Localidad de Tallinn (Harjumaa)

estonia

Presentación

Al noroeste de Estonia, en el Golfo de Finlandia, se localiza la ciudad de Tallin, capital del estado y su centro económico y cultural. Repleta de tesoros arquitectónicos y artísticos, es uno de los enclaves más turísticos del país. Su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. Con 429.359 habitantes (según cifras de 2013) es la ciudad más poblada de Estonia. Además de sus muchos lugares de interés para el visitante, Tallin está rodeada por un espectacular entorno en el que no faltan los lagos y los parques naturales. La belleza de su paisaje es uno de los alicientes para visitar esta ciudad. Una buena época para descubrirla es en primavera, que allí es fresca pero seca. Los veranos suelen ser cálidos y lluviosos, y los inviernos son muy fríos.

La localidad de Tallinn pertenece (de mayor a menor) al condado Harjumaa y al cantón Tallinn.

La localidad de Tallinn cubre 159 km², tiene 424.445 habitantes (censo 2013) y una densidad de 2.669,47 habitantes por km². La altitud media es de 9 m.
El actual alcade de Tallinn es Edgar Savisaar (Estonian Centre Party) para el período 2007-2013.
El gentilicio para los habitantes de Tallinn es Tallinnois. El nombre francés de la localidad es Tallinn.
La página web de Tallinn es http://www.tallinn.ee

Visitas destacadas

El casco antiguo de Tallin, Patrimonio de la Humanidad

Quizás el mayor de los tesoros que esconde la ciudad sea el propio casco antiguo, una zona medieval que destila encanto y belleza, y que es uno de los lugares más turísticos de Tallin. De hecho, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. Y no es para menos, ya que se trata de la ciudad medieval mejor conservada de Europa. Es todo un placer pasear por sus calles al tiempo que se admiran los numerosos ejemplos de arquitectura medieval que posee, la mayoría de los siglos XIII, XIV y XV. Profundamente ligada a la Liga Hanseática (una confederación comercial establecida en la época medieval entre muchas ciudades del norte de Europa), aún pueden verse en Tallin numerosos edificios originales de la época, como casas, graneros, almacenes y bodegas. El casco histórico de Tallin se divide en dos partes diferenciadas: Vanalinn o Ciudad Vieja, con sus calles originales de adoquines y la Plaza del Ayuntamiento como centro neurálgico. La otra parte del casco histórico, la más alta, es Toompea que se asienta sobre una colina y que reúne edificios tan emblemáticos como la catedral de Alexander Nevski o el Parlamento de Estonia.  

La catedral ortodoxa de Alejandro Nevski

Ubicada en pleno casco histórico, concretamente en Toompea, la catedral de Alejandro Nevski (Lossi plats, 10) es uno de los monumentos más emblemáticos de Tallin. Se trata de una catedral ortodoxa que comenzó a edificarse en 1894 y se terminó en 1900, y que fue proyectada como símbolo de la dominación política, y también religiosa, del imperio ruso sobre la ciudad, ya que en aquella época Tallin formaba parte de Rusia. De hecho, el proyecto arquitectónico de la catedral, que corrió a cargo de Mikhail Preobrazhensky, se fundamentó en la arquitectura renacentista rusa. Posteriormente, durante la ocupación alemana de la ciudad, la catedral permaneció cerrada hasta 1945, cuando fue reabierta.   En el exterior destacan sus cúpulas, llamadas de cebolla por su característica forma, y posee un interior ricamente decorado con iconos y mosaicos. A finales del siglo XX la catedral experimentó una profunda restauración en la que se repararon las fachadas y el revestimiento de las cúpulas.

