Localidad de Açores (Portugal)

portugal

Presentación

Conocido como uno de los principales destinos para los amantes de la naturaleza de todo el mundo, el complejo de islas volcánicas conocido como Azores, situado en mitad del océano Atlántico a 1.500 km al oeste de Portugal, se convertirá en el escenario de una de las vacaciones más memorables de tu vida. Las Islas Azores son el equivalente “europeo” de Hawái, ya que son islas volcánicas bastante aisladas, verdes y frondosas que ofrecen piscinas naturales y vistas al mar. Su número de habitantes es de aproximadamente unos 250.000 y el complejo está formado por 9 islas individuales, siendo San Miguel la más grande y más poblada de todas. El clima es subtropical, con altos niveles de humedad y fuertes vientos debido a su ubicación, creando el clima y la ubicación perfectos para actividades como parapente, kayak, surf, vela, buceo y senderismo. Los visitantes podrán disfrutar de la cocina local y experimentar una cultura isleña europea  que no se suele encontrar en la Europa continental. La moneda local es el euro y la hora local es GMT-1 hora.

La localidad de Açores pertenece (de mayor a menor) a la región Portugal, al distrito Guarda y al condado Celorico da Beira.

La localidad de Açores cubre 2,333 km², tiene 246.746 habitantes y una densidad de 105.763,39 habitantes por km².
Es Ponta Delgada y el alcade es Vasco Cordeiro.
El gentilicio para los habitantes de Açores es açoréen y el idioma oficial de Açores es Portugais. El nombre francés de la localidad es Açores, el nombre español es las Azores.

Visitas destacadas

Isla de San Miguel

En este majestuoso archipiélago hay mucho que ver puesto que, al consistir de 9 islas, es una fantástica oportunidad para explorar todas y cada una de ellas. Empezando por la isla más grande del archipiélago, San Miguel, que también será la isla del alojamiento, es el centro comercial de las Azores. La isla prosperó económicamente durante los siglos XVIII y XIX cuando las Azores se convirtieron en los principales exportadores de naranjas, en especial al Reino Unido. Fue durante ese período cuando la mayoría de los lugares religiosos y catedrales fueron construidos, los cuales, a día de hoy, consisten en las principales atracciones turísticas para los visitantes, ya que están lujosamente decorados con tallados de madera y esculturas de piedra. La ciudad principal de la isla y la capital de las Azores, Ponta Delgada, alberga la espectacular iglesia de Nossa Senhora da Estrela y el magnífico puente Noito Arco. Otra característica notable en toda la isla y, especialmente, en el municipio Nodeste, son los dominantes molinos de agua, restos de un rico pasado, rodeados de exuberante vegetación y cascadas lujosas. Montando a caballo, en bicicleta o realizando senderismo por las numerosas rutas de la isla podrás disfrutar de los impresionantes paisajes de la región. Para nuestros amigos más aventureros, las actividades como el parapente son una fantástica manera de disfrutar de las vistas y ver los hermosos lagos formados en los cráteres de los volcanes e incluso ir en canoa por uno de ellos o caminar por el mundo subterráneo de la Cueva Carvão.

Santa María: la Isla del Sol

A solo 81 km de San Miguel y con solo unos 5.500 habitantes, la isla de Santa María fue la primera de las nueve que componen el archipiélago en ser descubierta. Por quién fue avistada por primera vez sigue siendo un punto de controversia para muchos, pero se dice que fue avistada tal vez por Diogo De Silves o por el marinero Goncalo Velho Cabral y los primeros colonos en llegar a las Azores se instalaron en esta isla en 1439 desde Portugal. La isla es importante para la agricultura de las Azores, ya que está llena de viñedos, huertos frutales, trigo, maíz y campos de patatas. Los visitantes que viajan a las Azores llegan hasta esta isla debido a que el aeropuerto está situado aquí, por lo que tienen la oportunidad de disfrutar de su variado terreno con paisajes de menor altitud de tierra amarillenta, que alberga el aeropuerto y la ciudad de Vila do Porto, así como terrenos rocosos volcánicos que crean vistas majestuosas con formaciones rocosas oscuras contra el azul del océano. La isla es famosa por el “Desierto Rojo” Barreiro de Faneca que alterna su color según el momento del día. La playa de arena blanca de Formosa es ideal para pasar un día al sol durante una visita a la fortaleza de Sao Bras.

