Localidad de Slagelse (Danmark)

dinamarca

Presentación

En la zona este de Dinamarca, en la isla de Selandia, encontramos la ciudad de Slagelse, a unos 100 km. de Copenhague. Es un destino elegido por los turistas que llegan a esta parte del país, ya que en sus inmediaciones se localiza la auténtica fortaleza vikinga de Trelleborg, de finales del siglo X. Además, su centro histórico también atrae a numerosos visitantes por su belleza y antigüedad. De hecho, Slagelse es una de las ciudades más antiguas de Dinamarca. En la actualidad es una urbe de tamaño medio, con 32.133 habitantes según datos del año 2012. Muy cerca está el puente de Storebaelt que une las islas de Selandia y Fionia, y que es el puente suspendido más largo del mundo.

La localidad de Slagelse pertenece (de mayor a menor) a la isla Danmark, a la región Sjælland y al municipio Slagelse.

La localidad de Slagelse tiene 32.133 habitantes (censo 2012).
El nombre inglés de la localidad es Slagelse, el nombre español es Slagelse.
La página web de Slagelse es http://www.slagelse.dk

Visitas destacadas

La fortaleza Trelleborg, el legado de los vikingos

La fortaleza vikinga de Trelleborg nos da una idea  de lo antigua que es la ciudad de Slagelse, una de las más viejas de Dinamarca. Esta fortaleza de estructura circular fue fundada a finales del siglo X, en torno al año 980, por el rey Harald Blåtand. A pesar de su antigüedad, es la mejor conservada de su clase en todo el mundo. Los otros dos castillos circulares que existen en el país, el de Fyrkat y el de Aggersborg, se encuentran en mucho peor estado. La visita a Trelleborg resulta realmente especial, ya que ofrece la posibilidad de ver de cerca el lugar en el que vivieron los vikingos. Además del interés de la propia construcción, merece la pena acercarse por la belleza del entorno en el que se esconde Trelleborg, en un lugar llamado Uttaranchal. Allí pueden verse los restos del castillo real de la fortaleza y después visitar el Museo de Trelleborg, en el que se guardan los hallazgos arqueológicos encontrados en el lugar, y también fidedignas reconstrucciones que nos acercan a la época en que vivieron los vikingos. También se organizan actividades culturales y eventos para niños.

Horario: el museo abre, de martes a domingo, durante los meses de abril, mayo, septiembre y octubre (de 10:00 a 16:00 h.), y junio, julio y agosto (de 10:00 a 17:00 h.). Lunes cerrado. Precio: entrada adultos, 13,40 €. Niños, 4 €.

El Museo de Slagelse

Si lo que nos apetece es conocer a fondo la cultura y la historia de Slagelse, además de pasear por sus calles, podemos visitar algunos de los museos de la ciudad, en especial aquellos que nos hablan de sus gentes y su forma de vida. Como el Museo de Slagelse (Broad Street, 11), fundado en 1978, que está dedicado al comercio y donde se representan más de una veintena de oficios propios de la ciudad. Resulta muy interesante comprobar cómo se han reunido y conservado numerosos objetos del pasado relacionados con la actividad comercial e industrial, de gran valor histórico y etnográfico. El Museo de Slagelse incluye una representación de una antigua tienda de comestibles como las que existían en la ciudad en el pasado. Otra parte del museo está dedicado a la figura de Hans Christian Andersen, e incluye escenas de la película documental “Young Andersen”.

Horario: durante los meses de julio y agosto, el museo abre lunes, miércoles y domingos, de 13:00 a 16:00 h., y sábados, de 10:00 a 13:00 h. El resto del año abre los miércoles y domingos, de 13:00 a 16:00 h., y los sábados, de 10:00 a 13:00 h. Tel.: +45 58 52 83 27.