Horario: de mayo a septiembre, la catedral está abierta todos los días. De domingo a viernes, de 8:00 a 19:00 h. y sábados, de 8:00 a 20:00 h.
Tel.: +372 644 3484.
Web: www.nevsky.orthodox.ee
E-mail: nevsky@hot.ee

La Plaza del Ayuntamiento de Tallin

Ya desde la Edad Media, y hasta la época actual, la Plaza del Ayuntamiento (Raekoja plats) es el centro neurálgico del casco histórico de Tallin. Uno de los emplazamientos más importantes de la Ciudad Vieja que acaparaba la mayor parte de la vida comercial y social. Era el lugar donde se celebraba el mercado, por ejemplo. Hoy continúa siendo uno de los lugares más emblemáticos y frecuentados de la urbe, con una gran actividad sobre todo en verano, cuando se llena de las terrazas de los cafés y se celebran allí numerosos conciertos y ferias. En invierno, también merece una visita pues acoge uno de los mercadillos navideños más bonitos del país. Entre los edificios más destacados de la plaza, sobresale el Ayuntamiento, un edificio de estilo gótico tardío que fue construido entre 1371 y 1404. Está provisto de una altísima torre que alcanza los 64 metros de altura, y que está rematada en lo más alto con una veleta, el Vana Toomas, que representa a un viejo guerrero medieval y que se ha convertido en un símbolo de Tallin.

El Museo de Arte de Estonia

Es una visita imprescindible para todos aquellos turistas amantes del arte. El Museo de Arte de Estonia nació en torno a 1919 y guarda en su interior la mejor colección de obras artísticas del norte de Europa. En las cinco sedes que posee el museo en la ciudad de Tallin se pueden contemplar obras de los artistas estonios más representativos, tanto pintores como escultores, desde el siglo XVIII hasta la época actual. De todas las sedes, destaca el moderno edificio del Museo de Arte KUMU, diseñado por el arquitecto finlandés Pekka Vapaavuori, abierto en el año 2006 (34 A. Weizenbergi). También puede visitarse otra de las sedes del museo, en el palacio Kadriorg, donde se guarda el arte extranjero correspondiente a los siglos XVII y XVIII. Otras sucursales de este gran museo estonio son el Museo Niguliste, el Museo Adamson-Eric y la Casa-museo Kristjan Raud. El Museo de Arte de Estonia fue declarado Museo del Año en Europa en 2008.

Horario: de abril a septiembre, abre de martes a domingo, de 11:00 a 18:00 h., excepto los miércoles que abre de 11:00 a 20:00 h. Lunes cerrado. De octubre a marzo, cierra los lunes y los martes.
Tel.: +37 2602 6000.
Web: www.kumu.ee
E-mail: kumu.info@ekm.ee
Precio: entrada adultos, 5,50 €. Niños, 3,20 €

Los parques de Tallin, el tesoro verde de la ciudad

Tallin es una ciudad en la que abundan los parques. De hecho, toda la ciudad está rodeada de zonas verdes que le aportan una pincelada natural muy especial y enriquecedora. Uno de estos bellos parques es el parque Kadriorg, con unas 100 hectáreas de terreno, y donde se localiza el palacio del mismo nombre que es también la residencia presidencial. El palacio Kadriorg data del siglo XVIII, concretamente se construyó entre 1718 y 1736, y su artífice fue el italiano Niccolo Michetti. En el parque se estableció, además, una de las sedes del Museo de Arte de Estonia, concretamente la dedicada al arte extranjero. Sólo por visitar la exposición de pintura alemana, holandesa e italiana de los siglos XVII y XVIII en el palacio Kadriorg, ya queda justificada la visita al parque. Muy cerca está también el moderno edificio del KUMU. Otros parques destacados de la ciudad son el Jardín Botánico de Tallin, con más de 800 especies distintas de plantas, y el parque zoológico con unas 300 especies animales.

La naturaleza maravillosa del Parque Nacional Lahemaa

Uno de los tesoros más valiosos que posee Tallin es, sin duda, su entorno natural. Y esto puede extenderse a otras zonas de Estonia, un país de naturaleza y paisajes maravillosos. Una buena muestra es la cantidad de espectaculares parques naturales que posee, entre los que destaca el de Lahemaa, creado en 1971. Se localiza a unos 70 km. de Tallin y es el lugar perfecto para hacer una excursión. Allí encontraremos un entorno de bosques, pantanos y acantilados cerca del mar, salpicado de numerosas rutas de senderismo. 

