Localidad de Bucaramanga (Santander)

colombia

Presentación

Bucaramanga, localizada en la parte central de Colombia, en el departamento de Santander, se fundó hacia finales de 1622. Durante un tiempo creció a la sombra de Girón, que en aquella época era la capital y la ciudad más desarollada del departamento. No fue hasta comienzos del siglo XIX que Bucaramanga por fin adelantó a Girón tanto en población como en importancia económica, y tuvo que esperar aún 70 u 80 años más antes de reemplazar a Socorro como capital de Santander. La suerte de Bucaramanga se mantuvo al emerger casi intacta de una guerra civil (también conocida como la Guerra de los Mil Días, y continuó creciendo.
A día de hoy, la ciudad cuenta con más de medio millón de personas, es la octava ciudad más popular de Colombia y un impresionante centro económico donde se encuentra el ICP (Instituto Colombiano del Petróleo), responsable de las investigaciones hechas en nombre de las principales compañías de petróleo y gas.

La localidad de Bucaramanga pertenece (de mayor a menor) al departamento Santander y al distrito Soto.

La localidad de Bucaramanga cubre 165 km², tiene 608.102 habitantes y una densidad de 3.685,47 habitantes por km². La altitud media es de 959 m.
El actual alcade de Bucaramanga es Luis Francisco Bohórquez (Colombian Liberal Party).
El gentilicio para los habitantes de Bucaramanga es Bumangués. El nombre francés de la localidad es Bucaramanga.
El apodo de la localidad es "The Pretty City, City of Parks" y el lema de Bucaramanga es "Montani semper liberi". La localidad de Bucaramanga fue fundada en 1622. La página web de Bucaramanga es http://www.bucaramanga.gov.co

Visitas destacadas

Una casa del espíritu humano

Bucaramanga no es fácil de definir. Sus apodos (La ciudad de los parques y La ciudad bonita de Colombia) impresionan y son significativos, pero se quedan cortos a la hora de captar el auténtico espíritu de la ciudad. Hay muchos adjetivos que pueden acercarse más en esta tarea, pero en mi opinión, la definición más precisa sería "versátil". "La Casa del Libro Total" es una encarnación viviente de esta versatilidad, su puro corazón y alma. Es todo al mismo tiempo y, en cualquier caso, es mucho más de lo que parece se mire por donde se mire. Una antigua casa que se ha convertido en centro de la tecnología más innovadora posible después de haber sido seleccionada para acoger una de las bibliotecas digitales más grandes de Latinoamérica. Una fortaleza de literatura que abre sus puertas a todo tipo de arte al igual que a la educación pública, y una considerada promotora del talento local donde los jóvenes artistas de toda el área pueden demostrar su talento y probar el agridulce aura del público de las obras.
La Casa abre de lunes a viernes desde las 08:00 hasta las 21:00 y los sábados de 08:00 a mediodía y de las 14:00 a las 18:00.

El gesto de un buen vecino

Colombia y Venezuela son vecinos, y comparten un montón de historia. Lucharon juntos contra España como enemigo común, y cuando se logró la independencia en 1821, Simón Bolívar se convirtió en el primer presidente de la República de Colombia (que en aquella época estaba formada por los actuales territorios de Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá). Nativo de Venezuela, siempre ha sido un ídolo absoluto y casi un dios en su país natal, donde casi todo lleva su nombre. Colombia también honra a Bolívar, y hay un museo dedicado a él en Bucaramanga. Bolívar pasó 70 días en esta casa, y el vestíbulo principal del museo muestra las pertenencias que dejó en la casa después de la partida del Liberador, junto con la mantilla y cepillo de su compañera de baile. También hay un pequeño busto de Bolívar en el jardín cercano al museo. En conclusión, la exposición es mucho menos solemne, el espíritu en general es más ligero e incluso algo irónico. El museo comparte el espacio con la Academia de Historia de Santander, así que también hay algunos artefactos interesantes relacionados con la historia de este departamento. El museo abre diariamente menos los domingos, y el precio de las entradas es insignificante.

