Localidad de Dobrota (Kotor)

montenegro

Presentación

Dobrota está situado en la bahía de Boka Kotorska, una ensenada casi cerrada en el Adriático -como si de un mar dentro del mar se tratara- en la costa de Montenegro. Este lugar bellísimo, con muchas horas de sol durante todo el año, es un resort vacacional que se halla muy próximo a la antigua e histórica ciudad de Kotor. Dobrota pertenece a dicho municipio y comprende la mayor parte de su zona residencial. Fundada en la Edad Media, el principal atractivo de Dobrota son sus playas y sus aires meramente venecianos. Tiene un larguísimo paseo marítimo, que se extiende durante varios kilómetros, y recorrerlo es un verdadero placer para los sentidos: bordea numerosos embarcaderos, así como antiguos palacios e iglesias con una vista panorámica que alcanza todo el perímetro de la bahía.

La localidad de Dobrota pertenece (de mayor a menor) al municipio Kotor.

El nombre francés de la localidad es Dobrota.

Visitas destacadas

Punto de partida para conocer los alrededores

El mar de Dobrota es uno de los más azules y limpios de toda la costa de Montenegro. Festoneado por pequeños puertos, con los barquitos de colores atados a sus amarres, el primer aliciente de este lugar de vacaciones es el mar y el disfrute que proporciona. La herencia marinera de Montenegro ha dado personajes de leyenda, como el capitán Ivo Vizin, que surcó los siete mares extendiendo la fama de estas regiones por todo el mundo y repartiendo riquezas a las personas más desfavorecidas de los pueblos costeros.  El centro urbano y la avenida que sale al mar tiene algunos edificios singulares, mansiones casi a pie del agua, e iglesias antiguas, como la parroquia de San Mateo, que data del siglo XVII y se levanta en el centro de la población. Sus casitas bajas con tejados rojos se extienden a lo largo de la costa salpicando el paisaje boscoso: no hay construcciones altas ni mucho menos horrendas torres de pisos, en Dobrota todo es armonioso e integrado en la naturaleza. Dado su carácter vacacional, también es un lugar con buenos restaurantes y pequeños cafés frente a la bahía, donde se puede disfrutar de sus maravillosos atardeceres… En definitiva, el enclave perfecto para unas vacaciones de relax.

Boka Kotorska, Patrimonio de la Humanidad

Localizada sobre las costas del mar Adriático y compartida una pequeña porción con Croacia, Boka Kotorska es una de las impactantes joyas naturales de Montenegro y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Conocida como el fiordo más grande del sur de Europa, se trata del cañón sumergido del desaparecido río Bokelj, que en la antigüedad corría desde lo alto de las mesetas montañosas del monte Orjen. El municipio más importante de la bahía es Kotor con 150.000 habitantes, que compite con la magnífica ciudad croata de Dubrovnik -a pocos kilómetros al norte- en belleza y atractivo turístico. En Kotor además se celebran festivales veraniegos y unos carnavales que reúnen a miles de visitantes por su colorido y encanto.  Pero la bahía de Kotorska tiene mucho más que ofrecer: pueblos hermosísimos, como Perast, Herceg Novi, o Risan, islotes “colonizados” por sorprendentes construcciones religiosas y parques nacionales con altas cimas y torrentes de agua dulce. Y para conocer todo ello, nada más recomendable que hacerlo por mar. Cruzar la bahía de una punta a otra en un velero o en una lancha rápida, bucear en sus fondos transparentes… rodeados de vegetación, de los pinares que llegan hasta la orilla del Adriático: un paisaje de ensueño.