Terceira: el puerto del Atlántico

A pesar de ser la tercera isla por descubrir, Terceira es la segunda isla más poblada del archipiélago de las Azores y a lo largo de los siglos ha servido como puerto base para los barcos que cruzan el Océano Atlántico e incluso sirvió como base naval británica durante la Segunda Guerra Mundial. Su puerto en la ciudad de Angra vivió una gran prosperidad desde el siglo XV en adelante, ya que se convirtió en un centro comercial donde se vendían especias y piedras preciosas. Hoy en día, la isla ofrece a sus visitantes una gran variedad de actividades para elegir, algunas de las cuales incluyen el Parque Arqueológico Subacuático en la bahía de Angra do Heroismo a la vez que participar en numerosas actividades acuáticas, como el esquí acuático, kayak, bucear en el magnífico mundo que se encuentra alrededor de la costa de la isla, así como nadar en sus numerosas piscinas naturales, de las cuales las mejores son Salgueiros, Quatro Ribeiras y Biscoitos. También encontrarás guías disponibles para explorar las islas de Chanuca, Chupa Cabras y las cuevas de Grota do Medo. Para una experiencia más especial, el Parque Aventura de Terceira vale muchísimo la pena ya que los visitantes pueden disfrutar de un viaje en 4x4, ya sea en un SUV o quad. Si estás en Terceira durante el mes de junio, formarás parte de un festival de diez días dedicado a San Juan durante el cual las calles se llenan de gente que forma parte de las festividades y los eventos taurinos.

Faial: la isla azul

Los primeros aviones transoceánicos que cruzaron el Atlántico hicieron de la isla de Faial su punto de parada, lo que confirma la importancia estratégica de la ubicación geográfica de este archipiélago. A día de hoy, Faial ha utilizado su ubicación estratégica a su favor mediante la creación de la Horta Marina, un puerto de clase mundial que atrae a un gran número de yates y embarcaciones de lujo. Además, Faial también se conocía como la isla de los árboles de fuego en los primeros años de su descubrimiento gracias a esta planta única que crece en sus fértiles tierras volcánicas. El volcán activo ha proporcionado a la isla un paisaje único en su tipo que sorprende a cualquier visitante que llegue hasta aquí. Podrás disfrutar de las impresionantes vistas de Cabeco Gordo donde la tierra de color oscuro se desliza lentamente en el mar y las hortensias de color azul que crecen a lo largo de la pendiente parecen fundirse con el mar, dando la impresión de que la tierra y el mar se convierten en uno. Esta característica tan especial ha hecho que la isla sea conocida como la “Isla Azul”. Los visitantes deben visitar el volcán en sí, ya que todo el paisaje y la vida de Faial gira en torno a esta característica natural. Dirígete al impresionante volcán Capelinhos cuya última erupción tuvo lugar en 1957, provocando durante todo un año un paisaje semejante al espacio debido a las cenizas.

Pico: el hogar del vino volcánico

¿Quién hubiera pensado que la montaña más alta de Portugal se encuentra a más de 1.000 kilómetros del océano y en una pequeña isla conocida como Pico? Un hecho verdaderamente sorprendente que, una vez más, hace que las Azores sean un destino de vacaciones cada vez más impresionante a medida que continúas explorando las islas. Pico es la segunda isla más grande de las Azores y alberga la montaña de Pico que domina el paisaje a medida que sube 2350 metros sobre el nivel del mar, siendo la única parte del archipiélago cubierta de nieve. El suelo mineral volcánico y rico de Pico fue lo que hizo que la isla fuera conocida en todo el mundo por ser fértil para el crecimiento de los viñedos que producen una gama internacional de vino muy conocido como verdelho que fue incluso servido a los zares rusos. Por lo tanto, los visitantes deberían disfrutar de una experiencia de cata de vino a su llegada a Pico mientras disfrutan de las hermosas vistas de la montaña de Pico y el mar que le rodea. Pico es también un punto de encuentro para aquellos a los que les guste disfrutar de la observación de ballenas, así como el montañismo. Los visitantes tienen la oportunidad de subir a la montaña de Pico, una actividad física bastante exigente y deben ir acompañado por un guía. Sin embargo, la estancia nocturna a mitad del camino en la montaña es una gran oportunidad para disfrutar de la belleza de la puesta de sol sobre el océano en contraste con el paisaje volcánico.

Sao Jorge: ¡al rico queso!

La pequeña isla de San Jorge es bien conocida por los locales y los portugueses, pero también por todo el mundo por su queso de alta calidad y de denominación de origen protegida, único en Sao Jorge, un tipo de queso elaborado con leche cruda de vaca que deja un gusto picante después y que es un manjar local. La razón de la calidad superior del queso son el paisaje y la rica vegetación que cubre esta isla volcánica, convirtiendo sus tierras en pastos ideales para el ganado. Además del delicioso queso, los visitantes también pueden disfrutar de paseos por las dos pintorescas ciudades de Calheta y Topo con un buen número de sitios de patrimonio y museos para visitar y ver.