Los misterios del pasado

Esta consciente y equilibrada aproximación es muy típica en Bucaramanga, y cubre todos los aspectos de su vida diaria. También se extiende al pasado, como muestra la "Casa de la Cultura Piedra del Sol" en Floridablanca, que acoge un museo arqueológico. Los orígenes de esta "Casa Cultural de la Piedra del Sol" son extraordinarios: mientras que normalmente las exposiciones se llevarían a un museo ya construido, este fue se construyó alrededor de una exposición, o en realidad, “la exposición”, ya que una roca grabada con espirales y círculos que puede encontrarse en el centro del patio del museo determinó no solo la ubicación de la Casa, sino también su campo de interés. El misterio del patrón de la piedra nunca ha sido resuelto, y ha demostrado ser lo suficientemente intrigante como para llamar la atención de sus creadores, los Guane, un pueblo que hablaba Chibcha y que ocupó la región de Santander desde el siglo VII AC hasta el siglo XVI DC. Esta nación es responsable del segundo nombre del museo, Museo Arqueológico de los Guanes, y toda su exposición rebosa de cerámica Guane, joyería, textiles y demás objetos mundanos. Vale la pena visitarlo, incluso aunque esté a 4 minutos en autobús desde Bucaramanga. Al igual que antes, el precio de los billetes es insignificante.

La iglesia más antigua

No es casualidad que el apodo de Bucaramanga sea "La ciudad de los parques", ya que tiene unos 160 repartidos por toda el área. Algunos de ellos, como, por ejemplo, el parque García Rovia, se encuentra inevitablemente en el centro de la ciudad. El parque debe su nombre a uno de los héroes del Movimiento de Independencia, y está rodeado de los típicos edificios que ocupan el centro de las ciudades, es decir, las oficinas de gobiernos, plazas mayores y edificios antiguos como iglesias. Una iglesia en particular, La Capilla de los Dolores, es una atracción por sí misma debido a su pequeño, simple y a la vez elegante edificio, que es la iglesia más antigua de la ciudad. Fue construida en apenas tres años e inaugurada en 1750. La iglesia servía de sede de la parroquia cubriendo por completo Nuestra Dama de San Laureano Chiquinquirá y el Real de Minas de Bucaramanga cuando la ciudad fue oficialmente llamada desde 1778 hasta 1821. Es interesante que este nombre fuera parcialmente adoptado por otra iglesia construida en 1774 justo al lado de la capilla. San Laureano aún sirve como Casa de Dios mientras que la Capilla de Dolores recientemente se ha convertido en parte del patrimonio cultural de la República de Colombia.

Un hervidero de actividades

Mientras que García Rovira es un parque relativamente pequeño que crea ambiente en el corazón de la ciudad, el Parque Nacional de Chicamocha representa el alma y corazón de la naturaleza colombiana. Está a 50 kilómetros de Bucaramanga, pero vale la pena el viaje por la cantidad de atracciones que ofrece. Se te hará la boca agua. Hay espeleología, excursionismo, kayak, rafting, escalada, y esto es solo el principio de una larga lista. Un paraíso para los viajeros aventureros, y un sueño hecho realidad para los amantes de la naturaleza. Fue construido a lo largo (y debe su nombre) del Cañón Chicamocha, y las vistas que el cañón proporciona dejan sin aliento incluso si estás en la zona cubierta. Son diez veces más impresionantes si estás en el tranvía aéreo del parque, flotando justo en la garganta del cañón. El teleférico es otra alternativa, y también puede considerarse una atracción debido a lo extenso de su recorrido. Son 6,3 kilómetros, por lo que está entre los más largos de todo el mundo.
También hay muchos senderos que explorar y un museo improvisado al aire libre con muchas estructuras típicas del Departamento de Santander.

En llamas con colores

Difícilmente puede otro parque competir con Chicamocha en variedad de opciones disponibles para los visitantes, pero algunos lugares compensan esta falta de oferta ofreciendo experiencias de intensidad y profundidad. Uno de ellos no es ni siquiera un parque, sino un jardín, el Jardín Botánico Eloy Valenzuela, que se encuentra en la antes mencionada Floridablanca. Sus nueve hectáreas de espacio parece que estén en llamas debido a sus distintivas orquídeas de intensos colores, bambús y hierbas medicinales. Muchos lagos pueden presumir de contar con diversas plantas acuáticas que añadir al espectro. Un jardín de meditación japonés que acoge a los visitantes con silencio es la guinda proverbial del pastel.

