Localidad de Siófok (Dél-Dunántúl)

hungria

Presentación

A orillas del lago Balaton, en su costa sur, encontramos uno de los destinos turísticos más visitados de Hungría. Una pequeña ciudad en el condado de Somogy de unos 25.000 habitantes que se multiplican durante la temporada estival. Y no es extraño, ya que Siófok tiene muchísimos alicientes para acercarse a conocerla: además de sus playas en el lago y de la naturaleza que la rodea, en la ciudad se vive un animado ambiente de ocio y diversión, sobre todo en verano. Fuera de la época más turística, Siófok es un destino tranquilo, muy recomendable para aquellos que buscan paz y relax. Con un clima bastante caluroso en los meses de julio y agosto (la temperatura puede llegar a los 38 ºC), la mejor época para visitar Siófok es en los meses de mayo o septiembre, cuando las temperaturas son cálidas, aunque no en exceso.  

La localidad de Siófok pertenece (de mayor a menor) a la región Dél-Dunántúl y al condado Somogy.

La localidad de Siófok tiene 24.221 habitantes (censo 2004). La altitud máxima es de 124 m.
El nombre español es Siófok.
La página web de Siófok es http://www.siofok.hu

Visitas destacadas

Las playas de Siófok

La situación geográfica de la ciudad, a orillas del lago Balaton, le confiere uno de sus mayores encantos naturales, y uno de los reclamos turísticos que más visitantes atrae: sus increíbles playas en el lago. La mayoría de estas playas son de acceso libre, aunque algunos hoteles cuentan con playas privadas. Sin embargo, aunque durante la temporada alta veraniega puedan llegar a llenarse de bañistas, siempre es posible encontrar un buen sitio para disfrutar del agua y del sol. La playa principal, con sus 17 kilómetros de longitud, es la más larga del entorno. El lago Balatón, debido a su escasa profundidad, se calienta rápidamente con los rayos del sol, por lo que la temperatura del agua es más que agradable en el verano. Uno de los atractivos de las playas de Siófok es la posibilidad de realizar en ellas todo tipo de actividades acuáticas y deportes náuticos. En la playa principal hay, incluso, grandes toboganes de agua y castillos para saltar que encantarán a los niños.

El lago Balaton, un mar interior

Este maravilloso lago del interior de Hungría es una de las maravillas naturales del país. Es el lago de agua dulce más grande del centro de Europa, con su forma alargada y su superficie de 594 kilómetros cuadrados. La profundidad media de sus aguas está alrededor de los 3 metros. Aunque en verano todo su diámetro se llena de centenares de turistas que se acercan a disfrutar del agua y a tomar el sol, las orillas del lago difieren bastante: mientras que la zona sur, en la que está Siófok, es más turística y abundan los grandes hoteles, la orilla norte es más sencilla y tranquila, con poblaciones más pequeñas y entornos naturales perfectos para descubrir. Además de nadar en sus cálidas aguas (la temperatura media del agua en verano es de 25 ºC), en el lago es posible realizar otras muchas actividades acuáticas como navegar, pescar y practicar otros deportes acuáticos. Otro de los alicientes del lago es descubrir los bellísimos lugares naturales que lo rodean. Los amantes del senderismo tienen aquí un auténtico paraíso.

El Parque Jókai, el más grande de la ciudad

Siófok cuenta con varios parques y amplias zonas verdes que contribuyen a aumentar su encanto. El más grande de todos ellos es el Parque Jókai, una maravilla natural situada en pleno centro de la ciudad, que tiene unas dimensiones de 4,6 acres de terreno. En el lugar que ahora ocupa el parque, existía anteriormente el antiguo hipódromo de la ciudad. Hoy el Parque Jókai es el lugar perfecto para pasear, disfrutando de la visión de sus cientos de hermosas flores. Además de un bellísimo jardín japonés y otro de estilo inglés, muy romántico y especial, en este parque se puede encontrar un pequeño estanque. El parque Jókai forma parte de los encantos naturales de la ciudad, que cuenta con otras zonas verdes de gran belleza. De hecho, en el año 1996 Siófok ganó un concurso que, bajo el nombre de “Flowered Hungary”, premiaba a las ciudades más floridas del país. Al año siguiente, en 1997, logró distinguirse con la medalla de oro de las ciudades europeas más verdes.
Horario: abierto todo el año.
Tel.: +36 (84) 310117

La iglesia Luterana de Siófok, arquitectura singular

Sin duda alguna, es uno de los edificios más curiosos de la ciudad, sino el que más, debido a su arquitectura especial. La iglesia luterana de Siófok (Oulu Park) es una obra de estilo singular, que fue proyectada y construida por el arquitecto Imre Makovecz en el año 1986. Las obras de Makovecz se caracterizan por su diseño moderno, pero creado a partir de las bases de la arquitectura tradicional. Merece la pena acercarse a visitarla, ya que sus formas arquitectónicas son realmente inusuales. Está realizada principalmente con la madera como material de construcción protagonista, una caracyterística que define los edificios creados por Imre Makovecz. La torre de la iglesia, en su parte superior, lleva una cruz que parece surgir del árbol de la vida. En la portada principal, sobre la puerta de acceso, dos grandes alas de ángel parecen querer extender su protección sobre los fieles que acuden al templo. La iglesia, además de su entrada principal, dispone de otros tres accesos, y de una capacidad para 120 personas. En el interior, destaca la escultura llamada “El Resucitado”, obra de László Peterffy, situada sobre el altar mayor. La iglesia se utiliza habitualmente como lugar de celebración de conciertos de órgano. Existe la posibilidad de contratar visitas guiadas. Más información en el tel.: 06 84 310 549.    

