Localidad de Levice (Nitriansky kraj)

eslovaquia

Presentación

La ciudad de Levice está enclavada en el oeste de Eslovaquia, un país centroeuropeo rodeado por Hungría, Austria, la República Checa, Polonia y Ucrania. Y allí, a 110 kilómetros de la capital, la maravillosa Bratislava, encontramos la ciudad de Levice, situada junto al río Hron. La población de este lugar tan especial, que fue contabilizada en 34.844 habitantes en el año 2011, se ve incrementada cuando comienza la temporada de verano, pues son muchos los visitantes que acoge durante los meses de estío. Y no es raro, ya que posee muchos lugares interesantes para visitar, empezando por su imponente castillo. Por la belleza de sus calles recoletas, de sus muchas iglesias católicas y luteranas, y por el entorno en el que se localiza, Levice es uno de los destinos turísticos más destacados de Eslovaquia.

La localidad de Levice pertenece (de mayor a menor) al condado Nitriansky kraj, al distrito Levice y al municipio Levice.

La localidad de Levice cubre 15 km², tiene 244 habitantes (censo 2010) y una densidad de 16,27 habitantes por km². La altitud mínima es de 547 m, la altitud máxima es de 547 m.
El actual alcade de Levice es Ernesto Taretto.
El gentilicio para los habitantes de Levice es levicesi. El nombre francés de la localidad es Levice.
El Patrón de la localidad de Levice es Antoine le Grand. La página web de Levice es http://www.comune.levice.cn.it

Visitas destacadas

El Castillo de Levice

Sin duda, es la atracción más importante de Levice. El lugar al que todos los turistas se acercan durante su estancia en la ciudad. Una fortaleza que fue construida en piedra en el siglo XIII, y de la que hoy solamente se conservan algunas ruinas. Sin embargo, las autoridades municipales se esfuerzan por conservar estas ruinas como oro en paño, ya que están consideradas como el vestigio más destacado de Levice. El castillo fue levantado en lo alto de una colina rocosa, con el fin de dotarlo de unas buenas panorámicas de la zona, por un motivo estratégico. Desde el mismo momento de su construcción, el castillo cambió de propietarios con frecuencia, y fue destruido y vuelto a construir en varias ocasiones. En 1434 un incendio asoló la fortaleza, que volvió a ser reconstruida posteriormente. En el siglo XVI fue escenario de diversas batallas contra los turcos, quienes no pudieron conquistarlo. A principios del siglo XVIII, el interior permanecía totalmente arruinado, y en torno a 1970, cuando se decidió rescatarlo del olvido, tan solo quedaban las ruinas de la fortificación. La Casa de Campo de Dobó, dentro de los dominios del castillo, sí fue rehabilitada.

Horario: los meses de abril, mayo y octubre, el horario es de lunes a viernes, de 9:00 a 16:00 h. Sábados y domingos, de 10:00 a 16:00 h. De abril, junio a septiembre, de lunes a viernes, de 9:00 a 18:00 h. Sábados y domingos, de 10:00 a 18:00 h. De noviembre a marzo, de lunes a viernes, de 9:00 a 16:00 h. Domingos, de 10:00 a 16:00 h. Sábados cerrado. Tel.: 421 36 631 21 12. Web: www.muzeumlevice.sk

El Museo Tekov, un paseo por la historia de la ciudad

Se trata del museo más destacado de la ciudad. Fue creado en 1927 y desde entonces, su colección permanente no ha hecho otra cosa que crecer. Se han ido añadiendo numerosas piezas arqueológicas encontradas en la zona, así como objetos etnográficos como fotografías, pinturas, enseres y libros. Entre los tesoros del museo se contaban antiguos objetos procedentes de un viejo museo religioso y los tesoros particulares que Kolomana Kittemberger, aventurero y natural de Levice, trajo de sus muchos viajes por todo el mundo. En el año 1987 se trasladó parte del museo a la Casa de Campo Dobó que fue edificada en el siglo XVI dentro del castillo de Levice. Desde entonces, el museo centra su actividad en la investigación etnográfica e histórica. Son varias las exposiciones permanentes que pueden verse en el museo: una de ellas está dedicada a la historia de la farmacia en la zona, y reproduce una antigua farmacia de la década de 1970, con el mobiliario y los enseres originales de la época. Desde el año 2003, el museo incluye una interesante sección de arqueología, y también se exhibe una muestra de trajes populares.