Unas vacaciones volantes

Mientras que Chicamocha ofrece parapente, entre otras muchas aventuras al aire libre, hay sitios alrededor de Bucaramanga que proveen exclusivamente a los parapentistas. Uno de ellos es el lanzamiento Las Aquilas, que se encuentra en Ruitoque. El lugar cuenta con su propio hostel, y una reserva incluye no solo alojamiento y comida, sino también transporte a otros sitios para volar (bajo petición), para aquellos que quieran comparar experiencias. También puedes alojarte en una casa privada bien equipada, aunque es más caro.
Como la ciudad está muy cerca, puedes combinar vuelos por la mañana con tardes de relax y noches en Bucaramanga, lo que hará que tus vacaciones sean ideales si te encanta el deporte moderado.

Volar como bonus

El deporte extremo puede ser la actividad principal o una de las muchas al aire libre, pero también puede combinarse con una visita guiada casi regular; en este caso, una visita que empieza con una recogida en el aeropuerto de Bucaramanga y un alojamiento permanente en el Hotel Campestre. Desde ahí, a los turistas se les lleva por toda el área y se les ofrece una gran variedad donde elegir, como nadar en una piscina natural, y probar la comida típica de Santander en Menzuly, esquí acuático, equitación o visitar la "granja de un caballero" en Meza de Los Santos o en efecto, volar sobre el Cañón de Chicamocha. También se puede volar en tándem.

Déjate llevar

Puede ser difícil visitar cada uno de los parques de los 160 que hay en Bucaramanga, pero puede valer la pena visitar algunos de ellos e intentar verlos como los lugareños hacen. Puede que te encuentres con un amigo en el Parque Santander, donde muchos residentes de Bucaramanga eligen para quedar, o celebrar Nochevieja en el enormemente popular Parque del Agua, donde un gran árbol de navidad ilumina todo alrededor. Fuera de la época de navidad, es un bonito lugar lleno de estanques y fuentes en los que vale la pena sacar fotos.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
CO
Latitud :
7.11761
Longitud :
-73.13627
Huso horario :
America/Bogota
Universal Time :
UTC-5
Horario de verano :
N

Ciudades próximas

  • Floridablanca ~4 km
  • Girón ~5 km
  • Lebrija ~9 km
  • Rionegro ~16 km
  • Piedecuesta ~17 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

A pesar de su ubicación central, hay alguna distancia entre Bucaramanga y las otras grandes ciudades colombianas. Está a unos 400 kilómetros de la capital del país, Bogotá y Medellín mientras que se encuentra a 800 kilómetros entre Bucaramanga y Cali. Por ese motivo, los viajeros con prisa recurren al aeropuerto de Palonegro. Cuesta entre 70 y 110 dólares ir a Bogotá mientras que el precio a Medellín oscila entre 80 y 130. Los autobuses locales que pueden encontrarse en Carrera 15 conectan el aeropuerto con el centro de la ciudad, y un viaje en el llamado "colectivo" desde el Parque Santander cuesta 2$ y tarda menos que un autobús regular. 
Evidentemente, ir en cualquiera de los dos autobuses es mucho más barato. La conexión es regular, y un viaje en autobús a Bogotá dura 10 horas y cuesta 22$. Por algún motivo, un viaje algo más corto a Santa Marta (9 horas) es casi un 50% más caro (31$), y la ruta más larga es a Cartagena (12 horas for 36$). De las destinaciones importantes, la más cercana es Cucuta: cuesta 10$ y en 6 horas estás allí. Una ruta paisajística es un extra mientras que vale la pena abrigarse porque puede refrescar de noche. La terminal de autobús de Bucaramanga está en la parte sudoeste del centro de la ciudad.

El transporte en Bucaramanga

Aeropuerto internacional
Palonegro ~5 km