Kotor, la joya de la corona

Al sur de Dobrota, siguiendo la costa de la bahía, se llega a esta preciosa ciudad que cuenta con un rico patrimonio histórico y un valioso legado cultural, crisol de los mil pueblos que la ocuparon a lo largo de los siglos: turcos, venecianos, eslavos, franceses, austro-húngaros y griegos hacen de este enclave un pequeño pero curioso trozo de la historia de Montenegro. La ciudad monumental guarda verdaderas joyas arquitectónicas, la mayoría concentradas dentro de las murallas que la rodean. El casco antiguo es un triángulo “abrazado” por más de 4 km. de altas paredes de piedra. Un paseo que recorre este trazado amurallado es la mejor forma de conocer la ciudad en profundidad y sus imponentes edificios, como la catedral, y también los que rodean la Plaza de St. Tripun. Para disfrutar de las espléndidas vistas -las más bellas de la bahía a decir de muchos- nada como ascender por los 1.426 escalones que desde el mar llegan a la Fortaleza de San Ivan, la parte más alta de este pueblecito que se derrama por la ladera de la montaña. La panorámica no puede ser más impresionante: el mar como horizonte, y en el interior el Monte Lovcen, declarado Parque Nacional y Reserva Natural.

Perast, la ciudad barroca

Al otro extremo de la bahía Perast respira tranquilidad y sosiego. Es una localidad pintada de blanco, con infinidad de edificios barrocos de los siglos XVII y XVIII, y un conjunto de iglesias que reflejan la importancia que la religión ha tenido con el paso del tiempo en este rincón de Montenegro. La de St. Nicola, levantada durante el asentamiento de los venecianos, es la más importante. Levantada por el arquitecto Giusseppe Beati, solo se conserva de la construcción original la torre y la cripta. En Perast también hay importantes palacios pertenecientes a capitanes locales. Destacan el de Bojovic, el Palacio Zmajevic, y los de Badovik y Smekja. De fuerte tradición marinera,  el pueblo celebra una de las fiestas más arraigadas en la región y repiten el ritual año tras año el 22 de julio: desde Perast salen barcas de remos que, que en pocos minutos, llegan a una isla frente a la costa, formada a partir de rocas y restos de barcos hundidos trasportados por la gente. Los marineros del siglo XV tenían la costumbre de depositar en la isla una piedra cada vez que volvían de un viaje, hasta que se reunió la cantidad necesaria para construir una iglesia, a la llamaron Nuestra Señora de las Rocas (Gospa od Skrpjela).

El islote de Gospa od Skrpjela y el de San Jorge

En la fiesta del Felsenwerfens la gente conmemora la construcción de la isla Gospa od Skrpjela y la iglesia arrojando piedras al mar, lo que hace que la superficie vaya aumentando poco a poco. La procesión hasta este templo es una de las más bonitas y populares de toda la bahía. Los barcos iluminados por antorchas parten de Perast cargados de piedras y llegan hasta el islote artificial.  Junto a la isla de Gospa od Skrpjela hay otra llamada Sveti Dorde (Isla de San Jorge), que a diferencia de la primera no es artificial. En este islote natural se levanta un monasterio benedictino del siglo XII, dedicado al santo que le da nombre, y también hay un antiguo cementerio de la vieja nobleza de Perast, el más alejado de la Bahía de Kotor. El bellísimo monasterio emerge en medio del mar rodeado de cipreses, algo que resulta muy curioso dado que tanto el edificio como el cementerio contiguo ocupan la totalidad del islote y parece imposible que este conjunto quepa en una superficie tan pequeña. Es una de las visitas que no hay que dejar pasar cuando se viaje por la bahía de Kotorska: llegar en barca hasta el islote y su vecino de Gospa es una experiencia que cuesta olvidar.

El Parque Nacional Lovcen

Esta reserva natural de 64 kilómetros cuadrados es considerada por los montenegrinos como su particular “monte Olimpo”. El bosque, que recubre la mayor parte, se caracteriza por su rica flora y fauna:  hay nada menos que 1.158 especies de plantas endémicas. En la cima se halla el mausoleo del príncipe Njegos y desde allí las vistas son realmente impresionantes, dominando la bahía y prácticamente todo Montenegro. En la zona conocida como Ivanova Korita, a unos 1.200 metros de altitud, existen varias instalaciones turísticas y parten rutas de senderismo. Para llegar al parque hay que conducir a lo largo de la bahía, cerca de Kotor se sube por un sinuoso camino de curvas muy cerradas. Aunque el camino es difícil, una vez arriba compensa el esfuerzo.