El Parque del Milenio, verdor en el centro urbano

Es otra de las grandes zonas verdes que posee Siófok, y se ubica en el centro mismo de la ciudad, muy cerca de la estación del tren. Es un lugar al que no solamente acuden los turistas que están de paso en Siófok, sino también muchos de sus residentes, cuando desean dar un buen paseo al aire libre.  El Parque del Milenio fue construido en el año 1904 y tiene una extensión de 16.000 metros cuadrados. Además de sus muchos atractivos naturales y botánicos que saltan a la vista, el parque encierra otros tesoros que merece la pena contemplar. Como un monumento a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, obra del artista Sándor Kiss. Además, en el parque hay un pabellón musical en el que se puede contemplar una estatua del famoso compositor húngaro Imre Kálmán, nacido en Siófok. En esta parte del Parque del Milenio se celebran de forma habitual veladas musicales durante los meses de verano.

Tihany, en la orilla norte del Balaton

Esta pequeña localidad húngara se sitúa al otro lado del lago Balatón, en la orilla norte. Está a unos 20 km. de Siófok y está llena de lugares interesantes, como el lago volcánico interior Belso-tó. En el pueblo puede visitarse una abadía benedictina del siglo XI, de gran importancia artística e histórica, que fue reconstruida en estilo barroco en el siglo XVIII. Desde Siófok se puede llegar a Tihany en barco, atravesando el lago Balaton, o rodearlo para ir en coche. De cualquier manera, Tihany es una de las excursiones interesantes que pueden hacerse cuando uno está pasando unos días en la zona.  

Balatonfüred, elegancia arquitectónica

De todas las ciudades que rodean al lago Balaton, Balatonfüred, situada a 54 km. de Siófok, es una de las más grandes. Se trata de un enclave urbano de gran belleza y elegancia barroca, lleno de parques y calles animadas repletas de edificios señoriales, cafés y restaurantes. Se sitúa, como Tihany, en la orilla norte, y es una de las ciudades más visitadas de la zona. Pasear por sus amplias avenidas y bulevares, y contemplar desde ella las espectaculares vistas de la península de Tihany es una maravillosa experiencia.  

Keszthely y el Palacio de Festetics

Es otra de las ciudades importantes de la zona, a 85 km. de Siófok. Ubicada en la orilla occidental del lago Balaton, es una ciudad muy antigua, que guarda importantes tesoros arquitectónicos de estilo gótico y barroco, entre otros. Una de estas joyas es el Palacio de Festetics, un imponente edificio barroco del siglo XVIII, que es considerado como la mayor atracción de la ciudad. Y no es para menos, dada su belleza. Es uno de los castillos más grandes de todo el país, y actualmente alberga el Museo del Castillo Helikon.

Badacsony, tierra de vinos

Además de conocer las ciudades más destacadas que se emplazan en las orillas del lago Balaton, una de las regiones que pueden visitarse en los alrededores de Siófok es Badacsony, localizada al norte del lago. Se trata de una zona de gran fama vinícola, que ofrece al turista grandes alicientes, entre ellos, conocer sus bodegas y pasear entre los antiguos viñedos (algunos de los cuales datan de la época romana). En Badacsony se localizan también unas espectaculares montañas de basalto donde se puede contemplar la flora y fauna de la zona.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
HU
Código postal :
8600
Latitud :
46.91523
Longitud :
18.07694
Huso horario :
Europe/Budapest
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- En avión: para viajar hasta la ciudad en avión existen varias opciones: el Aeropuerto Internacional Franz Liszt de Budapest está a 140 k. de Siófok, por lo que es una alternativa más que recomendable. También se puede volar al Aeropuerto Héviz Balaton, más pequeño, desde la mayoría de los países europeos. Se localiza a una hora en coche.     

- En autobús: existe una red de autobuses regulares que conectan Siófok con las principales ciudades de Hungría.  

- En tren: viajar a la ciudad en tren desde Budapest es muy fácil y cómodo. El trayecto dura aproximadamente una hora y media, y existe una alta frecuencia de trenes. Además, esta forma de llegar a la ciudad cuenta con la ventaja de ser realmente barata, como el resto del transporte público en Hungría. El viaje de Budapest a Siófok cuesta unos 7,5 €.   

- Por carretera: conducir hasta la ciudad no supone ninguna dificultad, dado el buen estado de la red viaria húngara. Para llegar a Siófok hay que tomar la autopista M7, o también la carretera nacional 7.   

- Transporte público y taxis: aunque no demasiado grande, la ciudad está bastante extendida geográficamente hablando, por lo que conviene disponer de un medio de locomoción. Alquilar una bicicleta sería la solución perfecta, lo que puede hacerse por unos 8 € al día. No se recomienda alquilar un coche, por la dificultad que entraña aparcar, sobre todo en temporada alta. Siófok cuenta con una red de autobuses locales bastante eficaz. El billete cuesta 1,5 €. Los taxis funcionan con una tarifa única de entre 10 y 15 € por viaje, independientemente de la distancia recorrida. Por otro lado, la mayoría de las ciudades que se localizan en las orillas del lago Balaton son accesibles en barco desde Siófok, un estupendo y económico medio de transporte.