Localidad de Nusa Dua (Bali)

indonesia

Presentación

El destino perfecto para unas vacaciones de sol y playa está en Nusa Dua, un lugar paradisíaco en la zona sur de la isla de Bali, en Indonesia. Allí el turista encontrará playas casi vírgenes de belleza sin igual, de arena blanca y fina y aguas transparentes. Además, aunque es una zona turística, aún conserva parte de la tranquilidad que tenía en origen. Está a 40 km. de la capital de Bali, Denpasar, y muy cerca de interesantes lugares que visitar y, además, en la zona se pueden realizar todo tipo de actividades acuáticas. Cualquier época es buena para visitar Nusa Dua, dado su clima tropical de temperaturas cálidas durante todo el año. Sin embargo, diciembre y enero pueden ser meses bastante lluviosos.

La localidad de Nusa Dua pertenece (de mayor a menor) a la provincia Bali y a la regencia Badung.

Visitas destacadas

La playa de Geger, de aguas tranquilas y carácter familiar

Es la playa de Nusa Dua por excelencia, un magnífico arenal de aguas limpias y azules que, además, no tienen demasiada profundidad, por lo que son perfectas para toda la familia, especialmente si se viaja con niños pequeños. Es muy segura para nadar y ofrece todas las comodidades de una playa de primer orden, desde grandes y cómodas tumbonas para alquilar, hasta un club de playa con un excelente restaurante. Por todos estos motivos, y por su espectacular belleza, Geger es un lugar idóneo para disfrutar del mar y del sol. Como sus aguas son tranquilas y claras, es también una buena playa para practicar el snorkel y el buceo a pulmón. En la playa de Geger, orientada al este y sin la protección de un cercano arrecife, corre generalmente una brisa fresca, aunque la temperatura del agua es cálida e invita al baño. Sin duda, uno de los alicientes para viajar a Nusa Dua.

Museo Pasifika, el mejor arte balinés

Además de disfrutar de espectaculares días de playa, Nusa Dua ofrece mucho más al turista. Es posible programar un gran número de actividades lúdicas y culturales en la zona, como la visita al Museo Pasifika (Blok P, APMS Nusa Dua), un gran desconocido. Un centro cultural en el que se puede disfrutar del mejor arte de la isla de Bali, así como de obras procedentes del sudeste de Asia. En el museo, fundado en el año 2006, se programan, además de exposiciones de reconocidos pintores locales, muestras de la obra de artistas europeos afincados en Bali. La colección permanente guarda obras de pintores de la talla de Paul Gauguin, Theo Meier o Rudolf Bonnet, entre otros. En total, más de 600 obras de 200 artistas procedentes de 25 países distintos. Una variedad que merece la pena descubrir.
Horario: todos los días, de 10:00 a 6:00 h.
Tel.: +62 361 774 935
Email: info@museum-pasifika.com
Precio: entrada general, 4 €.

Isla Serangan, un refugio para las tortugas

Una de las zonas de Nusa Dua que merece la pena conocer es la isla Serangan (en español Isla Tortuga), accesible en barco. Tal y como indica su nombre, se trata de un lugar de conservación de las tortugas, donde se protegen sus huevos a cubierto hasta el momento de su eclosión y después se libera a las crías en las playas de la isla. La isla era un lugar de anidación de estos animales desde hace siglos, pero como han sido muy apreciadas para el consumo humano, los cazadores furtivos acechaban tanto a las tortugas como a los huevos. El daño hacia los ejemplares llego a ser tan grande que en 1999 se aprobó una ley que prohíbe terminantemente capturar, comercializar o consumir tortugas. Ahora la isla es un refugio para estos animales, donde se las protege y ayuda. Las embarcaciones en las que llegan los turistas suelen tener el fondo de cristal, lo que permite ver a los ejemplares en su hábitat natural. Pero no solo se pueden ver tortugas en Serangan. También hay especies de reptiles, aves y murciélagos. Además, en la isla se puede visitar el templo sagrado de Pura Sakenan.  

Tanjung Benoa, pueblo de pescadores

La península de Tanjung Benoa, al norte de Nusa Dua, solamente se separa de este lugar por una franja de terreno de unos 7 km. de longitud, por lo que se puede llegar dando un agradable paseo. Allí está el núcleo urbano de Benoa, un pequeño pueblo de pescadores al que merece la pena acercarse. Es interesante ver como los pescadores venden sus capturas en el mercado del pueblo, Pasar Desa Paktaman. En Benoa se puede visitar un templo hindú y un templo chino, el Klenteng Caos Eng Bio, uno de los templos chinos más antiguos de la isla. Actualmente la zona se ha preparado para acoger al turismo que llega a la isla y hay un gran número de alojamientos y hoteles, aunque menos exclusivos que en Nusa Dua. El antiguo Puerto Benoa, en el que atracaban pequeñas embarcaciones, se convirtió en 2012 en la Terminal Internacional de Cruceros de Benoa, desde donde embarcan y desembarcan los pasajeros de los cruceros que operan por la zona. La playa de Tanjung Benoa, de gran belleza, es además apropiada para realizar deportes acuáticos no motorizados.

¿Actividades acuáticas o relajarse en un spa?