Mausoleo Njegos

Petar Petrovic Njegos fue uno de los más grandes poetas y gobernantes de Montenegro. Nacido en 1813 en Njegusi, población de la región, y fallecido en 1851, a él está dedicado el mausoleo que corona el monte Lovcen. Se trata de una construcción de estilo clásico con dos tipos de piedra -blanca y oscura- en contraste. Realizada por el escultor croata Ivan Mestrovic, lo más destacable, aparte de su impresionante emplazamiento, es la capilla de nueve metros de alto con el arco cubierto con mosaico con 200.000 baldosas chapadas en oro.  Dos esculturas de gran tamaño custodian la entrada. Es una visita obligada si se viaja al Parque Nacional Lovcen de Montenegro.

Risan, la ciudad más antigua de Boka Kotorska

La villa marinera de Risan es también la población más antigua de la región, cuyo origen se remonta al siglo V a. de C. Ocupada por sucesivos pueblos a lo largo de su historia, ofrece un importante legado cultural, especialmente del periodo  romano. De este tiempo quedan en pie algunos palacios ricamente ornamentados con mosaicos. Entre ellos destaca el que representa la figura de Hipnos, por ser el único existente en el mundo dedicado al dios del sueño.
Un monumento religioso y cultural que también merece la pena visitar es la iglesia de los Santos Pedro y Pablo, construida en 1601 y que se encuentra en el casco antiguo de la ciudad, por el que es recomendable dar un tranquilo paseo.

Lago Skadar, paraíso ornitológico

Al sur de Dobrota, siguiendo la carretera hacia la frontera de Montenegro con Albania se encuentra el Lago Skadar, que forma parte del Parque Nacional del mismo nombre. Es el más extenso de los Balcanes y una maravillosa reserva ornitológica que se puede recorrer en barco, o en bicicleta por su ribera, bordeada de marismas y salpicada de pequeños monasterios (durante la Edad Media sus más de 50 islotes fueron asentamiento de monjes cristianos) y aldeas de piedra. Esta gran masa de agua antes fue una bahía marítima y en ella viven unas 270 especies de aves: un auténtico paraíso para los aficionados a la ornitología y los amantes de la naturaleza.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
ME
Latitud :
42.45417
Longitud :
18.76833
Huso horario :
Europe/Podgorica
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Mali Zalazi ~2 km
  • Muo ~3 km
  • Ljuta ~3 km
  • Kotor ~3 km
  • Špiljari ~4 km
  • Škaljari ~4 km
  • Donji Orahovac ~4 km
  • Krstac ~4 km
  • Bogdašići ~4 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- En avión: Montenegro Airlines (MA) tiene vuelos directos hacia varias ciudades europeas como Roma, Londres, París, Zúrich o Viena. La combinación más cómoda desde España consiste en tomar un vuelo ida y vuelta (los hay muy baratos) hasta Roma, y enlazar allí con MA (con JAT si se prefiere entrar por Belgrado o con Croatia Airlines si se viaja vía Dubrovnik).  

- En autobús: desde Dubrovnik (Croacia), que se encuentra a pocos kilómetros al norte de la bahía de Kotorska, hay varios servicios de autobús hacia Herceg Novi y Kotor.  

- En tren: si se quiere ingresar por vía terrestre, hay dos servicios diarios de tren, uno diurno y otro nocturno (y varios más en temporada alta) entre Belgrado y Podgorica. El trayecto, espectacular, prosigue hasta el puerto de Bar, que tiene servicios de ferry hasta Ancona y Bari, en Italia. Es la única línea ferroviaria para pasajeros del país.

El transporte en Dobrota

Aeropuerto internacional
Tivat ~7 km