Localidad de Veliko Turnovo (Veliko Turnovo)

bulgaria

Presentación

Veliko Turnovo es una ciudad del norte de Bulgaria, centro administrativo de la región del mismo nombre. Está situada a las orillas del río Yantra, a 241 km de la capital, Sofía, y a 228 km de Varna. Se considera la capital balcánica del turismo cultural gracias a la gran mejora de sus servicios turísticos de los últimos años. La población se compone de unos 70.000 habitantes y la ciudad se extiende sobre un área de 30,4 kilómetros cuadrados. Está ubicada en una encrucijada y punto de encuentro de muchas conexiones comerciales, lo que ha impulsado su desarrollo económico. El florecimiento de esta ciudad está relacionado con el periodo del Segundo Reino Búlgaro (1185 - 1393), ya que en 1185 fue proclamada capital del estado búlgaro.  Este destino turístico guarda muchas sorpresas, como las pinturas de la Iglesia de la Natividad, o el Monasterio Arbanasi. Las propuestas culturales se pueden alternar con las compras, la visita a instalaciones de ocio y a restaurantes. Otro de sus atractivos son sus precios.

La localidad de Veliko Turnovo pertenece (de mayor a menor) a la región Veliko Turnovo y a la provincia Veliko Turnovo.

La localidad de Veliko Turnovo cubre 30,379 km², tiene 67.214 habitantes (censo 2011) y una densidad de 2.212,52 habitantes por km². La altitud media es de 220 m.
El actual alcade de Veliko Turnovo es Daniel Panov.
El nombre francés de la localidad es Veliko Tarnovo.
La página web de Veliko Turnovo es http://www.veliko-tarnovo.bg

Visitas destacadas

La perla de Veliko: Monasterio Arbanassi

Patrimonio Cultural de la UNESCO y reserva arquitectónica, el Monasterio Arbanassi es, sin duda, un lugar para sentir la atmósfera del pasado a solo a 4 km de Veliko Turnovo. De este antiguo pueblo se conservan maravillosos monumentos del Renacimiento búlgaro, iglesias y  pintorescos patios llenos de flores y espacios verdes. Se alzan 144 casas construídas entre los siglos XVI y XVIII que mantienen el espíritu de fortalezas, dos de ellas del siglo XVII, se han reconvertido en museos: la casa Konstantsalieva y el casa Hadjiilieva. Aquí se puede recordar el tradicional ordenamiento de las estancias.  Llama la atención su antiguo salón de huéspedes, la habitación de la parturienta y la cocina.  La Iglesia de los Santos Arcángeles Miguel y Gabriel fue declarada monumento arquitectónico y artístico. No hay que perderse las pinturas murales el “Descenso a los infiernos” y “El Nacimiento de Cristo”. El Convento femenino de la Santísima Virgen está en la entrada de Arbanasi, que preserva el icono milagroso de la Virgen Troerouchitsa conocido también como “María llorando”. En la iglesia de San Nicola hay otro icono milagroso de María, que según la leyenda ayuda a las mujeres que quieren ser madres.  Mención aparte merece el Nacimiento de Cristo, una iglesia apodada la Capilla Sixtina de Bulgaria.

Tsarevets, fortaleza y ciudad medieval

Este es el monumento más importante de Veliko Turnovo. Se alza sobre el pico que lleva su nombre y está protegido en tres de sus lados por la barrera natural del río Yantra. En la parte más alta se construyó la residencia del Patriarca, un complejo de edificios de 3.000 m² que incluye, entre otros, la Iglesia Patriarcal “Ascensión de Cristo”. La Iglesia fue reconstruida en 1981 y decorada en 1985, los frescos que adornan su interior son de estilo modernista.  Posteriores excavaciones demostraron que Tsarevets fue más que una fortaleza cerrada, sino una verdadera ciudad medieval en cuyo centro se elevaba también un castillo, la iglesia “San Petka”, edificios residenciales y comerciales, depósitos y torres militantes. Cabe destacar el Palacio Real, rodeado por una muralla fortificada, dos torres y dos entradas. Y al sur de la ciudadela, la Torre de Balduino, bautizada así en honor del emperador Balduino I de Cnstantinopla, que estuvo preso y murió en la torre.  Durante la Edad Media, los edificios residenciales, talleres de artesanos y de numerosas iglesias y monasterios se encontraban en las laderas de la colina de Tsarevets. Los arqueólogos han descubierto 400 edificios residenciales, más de 22 iglesias y cuatro monasterios.

