Localidad de Martin (Bratislavský kraj)

eslovaquia

Presentación

La ciudad de Martin se sitúa al norte de Eslovaquia, en la región de Turiec y cerca del río del mismo nombre, en un bello entorno natural rodeado de montañas. Y es que este núcleo urbano de aproximadamente 58.000 habitantes se esconde entre los picos de la cordillera Gran Fatra y Pequeña Fatra, lo que hace de la recoleta ciudad uno de los destinos preferidos por los amantes de la naturaleza y la montaña. Además de los muchos parques naturales que podemos encontrar muy cerca de Martin, existen otros alicientes para visitarla, como el importante Museo Nacional Eslovaco o un interesante museo de arquitectura típica del país. Martin es una ciudad de fácil acceso para los turistas, ya que está a medio camino en la autopista que conecta Bratislava con Košice.

La localidad de Martin pertenece (de mayor a menor) al condado Bratislavský kraj, al distrito Senec y al municipio Senec.

La localidad de Martin cubre 67,736 km². La altitud media es de 402 m.
El nombre francés de la localidad es Martin.
La página web de Martin es http://www.e-obce.sk

Visitas destacadas

El Museo Nacional Eslovaco

De entre los muchos tesoros que guarda la ciudad eslovaca de Martin, este museo es de los más importantes y no sólo desde una dimensión local, sino también a nivel nacional. Fue fundado en el año 1893 con el firme propósito de componer toda una colección que estudiase y divulgase la historia y las costumbres de esta parte de Eslovaquia. Así el museo comprende los ámbitos etnográficos, arqueológicos, históricos, artísticos, etc. Con el paso del tiempo la colección del museo ha ideo creciendo hasta llegar a los cerca de 150.000 objetos que posee en la actualidad. En el año 1961 se fusionó con el Museo de Eslovaquia en Bratislava, lo que supuso un importante espaldarazo que hizo crecer su relevancia y lo convirtió en uno de los museos más importantes de todo el país. Merece la pena mencionar el departamento dedicado al arte popular, con su colección de trajes típicos.

Horario: abre todos los días, excepto los lunes. De 9:00 a 17:00 h. Tel.: + 421 43/413 10 11, 413 10 12. E-mail: snm-em@bb.telecom.sk Precio: entrada general, 1 €. Niños, 0,50 €.

El Museo de Etnografía de Martin

Dentro de la sede del Museo Nacional Eslovaco en Martin se localiza una de las exposiciones etnográficas más importantes del país. Este departamento comenzó a cobrar relevancia después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se fue especializando en la documentación de la vida y la cultura de la población eslovaca. La exposición se ha ido formando en los años que van de 1933 a 1938. Desde el punto de vista temporal, abarca desde tiempos prehistóricos hasta la época actual. Esta parte del museo atesora numerosos objetos que ilustran cómo era la vida en la zona, cuáles eran los medios de subsistencia de la población, las técnicas de producción, las herramientas y tecnologías que usaban, así como otros temas más sociales como la gastronomía, las fiestas y el folclore, las costumbres, la forma de vestir, etc. La exposición se divide en diversos apartados, uno de los cuales se centra en el hombre y el suelo y, sobre todo, en el trabajo agrícola y el pastoreo. También hay espacios dedicados al hombre y la ropa, que se basa en el estudio de los trajes típicos eslovacos. Otra parte de la exposición analiza la forma de vida de los eslovacos en el extranjero.

Tel. de información: + 421 43/413 10 11. El horario del museo es de martes a domingo, de 9:00 a 17:00 h.

El Museo del Pueblo Eslovaco, cultura popular al aire libre

Es una de las atracciones más interesantes de Martin, que merece la pena conocer cuando se está pasando una temporada en la ciudad. Se trata de un museo al aire libre en el que el visitante puede descubrir la arquitectura popular, no sólo de esta zona de Eslovaquia, sino también de otras partes del país. Cada región está representada aquí por la construcción más característica. Así, en el Museo del Pueblo Eslovaco se pueden encontrar casas, ranchos, molinos… y un sinfín de edificios que se mantienen en perfecto estado de conservación. Además de edificios residenciales, también hay otro tipo de construcciones como establos, granjas, iglesias, hornos, etc. El recinto ocupa un terreno de alrededor de 28 hectáreas en el que se reúnen en torno a un centenar de construcciones características de la arquitectura eslovaca. A lo largo del año, especialmente en verano, el museo organiza diferentes actividades culturales y folclóricas en las que participan diferentes artistas y artesanos, que hacen demostraciones de sus oficios, algunos de ellos realmente antiguos.

