La granada es la fruta tradicional de Bosnia Herzegovina, y se encuentra por todas partes, tanto en el campo como en los mercados de las ciudades o las obras de los artistas locales.

Festival cultural de verano de Herzegovina

El Festival de verano de Herzegovina se celebra en los meses de julio y agosto en un entorno muy especial: el del centro Herceg Etno Selo Medjugorje (http://www.etno-herceg.com/), donde las construcciones de piedra y madera y los lagos artificiales intentan reproducir, con las comodidades de hoy día (hotel, apartamentos, restaurante, anfiteatro…), los estilos de vida tradicionales en Bosnia Herzegovina. Un sitio que no hay que perderse, se viaje en la época que se viaje a la zona.

Festival de la juventud de Medjugorje

El festival de la juventud de Medjugorje es quizá el evento de tipo religioso que congrega a mayor número de personas todos los años. Tiene lugar cada año del  1 al 8 de agosto, y durante su celebración, la ciudad tiene, si cabe, un clima mucho más espiritual, con misas concelebradas por cientos de sacerdotes en diferentes idiomas y celebración del sacramento de la confesión simultáneo con otros tantos religiosos por diferentes zonas de culto de la ciudad.

Vino excepcional, bodegas y Museo

Desde la más remota Antigüedad, esta zona se ha dedicado al cultivo de la vid. Durante la islamización, las extensiones de viñedo se redujeron de forma notable, pero poco a poco se recuperó de nuevo la producción de la uva y la elaboración de vinos desde finales del siglo XIX, cuando los caldos se empezaron a exportar a varios países europeos. Dos variedades de uva, la Zilavka y la Blatina, son únicas en el mundo, y luchan por ser reconocidas así en las mejores vinotecas del mundo. Al menos tres bodegas de la zona se sitúan en el propio Medjugorje: Buntic, Sivric y Stankela, d.o.o. (http://www.vinskacesta.ba/en/vinari). Es posible visitar el Museo del Vino, situado en una de las bodegas más antiguas de Bosnia Herzegovina, que data de 1885.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
BA
Código postal :
88266
Latitud :
43.19715
Longitud :
17.68254
Huso horario :
Europe/Sarajevo
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Čitluk ~6 km
  • Čapljina ~7 km
  • Blatnica ~7 km
  • Studenci Ljub ~9 km
  • Čerin ~10 km
  • Žabar Donji ~10 km
  • Ljuti Dolac ~13 km
  • Domanovići ~13 km
  • Gabela ~15 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

En avión. Viajar en avión a la ciudad croata de Dubrovnik es quizá la forma más fácil de llegar a Medjugorje. El viaje por carretera entre ambos puntos es de 131 km y dura 2 horas y media. Hay líneas de autobuses regulares entre las dos ciudades y servicios transfer que se pueden contratar antes de salir de viaje. Más información: http://www.airport-dubrovnik.hr/index.php/en/. También en posible viajar a Mostar, ya que esta ciudad cuenta con un aeropuerto internacional (http://www.mostar-airport.ba/eng_index.php) aunque ofrece menos líneas que el de Dubrovnik.

En autobús. Hay al menos una docena de autobuses cada día que parten desde Mostar hasta Medjugorje. El servicio se inicia a las 6.30 de la mañana y finaliza a las 19.00. Cada viaje cuesta entre 4 y 6 KM, la moneda local. Otras ciudades importantes, como Sarajevo, Ploce, Split, Makarska y Zagreb también disponen de líneas regulares de autobús a esta ciudad.

En taxi. La afluencia de peregrinos a Medjugorge ha hecho florecer el negocio de los transfers entre este pequeño pueblo y las capitales. Empresas como Medjugorge Transfers Service (http://www.medjugorjetransfers.com/) ponen a disposición de los viajeros transporte en vehículos privados en el área de Split.

El transporte en Međugorje

Aeropuerto internacional
Mostar ~16 km