Graciosa: la isla blanca

La segunda isla más pequeña de las Azores es una Reserva de la Biosfera de la UNESCO, un título otorgado a las regiones que muestran una relación equilibrada entre la población humana y la naturaleza. Graciosa es un ejemplo mundial y un ejemplo de desarrollo de la diversidad ecológica y cultural para asegurar la preservación de la naturaleza a las futuras generaciones. Su apodo de “Isla Blanca” se debe a un fenómeno natural que tiene lugar aquí, donde una roca volcánica conocida como traquita, comienza a deteriorarse después de varios años de contacto con la atmósfera y se vuelve blanca, creando por lo tanto grandes áreas de rocas de color blanco que forman únicas vistas en contraste con el océano.

Flores: la isla rosa

Las costas occidentales de Europa se encuentran aquí, en la isla de Flores. Esta pequeña isla, como bien representa su nombre, está cubierta de exuberante vegetación y de flores. La naturaleza aguarda visitas a Flores para una experiencia verdaderamente notable a través de magníficos paisajes hermosos, que la mayoría de nosotros vemos sólo a través de documentales. Entre estas exuberantes vegetaciones, cráteres volcánicos, altas laderas, arroyos, mesetas y saltos de agua, se encuentra el punto de referencia de la isla: la roca dominante Rochas Dos Bordoes, una creación de columnas de basalto verticales que se elevan por encima del nivel del mar y que cambia de color dependiendo del día y de la luz del sol. Las flores declaradas de Flores son las azaleas rosadas y las hortensias por lo que también se conoce como la isla Rosa.

Corvo: la caldera de las Azores

Por último, pero no menos importante, la isla más pequeña de las Azores, Corvo, es un lugar donde la vida es tranquila y pacífica. Los observadores de aves encontrarán un paraíso escondido en Corvo ya que éste es un punto de parada para las aves migratorias de América del Norte y el hogar de una gran variedad de especies de aves como las pardelas y palomas torcaces de Azores. Los paseos en barco son una excelente manera de descubrir la costa de la isla y su rica vida marina a través del buceo. La isla cuenta con una caldera, formada por el colapso de la tierra volcánica y su principal atractivo es el cráter del volcán bajo la caldera, con un diámetro de 2,3m y 305 m de profundidad. En su centro, un lago poco profundo se ha formado con pequeñas islas en su centro y, según los lugareños, son un mapa en miniatura de las islas Azores.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
PT
Código postal :
6360-010
Latitud :
40.64500
Longitud :
-7.30538
Huso horario :
Europe/Lisbon
Universal Time :
UTC
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Velosa ~2 km
  • Sobral da Serra ~4 km
  • Lajeosa do Mondego ~3 km
  • Vila Cortês do Mondego ~4 km
  • Porto da Carne ~5 km
  • Baraçal ~5 km
  • Maçal do Chão ~5 km
  • Ratoeira ~4 km
  • Rocamondo ~5 km

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

La forma más común y fácil de llegar a este complejo de islas volcánicas es por vía aérea. Te sorprenderá saber que las Azores tienen su propia compañía aérea conocida como SATA que sirve a la mayoría de los aeropuertos europeos, así como los Estados Unidos y Canadá. Por ello, tanto si vienes del oeste como del este, siempre habrá un vuelo que cubra tus necesidades. Desde Europa existen vuelos frecuentes desde Lisboa en Portugal y la duración del vuelo es de 2 horas. Otros aeropuertos europeos con enlaces a las Azores son las Islas Canarias, Madeira, Madrid y Barcelona de España, París de Francia, Bruselas de Bélgica, Gatwick del Reino Unido, los aeropuertos más importantes de Alemania, los aeropuertos principales de todos los países escandinavos así como los de Ámsterdam y Copenhague. Desde Estados Unidos, los dos aeropuertos que operan vuelos directamente a las Azores son los de Boston y Oakland. Desde Boston el vuelo dura tan sólo 4 horas, por lo tanto no es un viaje largo, como cabría esperar, mientras que los vuelos desde Montreal y Toronto en Canadá duran sólo unas 5 horas. Además, también te alegrará saber que numerosas aerolíneas de bajo coste ofrecen vuelos frecuentes a las Azores, sobre todo durante los meses de verano. La aerolínea local es también una buena conexión de transporte entre las propias islas.

El transporte en Açores

Otro medio de transporte
Covilha ~45 km

Los hoteles de la ciudad de Açores (Portugal)

Ver la oferta

Casa do Brigadeiro

Largo José Maria Pires
6360-510 - Lajeosa

PVP : 50 EUR - 65 EUR

Ver la oferta

Casas do Durão

Rua Eng. Couto dos Santos, 17
6360-497 - Lajeosa

PVP : 55 EUR - 90 EUR