El museo abre de martes a viernes y el domingo, de 10:00 a 14:30 h. Durante julio y agosto, abre todos los días, de 9:00 a 18:00 h. En mayo y junio, de martes a domingo, de 9:00 a 18:00 h. En septiembre y octubre, de martes a domingo de 9:00 a 17:00 h. Entrada general: 1,70 €. Más información en el tel. 432 45 81 11.

El Parque Nacional de Velka Fatra

Eslovaquia es un país lleno de maravillas naturales. Como el Parque Nacional del Gran Fatra, o de Velka Fatra como se llama es el idioma original. Estas montañas, de las más grandes del país, ocupan una zona que ya era considerada reserva natural a mediados del siglo XX, aunque no fue catalogada como zona protegida hasta el año 1973. En la actualidad, gracias a la belleza de sus paisajes, el Parque Nacional de Gran Fatra incluye 35 áreas protegidas entre bosques, humedales, prados y zonas rocosas. En todos ellos se da una fauna y una flora realmente especiales, con muchas especies en peligro de extinción, además de un interesante entramado de cuevas y fenómenos kársticos que también necesitan ser protegidos. Imponentes paredes de piedra y altos valles y cañones rocosos surcados por una especial red de senderos que harán las delicias de los amantes del senderismo y la naturaleza. También los apasionados de la espeleología encontrarán aquí un destino perfecto, ya que abundan las cuevas como la de Mažarná, Jelenecká o Tufna. En cuanto a la fauna de la zona, hay que destacar más de un centenar de especies de aves y en torno a 60 especies diferentes de mamíferos, entre los que hay linces, osos y lobos.

Más información en el tel. 043 428 45 03.

El Parque Nacional del Paraíso Eslovaco

Esta amplia zona natural protegida, declarada Parque Nacional en 1988, se localiza en el este de Eslovaquia, y ocupa un territorio de nada menos que 19.763 hectáreas. Las montañas que se pueden encontrar aquí tienen la particularidad de haber sido erosionadas por el agua y los agentes externos formando todo un universo espectacular de valles, cañones, caídas de agua y cuevas. En la actualidad toda la zona está preparada con puentes, senderos y escaleras que permiten recorrerla y disfrutar de su belleza. Los visitantes tienen que saltar riachuelos, pasar por pequeñas cataratas y subir y bajar por escaleras, en una excursión divertida e inolvidable. El Parque Nacional del Paraíso Eslovaco esconde en sus dominios un montón de rincones maravillosos, entre los que destaca, entre otros muchos, la cueva de hielo de Dobsina. En su interior hay paredes de hielo que superan los 25 metros de grosor. Otro de los lugares más destacados del parque es Klastorisko, a donde únicamente se puede llegar tras una buena caminata, ya que se localiza a 790 metros de altitud. Allí pueden verse las ruinas de un antiguo convento que está siendo reconstruido por voluntarios desde hace dos décadas.

Para acceder al parque hay que pagar una entrada de 7 € (niños menores de 15 años, 3,50 €). Tel. de información: 058/788 14 70.

El magnífico Castillo de Bratislava

Esta fortaleza es uno de los tesoros de Bratislava, casi podría decirse que es el más relevante. Un emblemático castillo medieval que fue en su día la sede de gobierno del Reino de Hungría. Se alza, orgulloso, en una meseta situada a más de 80 metros de altura por encima del río Danubio, en una colina que ha sido habitada desde las edades de Piedra y Bronce, por numerosos pueblos como los celtas, los pueblos eslavos, etc. Ya en el siglo XV experimentó algunos cambios que lo convirtieron en un castillo gótico y, después, fue transformado en un castillo renacentista en el siglo XVI, y en fortaleza barroca en el siglo XVII. En 1811 quedó destruido y permaneció en un estado ruinoso hasta 1950, año en el que comenzaron las obras de restauración.

