Localidad de Tartu (Tartumaa)

estonia

Presentación

Deambule por las silenciosas calles adoquinadas, saboree un café en uno de los parques verdes y socialice con la alegre población estudiantil de la segunda ciudad de Estonia. Misericordiosamente a salvo de la sovietización de muchas otras ciudades del bloque soviético, aquí las calles alojan elegantes edificios del siglo XIX, llenas de muchas galerías de arte, fascinantes museos y cafeterías aburguesadas. Tartu es una ciudad intelectual e idealista, la más vieja de Estonia, con una población apenas debajo de los 10,000. Los ciudadanos educados hablan estonio, con el ruso como segunda lengua de los mayores y el inglés hablado por lo común entre los jóvenes. Desde 2011 la moneda es el euro y la ciudad se ubica en el huso horario de Europa del Este, UTC+2.

La localidad de Tartu pertenece (de mayor a menor) al condado Tartumaa y al cantón Tartu.

La localidad de Tartu cubre 38,86 km², tiene 103.284 habitantes (censo 2012) y una densidad de 2.657,85 habitantes por km². La altitud mínima es de 572 m, la altitud máxima es de 79 m, la altitud media es de 572 m.
El actual alcade de Tartu es Urmas Kruuse (Estonian Reform Party) para el período 2007-2013.
El gentilicio para los habitantes de Tartu es Tartuense y el idioma oficial de Tartu es Idioma estonio. El nombre francés de la localidad es Tartu, el nombre inglés de la localidad es Tartu.
El lema de Tartu es "Heade mõtete linn". La página web de Tartu es http://tartu.ee

Visitas destacadas

Compórtese lo mejor posible en la Universidad de Tartu

La Universidad de Tartu, fundada por el rey sueco Gustavo II Adolfo en 1632, es la institución educativa más ilustre de Estonia, con un quinto de su población formado por estudiantes. El impresionante edificio principal blanco neoclásico data del siglo XIX, cuando las infracciones a las leyes universitarias se castigaban algo más severamente que hoy. Los estudiantes que “ofendían la moral pública” con su conducta indecente y no regresaban los libros a tiempo a la biblioteca eran prontamente encerrados en la “cárcel del estudiante”, una suerte de prisión para bachilleres localizada en el desván. Muchos aburridos reclusos se rebelaron grabando mensajes e imágenes pueriles en las paredes, que todavía pueden verse. El Museo de Arte de la Universidad de Tartu ofrece recorridos fantásticos que incluyen la cárcel, el museo de arte y el gran salón de reuniones.

Vea la página web del museo de arte para más detalles: http://www.ut.ee/artmuseum/eng/for_tourist.html. Dirección: Calle Ülikooli 18. Teléfono: +372 7 737 5400. Horario de apertura de la cárcel: lunes a Viernes de 11am a 5pm.

Las excepcionales estatuas de terracota en la iglesia de San Juan

Siga la calle Ülikooli hacia el norte desde la universidad y encontrará la impresionante iglesia de San Juan (Jaani kirik), una iglesia luterana gótica de ladrillo que tiene casi 700 años y es famosa por los cientos de excepcionales figuras de terracota en los nichos alrededor del edificio. Algunos piensan que el elevado número de estas figuras, al igual que sus rasgos únicos, podrían indicar que se modelaron originalmente de varios habitantes locales. Sobrevivió el Gran Incendio de Tartu en 1775, que consumió casi 200 edificios aledaños, pero la iglesia fue casi destruida por las bombas soviéticas en 1944, junto con muchas de las figuras, que alguna vez fueron miles. Gracias a 16 años de renovación, y a dos nuevas campanas, llamadas Pedro y Pablo como los dos santos patronos de la ciudad, la iglesia está abierta una vez más. Adentro, los altos muros de ladrillo aún muestran las huellas de la destrucción, pero la luz que los inunda y los arcos bellamente proporcionados le dejan al visitante una sensación de esperanza renovada.