Horario: abre todos los días. En abril y octubre, sábados cerrado. Precio: entrada general, 1 €.

La Reserva Natural Horšianska Dolina

Con 326 hectáreas de terreno, es la zona natural protegida más importante del distrito de Levice. Consiste en un valle que se localiza entre esta ciudad y la de Žemberovce, y que se extiende ocupando parte de los municipios de Levice, Krškany, Horsa, Kmeťovce y Žemberovce. Tiene la categoría de Reserva Natural desde el año 1976, cuando se le otorgó esta consideración con el objetivo de proteger tan bella zona natural de forma que se mantuviese lo más intacta posible a pesar del paso de los años. En el valle de Horšianska Dolina pueden verse acantilados de piedra de entre 20 y 30 metros de altura, que delimitan un cañón creado por el río Sikenica. Uno de los tesoros naturales más importantes del valle de Horšianska Dolina  es, sin duda, la gran riqueza botánica que encierra. Entre la vegetación, muy rica y diversa, que abunda en esta zona natural, destacan diferentes variedades de roble (como el roble adriático), el arce tártaro, el serbal, el cornejo europeo, etc., así como varias especies de rosas y espinos, entre otras especies arbustivas. También se dan en la zona especies vegetales como los allysum, xeranthemum, allium amarillo, festuca, etc.

La iglesia románica de Kalinčiakovo

Se trata de uno de los municipios más antiguos del distrito de Levice y, por lo tanto, merece una mención. Uno de los tesoros de Kalinčiakovo es su iglesia, que data del siglo XII, y que es una auténtica maravilla y el perfecto ejemplo de la arquitectura románica de la zona, por lo que resulta muy recomendable acercarse a conocerla. En el siglo XIX la iglesia fue reconstruida, reforzándose los muros de la nave y el ábside. Más tarde, en 1932, se reiniciaron las obras de reconstrucción y salieron a la luz el portal románico y la mampostería del ábside y la nave, que estaban tapadas con yeso. En torno a 1956 también se llevaron algunas obras de mantenimiento. Otro de los edificios históricos de Kalinčiakovo es una gran casa señorial de estilo barroco que fue construida en el siglo XVIII y remodelada en el siglo XIX, alrededor de 1820. Allí se estableció en el año 1824 la Escuela Secundaria Eslovaca. Desde tiempos remotos, los habitantes de Kalinčiakovo se han dedicado a la agricultura y a la ganadería, en especial al cultivo de cereales, legumbres, vides y también a la apicultura. Kalinčiakovo pertenece a Levice desde el año 1976.

Las viviendas en la roca de Brhlovce

Otra de las aldeas pertenecientes a Levice es Brhlovce, situado a menos de 10 kilómetros del núcleo urbano de la primera. Es un pequeño pueblo muy famoso por acoger en sus dominios unas singulares viviendas excavadas en la roca volcánica, totalmente subterráneas. Se cree que estas casas fueron construidas por los habitantes de esa zona de la región durante los siglos XVI y XVII con el objetivo principal de mantener el pueblo oculto y así protegerlo de las invasiones turcas que se produjeron en la zona durante esta época. Por esta razón se dedicaron a construir casas subterráneas que se han convertido en la actualidad en uno de los reclamos turísticos del lugar. En el año 2007 se inauguró el Museo Municipal de Brhlovce, donde se muestra la historia de la aldea y de sus curiosas viviendas escondidas bajo tierra. El museo abre sus puertas los lunes, jueves, sábados y domingos, de 9:00 a 12:00 h. y de 13:00 a 16:00 h. La entrada cuesta 0,70 € para los adultos, y 0,20€ para los niños.

La ciudad medieval de Banská Štiavnica

Es una de las excursiones más recomendables que pueden hacerse desde Levice. Se trata de una ciudad tan bella y especial que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. De hecho, se extendió esta categoría a la zona natural que circunda a la ciudad protagonizada por las colinas de Štiavnica, unas montañas de origen volcánico. En la zona hay varios yacimientos arqueológicos, uno de ellos en el centro histórico de la ciudad. Entre los muchos monumentos y lugares de interés que pueden verse en Banská Štiavnica destacan la plaza de la Santísima Trinidad, el edificio del Ayuntamiento o la iglesia de la Ascensión de la Virgen.