Una manera interesante de pasar el tiempo en Nusa Dua es, sin duda, disfrutar de las actividades acuáticas que ofrece la zona, entre las que el buceo es de las más destacadas. Son muchas las empresas privadas que organizan este tipo de actividades, y los precios apenas varían de unas a otras. El precio incluye los traslados a la zona donde se realice la actividad y, por supuesto, el alquiler del material necesario. Y después de la diversión, no hay nada como un buen tratamiento en cualquiera de los estupendos spas que hay en Nusa Dua. La mayoría de los hoteles de lujo, tan abundantes en la zona, disponen de instalaciones de spa e incluyen entre sus servicios el disfrute de las mismas. Entre los tratamientos más célebres están los masajes balineses, el masaje con piedras, etc. Además, se puede disfrutar de otros tratamientos de belleza adicionales.

Templo Uluwatu, en lo alto de un acantilado sobre el mar

El templo Pura Uluwatu, situado cerca de Nusa Dua (a 19 km.), es uno de los más destacados de Bali. Era un templo pequeño, pero se amplió en el siglo XI. Lo realmente sorprendente, más que el templo en sí mismo, es el lugar en el que se ubica, encaramado a un acantilado de 70 metros de altura, con las olas del mar batiendo abajo. La belleza del lugar es impresionante. Una de las particularidades del templo Uluwatu es que está habitado por traviesos monos dispuestos a quedarse con las pertenencias de los visitantes, por lo que hay que estar atentos. La visita al templo incluye los jardines, de gran belleza. Los patios centrales solo pueden visitarse durante los rituales especiales. Precio: entrada general, 1,30 €. Hay que vestirse convenientemente para entrar al templo, pero hay pareos de alquiler en la entrada.

Parque Cultural Garuda Wisnu Kencana

Situado en un terreno natural de 240 hectáreas, el Parque Cultural Garuda Wisnu Kencana se localiza en Jimbaran, al sur de la isla. Está dedicado al dios hindú Vishnu y a Garuda, el mítico pájaro que le acompaña. Dispone de diversas instalaciones como un anfitreatro, una sala de exposiciones, el Estanque del Loto, y la terraza Jendela Bali, además de una gran estatua del Wisnu y Garuda. Todo ello en un paraje natural de gran belleza que encandila al visitante. Horario: de 8:00 a 20:00 h. Precio: turistas, 4,5 €. Visitantes nacionales, 2 €.

Playa de Balangan, una de las más bellas de Bali

Son muchos los que dicen de la playa de Balangan que es la mejor de todo Bali, lo que ya da una idea de su impresionante belleza. Además, cuenta con la ventaja de que no es de las más turísticas de la isla, por lo que recibe relativamente pocos visitantes. Ese es otro aliciente para acercarse a conocerla. Está entre Jimbaran y Uluwatu, y aunque cuesta un poco encontrarla, al llegar uno se da cuenta de que el trayecto ha merecido la pena. Una maravillosa y larga playa con palmeras y estupendas olas para practicar surf.

Pecatu, un paisaje de acantilados y playas

Al suroeste de la península de Bukit encontramos el entorno de playa de Pecatu, una zona montañosa con grandes acantilados de piedra caliza y pequeñas playas. Es un lugar muy frecuentado por los surfistas y por aquellos que desean practicar el nudismo, ya que, por su ubicación geográfica y los acantilados que las protegen, las playas tienen un acceso bastante restringido. Una de las playas de Pecatu es Dreamland Beach, popular entre los amantes del surf: natural, auténtica, con tan solo algunas cabañas que ofrecen comida y bebida a los visitantes. Una alternativa muy recomendable.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Latitud :
-8.794833
Longitud :
115.217342

Ciudades próximas

  • Jimbaran ~6 km
  • Serangan ~7 km
  • Pedungan ~9 km
  • Kuta ~10 km
  • Pemogan ~10 km
  • Denpasar Selatan ~11 km
  • Sesetan ~11 km
  • Sidakarya ~11 km
  • Dauh Puri Klod ~12 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- Por carretera: la zona sur de la isla de Bali dispone de carreteras bastante nuevas y que están en buen estado. El acceso a Nusa Dua es fácil desde la zona de Kuta, a unos 30 minutos, y desde Jimbaran, a tan solo 15 minutos en coche. La ruta principal es Jalan Bypass Ngurah Rai, y después Jalan Bypass Nusa Dua, más cerca de nuestro destino.  

- En avión: el Aeropuerto Internacional de Bali Ngurah Rai se encuentra a 10 km. de Nusa Dua, por lo que es la mejor forma de llegar a la isla. Un taxi del aeropuerto hasta la zona hotelera de Nusa Dua puede costar unos 7,25 €, aunque muchos hoteles ofrecen a los clientes el servicio de traslado al aeropuerto.  

- Transporte público y taxis: dado que el transporte público es prácticamente inexistente en la zona, conviene alquilar un coche si uno desea moverse por la isla. Otra opción es contratar un taxi. Hay algunas líneas de bemos, una especie de furgonetas locales, que trasladan a los visitantes entre las principales ciudades de la isla, y que también se pueden alquilar para grupos.