La cueva Driny en Smolenice

En la localidad de Smolenice, a 196 km. de Martin, se localiza la cueva cárstica Driny, con una longitud de 680 metros. Para llegar hasta allí, se puede viajar en coche, y después hay que caminar durante unos 20 minutos hasta llegar al acceso a la cueva. Si se decide viajar en bus, la caminata desde la parada es de aproximadamente una hora.

La cueva permanece abierta al público de abril a octubre (los meses de abril, mayo, septiembre y octubre el horario es de 10:00 a 14:30 h. En junio, julio y agosto, abre de 10:00 a 17:00 h.).

El Castillo de Orava

Es una de las fortalezas más grandes de Eslovaquia. Construida con anterioridad, su apariencia actual es fruto de las múltiples transformaciones que sufrió entre los siglos XIII y XX. Aunque en su arquitectura predomina el estilo gótico, también tiene elementos románicos, renacentistas y barrocos. El castillo fue pasando por diferentes propietarios hasta inicios del siglo XIX, cuando fue derruido. El proceso de reconstrucción comenzó en el año 1906. Hoy acoge un museo muy antiguo (de hecho es uno de los primeros museos del país) en el que se guardan importantes colecciones arqueológicas, y donde también pueden verse diversas exposiciones de historia y etnografía. Allí se muestran los vestidos típicos de la región de Orava.

Los balnearios de Eslovaquia

Eslovaquia es un país con una larga tradición de aguas termales y con importantes balnearios cuya visita puede convertirse en un verdadero placer. El más afamado es el balneario de Piešťany, a unos 80 km. de Bratislava y a 147 km. de Martin. Se trata de un centro médico muy reconocido en el tratamiento de enfermedades como la artritis y males relacionados con el sistema nervioso. Pero el balneario más antiguo del país se localiza en Bardejov, a 238 km. de Martin. Se han encontrado escritos del siglo XIII en el que ya se mencionan las cualidades beneficiosas de las aguas de Bardejov. Además de otros personajes de la nobleza y la realeza europeas, se dice que la emperatriz Sissi permaneció en el balneario durante un mes.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
SK
Código postal :
903-01
Latitud :
48.26074
Longitud :
17.36293
Huso horario :
Europe/Prague
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Malý Biel ~4 km
  • Šenkvice ~4 km
  • Veľký Biel ~5 km
  • Blatné ~4 km
  • Senec ~5 km
  • Viničné ~5 km
  • Nová Ves pri Dunaji ~8 km
  • Boldog ~6 km
  • Tureň ~8 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- Por carretera: llegar en coche a Martin es una alternativa, a pesar de que las autopistas de Eslovaquia tienen trayectos reducidos. En Bratislava arranca la autopista D1 que conecta esta ciudad con Košice, la segunda urbe más grande del país. A medio camino aproximadamente se localiza Martin.  

- En avión: para llegar a Martin por aire se puede aterrizar en el Aeropuerto de Žilina, a 22 kilómetros de la ciudad. Otras opciones son los aeropuertos de Ostrava, a 91 km., o Piešťany, a 93 km.  

- En autobús: la red eslovaca de autobuses es amplia y eficaz, aunque algo anticuada. Poco a poco se va renovando la flota de vehículos. Los trayectos más destacados suelen ser frecuentados por numerosas personas, por lo que los servicios están un poco masificados.  

- En tren: es una estupenda forma de llegar a Martin, ya que la red ferroviaria de Eslovaquia es bastante buena. Una de las líneas principales es la que une Žilina con Košice. Cerca de la estación de Vrútky, a unos 3 kilómetros al sur, se localiza la ciudad de Martin.

El transporte en Martin

Aeropuerto internacional
M R Stefanik ~15 km
Otro medio de transporte
Malacky ~24 km