Dirección: Jaani 5. Teléfono: +372 744 2229. Horario de apertura: martes a sábado de 10am a 6pm. 

El Museo Nacional de Estonia

Siendo Tartu la gran ciudad del conocimiento en Estonia, es tal vez lógico que posea la más rica e impresionante colección de piezas de cultura folclórica del país en el Museo Nacional de Estonia. De hecho, hay más de dos millones de objetos en el museo que ofrecen una fascinante perspectiva de la historia y la cultura estonia. Dedicados a la herencia del folclorista Jakob Hurt, las primeras piezas se recogieron originalmente a fines del siglo XIX. El museo de arte abrió sus puertas en 1922 y en breve se le reconoció como el mejor del país, con edificios por todo Tartu. Un nuevo edificio vanguardista ha sido recientemente designado para albergar el museo, al igual que para ofrecer un lugar de conferencias y un cine, lo que pone al Museo Nacional de Estonia en el siglo XXI. Sus notables exposiciones incluyen la increíble gama de trajes típicos estonios y otros textiles como tapetes tejidos a mano y manteles de lino finamente bordados. Hay también una gran colección de jarras de cerveza cinceladas, que nos dan un conocimiento único de la vida cotidiana.

Dirección: calle Kuperjanovi 9. Teléfono: +372 735 0445. Horario de apertura: martes a domingo de 11am a 6pm. Entrada: adultos 2€, niños 1.5€.

El parque Toomemägi, cuna de la ciudad

Este parque en lo alto de una colina con un paisaje placentero, senderos pequeños que serpentean líricamente entre los árboles, fue alguna vez la razón misma de la existencia de Tartu, al ofrecer un bastión defensivo alrededor de los siglos V o VI. Levantándose sobre la ciudad vieja, la colina se corona con la gran catedral gótica, construida por los caballeros teutónicos en el siglo XIII, junto con un viejo observatorio construido en 1810. La catedral ha tenido una historia difícil, destruida, saqueada, e incluso usada como granero, pero ahora aloja el interesante Museo de Historia de la Universidad. Entre las exposiciones puede encontrar una reconstrucción de una vieja sala de autopsias, que arroja luz sobre los empeños de los científicos por entender el cuerpo humano. Observe también los dos puentes más viejos de la ciudad, el Puente del Ángel, que data de 1838, y el Puente del Diablo, de 1913. La primera vez que camine sobre el Puente del Ángel, debe pedir un deseo; la gente del lugar dice que se hará realidad. Es tal vez mejor evitar desear cualquier cosa en el Puente del Diablo. Debe de encontrar el parque, pues está justo detrás de la plaza central. 

Supilinn, el pueblo de la sopa

Dese una vuelta por el colorido y expresivo Supilinn, el histórico barrio pobre de Tartu. Uno de los últimos barrios pobres del siglo XIX todavía en pie en Europa, Supilinn toma su nombre de las calles, cada uno con un nombre distinto de sopa. De la Papa y los Chícharos al Frijol, las Moras y el Melón, los caminos son a veces un poco más que callejones y en el pasado a menudo se inundaban porque toda el área se encuentra en tierras bajas pantanosas. Eso no detuvo a los residentes en su alocada diversión bohemia y la zona pronto adquirió mala reputación por sus mujeres fáciles y su licor fuerte. Después de sobrevivir el bombardeo en la guerra, la zona vive ahora un lento proceso de aburguesamiento, pues a muchos residentes de Tartu les parece buena idea tomar posesión de estos bellos edificios de madera y participar en la vibrante comunidad local, donde hay todo tipo de actividades en el año, incluido un festival de otoño. Deambule por las calles, vea los pequeños jardines negros con su leña apilada y ropa secándose al viento. Supilinn se ubica al norte del centro de la ciudad, en la orilla derecha del río Emajõgi, ahora protegido por diques de contención.