El Castillo Viejo de Banská Štiavnica

Lo que en el siglo XVI fue una fortaleza construida para proteger la ciudad de los ataques de las tropas invasoras turcas, fue en origen una basílica románica construida en el siglo XIII, la iglesia de Santa María. En el siglo XV se levantó una pared de piedra que protegiese la iglesia y en el siglo XVI fue convertida en un castillo. Se eliminó la bóveda que cubría la nave principal para crear el patio de la fortaleza y las paredes fueron reforzadas convenientemente. Hoy se le conoce como el Castillo Viejo. La ciudad posee también un Castillo Nuevo, construido entre los años 1564 y 1571.

El yacimiento arqueológico de Želiezovce

Muy cerca de Levice se localiza la pequeña aldea de Želiezovce. Se trata de una población muy antigua, que procede de un antiguo asentamiento de la Edad del Bronce. De hecho, allí se localiza un yacimiento arqueológico de gran importancia. Entre los lugares de interés de la ciudad destaca el palacio de estilo neoclásico que fue residencia del conde Johann Karl Esterházy. También puede verse en la localidad la Casa Shubert en la que residió el músico austríaco y donde compuso algunas de sus obras. Por último, otro de los edificios de interés de Želiezovce es su pequeña iglesia de estilo gótico, que resultó bastante dañada durante la Segunda Guerra Mundial.

La Ciudad Vieja de Bratislava

Es la capital de Eslovaquia. Una ciudad que se localiza al oeste del país, ya casi en la frontera con Austria, a orillas del Danubio. De hecho, tan sólo 60 kilómetros la separan de Viena. Merece la pena recorrer los 147 km. que separan Levice de Bratislava, aunque sólo sea por pasear un rato por la Ciudad Vieja, toda una experiencia monumental y artística donde las haya. También es recomendable acercarse al puerto fluvial y al Castillo de Bratislava, del siglo XV, en el que hoy está el Museo Nacional Eslovaco. Otros edificios interesantes que ver en Bratislava son el edificio de la Biblioteca de la Universidad, el palacio Grassalkovich o la catedral gótica de San Martín.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
SK
Código postal :
934-01
Latitud :
48.20376
Longitud :
18.60988
Huso horario :
Europe/Prague
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Géňa ~2 km
  • Dobogov ~4 km
  • Ladislavov Dvor ~4 km
  • Vyšné nad Hronom ~5 km
  • Kalinčiakovo ~4 km
  • Podlužany ~6 km
  • Dolná Seč ~5 km
  • Hronské Kľačany ~5 km
  • Turá ~6 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- Por carretera: las carreteras eslovacas están en buen estado, por regla general. La Autopista D1 cruza el país de este a oeste y conecta Bratislava con Nitra, por ejemplo. La Autopista D2 atraviesa Eslovaquia de Norte a Sur. Una ventaja es que las distancias entre las ciudades no son demasiado largas, por lo que el coche es un buen medio de transporte para moverse por el país. Para llegar a Levice hay que conducir por la Autopista D1 y tomar la salida de Nitra.  

- En avión: si el visitante desea llegar a Eslovaquia por el aire, tendrá que volar al Aeropuerto Milan Rastislav Stefánik en Bratislava. Desde allí, resulta sencillo tomar un autobús hasta Levice.    

- En autobús: existe una completa red de autobuses que conecta casi todas las ciudades y pueblos del país, operados por diferentes compañías, y que también llegan hasta Levice. Son una buena opción, cómoda y más barata que tomar el tren que, además, no llega a tantas ciudades. El único inconveniente es que las conexiones entre autobuses no son todo lo frecuentes que sería deseable.

- En tren: es fácil llegar en tren a Levice desde Bratislava o Kosice, aunque los trayectos son más caros que los de autobús.

- Transporte público y taxis: Levice es una ciudad asequible para recorrer caminando, pero si deseamos llegar un poco más lejos, siempre es posible tomar un autobús. Otra opción es alquilar un coche.