El Monasterio de Antvorskov

Es otro de los lugares de interés histórico de Slagelse. Uno de los monasterios más importantes de Dinamarca, que pertenecía a la orden católica de San Juan de Jerusalén (de hecho, fue la sede de dicha orden en Escandinavia). La construcción data de finales del siglo XII, y el monasterio vivió un periodo de esplendor durante los siglos XIII y XIV, ya que recibía numerosas donaciones y llegó a poseer, además de las tierras que lo rodeaban, una enorme cantidad de territorios en todo el país. De hecho, en el año 1435 se estableció una abadía dependiente del monasterio en Maschenholt. Dada la buena situación económica, en la segunda mitad del siglo XV el monasterio sufrió algunas obras de reconstrucción, y también se amplió la iglesia de la abadía, dotándola de una nueva capilla. Tras la Reforma Protestante el monasterio se convirtió en una residencia real, y poco después cambió su nombre de “monasterio” a “castillo de Antvorskov”. Ya en el siglo XVIII, en 1717, el castillo fue ocupado por el ejército danés. Después pasó a manos del ministro Koes, quien ordenó derribar la iglesia. A finales del siglo XVIII se dividieron las tierras de Antvorskov entre nueve de las familias más nobles y poderosas de la zona. Cuando las últimas construcciones monásticas se derrumbaron, a principios del siglo XIX, las ruinas quedaron como un recuerdo de lo que fue este importante monasterio en el pasado.

Storebaelt, el puente suspendido más largo del mundo

Con casi 7 kilómetros de longitud, el puente Storebaelt es una obra maestra de la ingeniería, y el puente suspendido más largo de todo el mundo. Fue inaugurado en 1998 para unir la isla de Selandia (donde se ubica Slagelse y la capital del país, Copenhague) con la isla de Sprogo, y solamente se asienta en dos pilares centrales de 254 metros de altura que son los que sostienen los enormes cables de acero que sujetan el puente. Se trata de cables especiales creados con técnicas nuevas, y que tienen nada menos que 82 centímetros de diámetro. Gracias a estas innovaciones técnicas, hoy es posible cruzar por tierra los 13 kilómetros que tiene el estrecho de Great Belt que separa las islas de Selandia y Fionia. Justo en medio está la isla de Sprogo, por lo que el puente en realidad consta de dos puentes, el Puente Este y el Puente Oeste, que se unen en la isla central. A partir del año 1998 cuando comenzó a funcionar el puente, los transportes en la zona vivieron una auténtica revolución. Hasta aquel momento la única forma de llegar de una isla a otra era en ferry, con la consiguiente pérdida de tiempo y problemas que eso tenía. En la actualidad el puente está abierto las 24 horas del día, los 365 días del año.

La historia de Hans Christian Andersen en Slagelse

El famoso escritor Hans Christian Andersen vivió en Slagelse durante algunos años, cuando asistía a la Escuela Latina de la ciudad. Sin embargo, por escritos que han sobrevivido a la época, no pareció ser uno de los mejores momentos de su vida, ya que en esta escuela sufrió las humillaciones de los demás compañeros. Algunos de los objetos que utilizó Andersen, e incluso una de las aulas de la escuela, se pueden contemplar en el Museo de Slagelse. En cualquier caso, Andersen fue un gran viajero (es famosa su frase “viajar es vivir”) y recorrió la isla de Selandia de cabo a rabo, buscando inspiración para sus cuentos. Hans Christian Andersen nació el 2 de abril de 1805 en la ciudad de Odense, a unos 73 kilómetros de distancia de Slagelse. Korsor, Skaelskoer o Holksteinsborg fueron algunos de los lugares de la zona que Andersen visitó en sus viajes por Selandia.

El Museo de Skaelskoer

Este museo muestra un edificio tradicional, también conocido como la “Granja de Peder Reedtz”, que fue el propietario de la misma en el año 1580. En este museo se ofrece una visión muy fidedigna de cómo era la vida en la zona durante los últimos siglos. Se trata de aportar una visión de la historia de la ciudad, así como de la vida cotidiana de sus habitantes. Merece la pena acercarse si uno desea conocer en profundidad la esencia de esta parte del país.