El pinturesco pueblo de Otepää

A sólo 44 km sur de Tartu, la pequeña y linda Otepää se ubica entre bosques escénicos, colinas ondulantes y hermosos y limpios ríos. Es un sitio favorito de los estonios. Venga en el verano, cuando muchos residentes de Tartu salen de la ciudad para disfrutar de un paseo, del ciclismo y la natación, y también para absorber el maravilloso paisaje. Es en invierno cuando Otepää llega a su plenitud, con un centro de esquí que se ganado el sobrenombre de “los alpes estonios”. El autobús 71 lo llevará ahí.

Pärnu, la ciudad de la fiesta veraniega de Estonia

Si Otepää es la capital invernal, Pärnu es la capital veraniega de Estonia. Aquí las ondulantes dunas, las hermosas playas blancas y una atmósfera festiva se unen con la historia del lugar como balneario para la salud y la hacen un destino popular. La Universidad de Tartu tiene todavía un campus secundario aquí y hay un festival medieval y una feria artesanal todos los veranos. Se encuentra alrededor de 150 km de Tartu, pero hay un autobús que toma un par de horas y cuesta aproximadamente 10€.

Piirissaar, una isla remota refugio de los enigmáticos viejos creyentes

La pequeña isla, ubicada en el lago Peipus, se habitó por primera vez en el siglo XVIII por un grupo de Viejos creyentes rusos, cristianos ortodoxos estrictos y austeros que buscaban una vida simple y evitar el reclutamiento militar. Hoy la mayoría de los habitantes de la isla todavía profesa esta religión, vive vidas tranquilas en pequeñas casas de madera brillantes, pescando y cuidando sus pequeños y fértiles jardines. Tome un transbordador de Tartu Sadam AS (http://www.tartusadam.ee/eng/).

Tallinn, la hermosa y vibrante capital de Estonia

Las capitales no son más impresionantes que el Tallinn de ensueño, que afortunadamente ha escapado del turismo común y retiene su antiguo encanto y atmósfera relajada. Los antiguos castillos, las iglesias medievales y una pujante vida nocturna y una cultura de café, junto con música, teatro y arte vibrantes se combinan para hacer de Tallinn uno de las más encantadoras ciudades de Europa. Tome un autobús o un tren de Tartu, que no cuestan más de 15€.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
EE
Código postal :
50050
Latitud :
58.37852
Longitud :
26.72258
Huso horario :
Europe/Tallinn
Universal Time :
UTC+2
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Nigula ~2 km
  • Tähtvere ~1 km
  • Elva ~2 km
  • Vahi ~3 km
  • Soinaste ~5 km
  • Tila ~4 km
  • Kandiküla ~3 km
  • Ülenurme ~6 km
  • Lemmatsi ~4 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

El aeropuerto de Tartu, a sólo 10 km del centro de la ciudad, tiene apenas un vuelo a Helsinki y el autobús al aeropuerto cuesta 4€. La mayoría de los turistas que llegan por aire lo hace a Tallinn, a 180 km, o a Riga, a 250 km. El aeropuerto de Tallinn se conecta con autobuses expresos a Tartu, pero debe comprar el boleto en línea por adelantado. Los autobuses de Tallinn cuestan alrededor de 8 a 11€, mientras los dos autobuses diarios de Riga cuestan de 15 a 18€. También puede hacer un recorrido de autobús de 18 horas por Eurolines desde Kiev por 45€. La estación de tren de Tartu se encuentra a un kilómetro del centro de la ciudad; Edelarautee opera varios trenes diarios desde Tallinn. El viaje toma de 2.5 a 3.5 horas y cuesta de 9 a 13€. También hay un tren a Pechory, Rusia, y a otros destinos internacionales. Tartu Sadam AS opera transbordadores en el lago Piekus y el lago Lämmijärv. En la ciudad, caminar es la mejor manera de explorar el bello viejo centro. Súbase a un autobús si quiere desplazarse lejos. Go Bus Tartu y AS Sebe son los operadores, con boletos desde 0.75€. Usted puede también rentar una bicicleta en Rattarent Tartus.