Un día de playa en Kaberneeme

Este singular pueblo costero está bastante cerca de Tallin, a unos 40 km., y es un lugar ideal si queremos disfrutar de la playa y el mar. La belleza de este trozo de costa reside en que los frondosos bosques de pinos llegan casi hasta la misma orilla del mar, con lo que la belleza del lugar resulta espectacular. Dicen los estonios que no hay nada más romántico que contemplar la puesta de sol desde la playa de Kaberneeme, y seguro que no se equivocan. Sin embargo, este lugar no sólo atrae a parejas de enamorados, sino también a familias y a un público juvenil dispuesto a disfrutar del sol y la playa.   

Las cascadas más grandes de Estonia

Son las cataratas Jägala, todo un prodigio de la naturaleza que se han catalogado como las más grandes del país (con unos 8 metros de altura y 50 metros de anchura), y que se dibujan, dada su belleza, como uno de los destinos próximos a Tallin que el visitante no debe perderse. Se localizan bastante cerca de la capital, a unos 25 km., lo que viene a suponer un trayecto de aproximadamente 30 minutos en coche. Pueden visitarse tanto en verano como en invierno, cuando se congelan de forma asombrosa componiendo un auténtico espectáculo. Si las visitamos en cualquier otra época del año, hay que tener en cuenta que resultan especialmente bonitas bajo la luz del amanecer o del atardecer.

Pantanos y ciénagas en el Parque Nacional Soomaa

Soomaa significa en estonio “tierra de pantanos” y eso es precisamente lo que podemos encontrar en este parque natural situado a unos 100 km. al sur de Tallin: ciénagas, tierra inundada y espectaculares turberas. Un panorama especial y sorprendente que atrae a numerosos turistas al cabo del año, especialmente en la estación lluviosa, a pesar de que los trayectos por el parque han de hacerse en barco. Sin embargo, es entonces cuando la zona adquiere su mayor belleza. Gracias a que se trata de una zona muy controlada en la que la acción del hombre apenas se deja sentir, son muchas las especies animales que residen en el parque, desde alces y corzos a linces, jabalíes y osos.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
EE
Código postal :
10001
Latitud :
59.43480
Longitud :
24.74368
Huso horario :
Europe/Tallinn
Universal Time :
UTC+2
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Järveküla ~7 km
  • Peetri ~5 km
  • Kangru ~9 km
  • Tammejärve ~11 km
  • Miiduranna ~8 km
  • Pringi ~10 km
  • Männiku ~11 km
  • Haabneeme ~10 km
  • Assaku ~9 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- Por carretera: Tallin se conecta con otros países a través Letonia, por la autopista Vía Báltica, perteneciente a la ruta E-67 que une Praga con Helsinki.  

- En avión: el Aeropuerto de Tallin o de Ülemiste está a unos 4 km. del centro de la ciudad, y recibe vuelos procedentes de la mayoría de países europeos. Los traslados al centro de la ciudad pueden hacerse en autobús o taxi.  

- En autobús: existen varias líneas de autobuses que conectan Tallin con el resto de Europa, y que parten de la Estación Central de Autobuses, situada a unos 2 km. de casco histórico. También hay servicios de autobuses para viajar a las ciudades estonias más importantes, como Haapsalu, Narva o Tartu.   - En tren: la estación de trenes está en pleno centro de la ciudad y a ella llegan trenes procedentes de otros países, así como de otras regiones de Estonia, por lo que llegar en tren a Tallin es una buena opción.  

- En barco: en el puerto de Tallin hay una terminal de pasajeros desde la que parte, entre otros, el famoso ferry que lleva a Helsinki, a 80 km. de distancia. Tarda unas tres horas y media. Hay otras rutas que van a Estocolmo o a las islas Aland.  

- Transporte público y taxis: la ciudad cuenta con una buena red ferroviaria que conecta todos los barrios y ciudades de la periferia de Tallin. La red de autobuses urbanos, con 63 líneas, es bastante eficaz, sobre todo en las zonas en las que no funcionan el tranvía o el trolebús. Las cuatro líneas de tranvía de la ciudad recorren el casco antiguo, mientras que los trolebuses, con 8 líneas, operan en los distritos de la zona oeste. En cualquier caso, la mejor forma de visitar el casco histórico de Tallin es, sin duda, hacerlo a pie. Tomar un taxi tiene la desventaja de que no existe una tarifa regulada.

El transporte en Tallinn

Otro medio de transporte
Tallinn Linnahall Heliport ~2 km