Horario: durante las temporada de verano, el museo abre los viernes, de 11:00 a 16:00 h.; los sábados, de 10:00 a 13:00 h.; y los domingos, de 14:00 a 16:00 h. Lunes cerrado. Más información en el tel. + 45 5819 20 75.

Svendborg, en la isla de Fionia

Es la segunda ciudad más grande de la isla de Fionia, y se localiza a 74 km. de Slagelse. Una interesante salida que merece la pena planificar, y que nos brindará la oportunidad de conocer esta población danesa, residencia del escritor alemán Bertolt Brecht, quien pasó allí parte de su exilio durante la época de la Alemania nazi. Allí escribió su famoso libro “Poemas de Svendborg”. Además de pasear por la ciudad descubriendo su encanto, podemos visitar el puerto, el museo Naturama o disfrutar del Festival Internacional de Payasos, que se celebra en Svendborg cada año a mediados de mayo desde hace una década.

Odense, la ciudad de Hans Christian Andersen

La ciudad natal del famoso escritor, que tan ligado estuvo a Slagelse, se encuentra a unos 73 kilómetros de distancia, en la isla de Fionia, y se convierte en una buena alternativa para programar una salida. Allí podemos visitar la casa natal de Hans Christian Andersen, hoy convertida en museo, donde se guardan algunos manuscritos de sus obras. También es de interés la catedral gótica de San Canuto, que es una de las mayores del país y donde están enterrados los restos mortales del rey Canuto IV, patrono de Dinamarca. Merece la pena acercarse al Pueblo Fioniano, un museo al aire libre con unas 20 casas típicas de esta zona rural, perfectamente rehabilitadas.

Sprogo, una isla entre Selandia y Fionia

La isla de Sprogo es una pequeña porción de tierra que se localiza a medio camino entre la isla de Selandia y la Fionia. De hecho, Sprogo es el punto en que se unen los dos tramos del puente Storebaelt. Sin embargo, no es un lugar muy turístico, a pesar de su relevante posición estratégica. Cuando uno atraviesa el largo puente que une las dos islas de Selandia y Fionia, no es posible hacer una parada en la isla de Sprogo. Sin embargo, sí se puede contratar una visita guiada de unas 3 horas de duración para conocerla. Hoy es una reserva natural en la que residen unas 70 especies diferentes de aves.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
DK
Código postal :
4200
Latitud :
55.40211
Longitud :
11.35162
Huso horario :
Europe/Copenhagen
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- Por carretera: las carreteras danesas son buenas y modernas. Se puede llegar fácilmente hasta Slagelse conduciendo desde Copenhague, por ejemplo. Si se llega desde la isla de Fionia, hay que cruzar el estrecho Great Belt, a través del Puente de Storebaelt.  

- En avión: el Aeropuerto de Copenhague-Castra es el más cercano para llegar a Slagelse, y la principal vía de llegada para los turistas procedentes de otros países. Una vez allí, es sencillo llegar a la ciudad. A unos 100 km. de distancia de Slagelse, desde Copenhague se puede tomar un tren o un autobús directo.  

- En autobús: Slagelse es uno de los centros de la zona oeste de Selandia, por lo que está en numerosas rutas de autobuses hacia otras zonas del país.  

- En tren: la ciudad está en la línea ferroviaria entre Copenhague y Jutlandia, con trenes cada media hora. También hay trenes desde Slagelse a las ciudades danesas más importantes.     

- Transporte público y taxis: existen numerosas líneas de autobús que conectan los diferentes puntos de la ciudad. Una alternativa al transporte público es alquilar un coche, ya que las carreteras son buenas. Eso nos permitirá movernos con mayor libertad por la ciudad y sus alrededores.

El transporte en Slagelse

Otro medio de transporte
Kalundborg Flyveplads ~34 km