Iglesia de los Cuarenta Mártires

Es una de las más emblemáticas de la ciudad. Construida en 1230 en el barrio de Asenova, está dedicada a los cuarenta mártires de Sebaste, un grupo de soldados romanos cuyo martirio tuvo lugar el año 320 d. C. Fue edificada para conmemorar la victoria del zar Ivan Asen II sobre el tirano Teodor Comnin. En la iglesia están enterrados los zares búlgaros Kaloyan e Ivan Asen II, San Sava de Serbia y miembros de la familia real y la aristocracia búlgara como las zarinas Ana María e Irina Comneno. El visitante contemplará un templo de planta rectangular con seis columnas, tres ábsides semicirculares y un atrio en el lado oeste. De las pinturas murales que se conservan, son de especial interés  “Santa Elisaveta Mlekopitatelnitsa con el infante Joan” y “Santa Ana Mlekopitatelnitsa”. Conserva algunos de los monumentos epigráficos búlgaros más importantes como son las columnas de Omurtag, Asen y Granichna, que pertenecen a la fortaleza del reinado de khan Krum. Actualmente la iglesia es una rama del Museo Nacional de Historia de Sofía abierto a visitantes, pero durante las mayores festividades cristianas en ella se celebra la santa liturgia.

Monasterios e iconos

Además del monasterio Arbanassi, en los alrededores de la ciudad se pueden visitar otros muchos monasterios búlgaros interesantes. Mencionamos entre ellos el Monasterio de la Transfiguración, el más grande de ellos y el cuarto más grande del país. Los iconos y los frescos de la iglesia principal fueron pintadas por el famoso artista local, Zahari Zograf. Entre los murales más notables están los del Juicio Final, la Rueda de la Vida, el nacimiento de la Madre de Dios y la Última Cena. Además, la iglesia principal fue ricamente decorada en el exterior y un iconostasio tallado en madera y chapados en oro fueron instalados. El Monasterio Plakovski de "San Elías el Profeta" se encuentra a unos 2 km del Monasterio Kapinovski, por lo que a menudo se les conoce como "los monasterios gemelos". Hoy en día, Plakovski es un complejo monástico que abarca una iglesia, edificios residenciales y agrícolas. Cuenta con un impresionante campanario de 25,90 metros e interesantes iconos. El Monasterio Kapinovski se mantiene como claustro para monjes. Pueden contemplarse iconos interesantes como "San Elías con el carro" con 12 escenas bibliográficas, "San Demetrio a caballo", "Virgen María" y otros. El Monasterio Kilifarevo está activo y es un convento de monjas. Cuenta con algunos iconos de impresionante belleza.

Caminamos por la ciudad

Desde la calle Stambolov, una de las principales arterias de la ciudad, podemos situarnos en diversos miradores abiertos al público que ofrecen una visión panorámica del laberinto de las colinas. La ciudad es realmente bonita por sus hermosas casas, situadas a modo de anfiteatro a las orillas del río, por su rica historia y por los variados lugares de interés.  Llegamos hasta la parte antigua que transporta al viajero totalmente en el pasado, y no podemos perdernos Samovodskata Charshia, la calle-bazar de artesanías, donde se conservan edificios de hace más de 200 años con talleres artesanales (iconos, alfarería, metal...), antigüedades, galerías, y cómo no, tiendas de recuerdos . Otra joya por esta zona es La casa-museo Sarafkina Kâshta, que muestra como era un casa señorial del siglo XIX. Contiene sus muebles, antiguas cerámicas, joyas, manteles, telas y demás objetos artesanales típicos del lugar. Perteneció a un rico mercader turco donde se alojaba con su familia. La Casa del Monito es un edificio construido en 1849 por el máximo exponente de la arquitectura local, Kolyo Ficheto. Y como podemos imaginar, recibe su nombre de una pequeña estatua de un mono, situada en la fachada. En su planta baja, una tentadora tienda de antigüedades con precios “actuales”.

El barrio de Asenova, anclado en el tiempo

En la parte baja de la ciudad se levanta Asenova, cuyo nombre etimológicamente hace referencia a la Dinastía de los Zares del II Imperio Búlgaro. En él barrio residían los artesanos, comerciantes y clérigos que después daban su servicio en Tsarevets a través de una puerta por la que accedían a la fortaleza, y que hoy es una de las más llamativas. En 1913 un terremoto asoló gran parte de casas y templos, pero aún tiene muchas cosas que vale la pena ver. Entre ellas un conjunto arquitectónico con un gran encanto rural. Está situado a orillas del río Yantra lo que también le da un encanto especial y en él se encuentra la mencionada Iglesia de los Cuarenta Martires, interesante por recoger momentos históricos del país (la boda del Primer Ministro Stambolov y la proclamación de plena Independencia de Bulgaria por parte del Zar Ferdinand I). Otras iglesias a visitar son San Demetrio de Tesalónica, de estilo bizantino y en la que destacan sus arcos ciegos, frisos de azulejos y rosetas de cristal. No se pierda Sveti Dimitur, consagrada nada menos que en 1185, con una fachada bizantina de ladrillo que destaca sobre el perfil de este barrio con encanto. Le recomendamos escuchar el crujido del largo puente de madera bajo sus propios pasos mientras cruza el río Yantra.  http://www.velikoturnovo.info/en/

Fiesta “Luz y Sonido”

El 22 de marzo es la celebración oficial de Veliko Turnovo. Esta fecha está asociada con la histórica victoria del zar Ivan Asen II sobre Teodor Comnin (1230). Tradicionalmente, la noche del día de fiesta se celebra un espectáculo gratis en la colina de Tsarevets. El espectáculo audiovisual “Luz y Sonido” cuenta la historia de Bulgaria a través de música, luces, rayos láser y campanas de iglesia, lo que lo convierte en un atractivo único en el país. Las funciones se organizan durante todo el año con cita previa y tarifas. No es casualidad que Veliko Turnovo fuera nombrado capital del turismo cultural de los Balcanes y varias veces ganó el premio a “La ciudad más bella” de Bulgaria.

Turismo activo

Para los amantes del turismo activo, la región propone varias rutas, entre ellas Negovanska (en el pueblo de Emen), Preobradzhenska y Arbanashka. Permiten practicar el senderismo entre lugares naturales de gran interés. El área ofrece oportunidades para la escalada en roca, ciclismo de montaña, paseos a caballo, y los numerosos ríos y lagos permiten la pesca y la natación. Uno de los parajes naturales más interesantes es la Cáscada de Hotnitsa, a unos 20 minutos en coche desde la ciudad. La cascada Hotnitsa es un reto para los amantes de los deportes extremos y para quienes buscan un lugar tranquilo para descansar y comer, y refrescarse cuando aprieta el calor.

Arqueología neolítica

En el Museo Arqueológico se presentan muestras de cerámica, herramientas, armas, estatuas de culto e ídolos, etc, las  más antiguas datan del año 5800 a.C. Uno de las más significativas es una vasija de cerámica del período neolítico con signos de un sistema previo a la escritura. También un tesoro calcolítico de oro de la aldea de Hotnitsa, adornos de oro calcolíticos y cuatro hallazgos colectivos de herramientas y armas de la Edad de Bronce. Es impresionante la colección de vasijas de cerámica y moldes del siglo II - IV d.C., así como las tabletas votivas con imágenes de antiguas deidades griegas, tracias y romanas.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
BG
Código postal :
5000
Latitud :
43.08600
Longitud :
25.65600
Huso horario :
Europe/Sofia
Universal Time :
UTC+2
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Arbanasi ~2 km
  • Malki chiflik ~3 km
  • Prisovo ~4 km
  • Sheremetja ~4 km
  • Gorna Orjakhovica ~6 km
  • Purvomajci ~7 km
  • Pravda ~7 km
  • Debelec ~7 km
  • Samovodene ~7 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

En avión: A 10 km de Veliko Turnovo se encuentra el aeropuerto de Gorna Oryahovitsa, el más cercano a la ciudad, aunque no es muy grande. También Gorna Oryahovitsa es un nudo ferroviario importante del norte de Bulgaria, cada día hay trenes a Estambul y Bucarest (www.dbz.bg). Sofía, capital de Bulgaria, se encuentra a 230 km. Su aeropuerto (www.sofia-airport.bg/) recibe vuelos de internacionales.

Autobús: Para llegar a Veliko Turnovo desde Sofía se recomienda el autobús, que tarda unas tres horas y sale cada hora. Además, La Estación Central de Ferrocarril de Sofía tiene buenas comunicaciones con las principales ciudades de Bulgaria.  www.etapgroup.com www.union-ivkoni.com/ www.busticket.bg/
Por  Veliko Turnovo y alrededores puede moverse en taxi por poco dinero.