Localidad de Samara (Volga)

rusia

Presentación

Samara es una ciudad importante de Rusia, de hecho, es la sexta más grande del país. Se encuentra situada en la orilla izquierda del río Volga entre las desembocaduras del río Samara y Sok. Esta ciudad, dada su ubicación geográfica, es un punto importante de comunicaciones que sirve de enlace entre la Europa Central y Occidental con Siberia y Kazajstán, por tanto se ha convertido en un gran centro de transporte e industria para la Rusia europea. Samara fue fundada en 1586 como puesto de defensa, después pasó a ser fortaleza y hoy en día es el principal centro comercial de la región del Volga. Su población según el último censo es algo superior al millón de habitantes y la ciudad es uno de los centros intelectuales y académicos más importantes de Rusia y esto le da un aire diferente. Por las noches la ciudad posee una vida nocturna muy interesantes con numerosos bares de música nacional e internacional.

La localidad de Samara pertenece (de mayor a menor) al distrito Volga, a la región Samara oblast y a la área Samara.

El nombre francés de la localidad es Samara.

Visitas destacadas

El Volga: el mirador y su playa

El río Volga forma parte de la ciudad misma. Es uno más en ella. Es otra parte importante que da carácter y personalidad a Samara. Es por ello que en torno a él hay muchas algunas actividades que se pueden realizar mientras pasamos unos días en esta ciudad. Por un lado, podemos ir a un mirador y observar desde lo alto, aunque en realidad es un lugar donde aterrizaban helicópteros, como se abre paso el río entre dos montañas, con toda su elegancia y su imponente presencia. Para llegar a este punto se pueden coger tanto el autobús número 1 como el 5 desde la estación de ferrocarril. El 1 te lleva directamente al lugar pero pasa con menos frecuencia. Por otro lado, otra de las principales atracciones de Samara es la playa que se forma a orillas del Volga. Suele estar llena en verano y es sorprendente la cantidad de servicios que ofrece como vestuarios, servicios, redes para practicar el volley playa... Por lo tanto, si su visita es durante el verano un imprescindible es darse un baño en este lugar. Aunque pasear a lo largo de la playa también le puede ofrecer la oportunidad de comprar algún recuerdo o bien de tomar algo en alguno de los numerosos bares que existen.

El monumento a los caídos

La plaza Ploshchad Slavy con su monumento a los caídos es otro de los imprescindibles de la ciudad de Samara. Desde la parte más alta de este lugar podemos observar unas maravillosas vistas al río Volga y en su césped verde, limpio y reluciente unas grandes letras rojas que forman el nombre de la ciudad. La figura predominante en este lugar, es el Monument of Glory y está considerado como el símbolo de Samara. Esta estatua fue construida en honor a los trabajadores de la aviación durante la Segunda Guerra Mundial. Está formada por un pedestal de unos 40 metros más unos 13 metros más en forma de persona que simboliza a los trabajadores. No muy lejos de este punto encontramos también un monumento con una llama eterna en memoria de todos los caídos. Este lugar se encuentra en el centro financiero de la ciudad por lo que alrededor nos encontramos todos los grandes edificios de negocios que hay en Samara. Su ambiente es muy financiero y de oficinas. También encontramos aquí todos los edificios importantes del gobierno. Visitar todo este área completa puede ser algo cansado, pero merecerá la pena.

Catedral de St. George y Monasterio de mujeres

En la esquina noreste de la plaza mencionada anteriormente, la Ploshchad Slavy nos encontramos con la pequeña pero atractiva Catedral de St. George. Se trata de una reciente construcción, se hecho es de 2001 y edificaron en honor a la que había antes, mucho más grande y ostentosa pero que fue destruida durante el mandato del gobierno comunista. Esta iglesia parece una versión en miniatura de la Catedral del Salvador de Moscú y el hecho de que esté tan cercana a la plaza de Ploshchad Slavy es porque forma parte del homenaje a los caídos. La entrada a la iglesia es gratuita aunque el interior no alberga grandes muestras de ostentosidad, más bien todo lo contrario, es bastante austera. Por otra parte tenemos justo enfrente del Volga, el convento de monjas construido en 1850. Este lugar fue una vez, la residencia de más de 500 monjas y el conjunto incluye varias capillas y un campanario. Con el paso del tiempo se cerró y fue utilizado como residencia para los trabajadores de la fábrica de cerveza local, pero en 1991 de nuevo retomó su papel de convento. Lo cierto es que el monasterio ahora es famoso por su artesanía así que vale la pena acercarse a echar un vistazo y hacer con algún recuerdo del viaje.

El búnker de Stalin

Si no fuera tan complicada la visita a este búnker probablemente sería la mayor atracción turística de Samara. Lo cierto es que las visitas hay que realizarlas en grupo y si va de forma individual se puede unir a algún grupo que vaya pero las probabilidades de que esto suceda son pocas. Este búnker se construyó en completo secreto cuando en 1941 Samara fue proclamada “capital de reserva”, sobre todo por su ventajosa ubicación geográfica y centro de comunicaciones. Se trasladaron trabajadores del metro de Moscú para realizar esta obra faraónica a más de 30 metros bajo el suelo sin que los vecinos fuesen testigos de estas obras. También participaron en las obras presos políticos y criminales. Los más de 500 trabajadores que realizaron la obra juraron no hablar de ella ni de su destino ni ubicación nunca. De hecho, hasta hace poco tiempo no se convirtió en algo que se pudiese visitar y los pocos obreros que permanecen con vida palidecían cuando se les preguntaba por el búnker que habían construido. Actualmente el búnker que Stalin nunca llegó a utilizar es un museo. Las características incluyen una sala de conferencias para altos cargos del Kremlin, salas de estar, comedor, oficinas... todo ello adornado de la forma más opulenta.

La cerveza local

Puede que no sea muy conocida a nivel internacional pero la cerveza Zhigulevskoe es muy famosa en toda Rusia. A pesar de no estar fundada por un ruso sino por el austríaco Alfred von Wakano, en el año 1881, justo un año después de haber llegado a la ciudad, es una cerveza muy querida y valorada por todos los rusos. La industria de la cervecería hoy en día es un espectáculo en sí mismo, pero en este caso merece la pena también por la arquitectura del edificio y porque en él nos encontramos un bar y un restaurante donde sirven comida rusa a un precio muy asequible con una calidad extraordinaria, sin dejar de lado que puede probar todos los productos de la fábrica. Lo cierto es que la cerveza Zhigulevskoe no es extraordinaria, fue concebida para estar entre las modestas a un precio asequible y ahí se mantiene. Por lo visto a von Wakano le gustaba lo suficiente como para no mejorarla y de hecho tenía hasta suministro constante en su casa. Por cierto, también merece una visita, por su estilo arquitectónico, la casa de von Wakano, que tuvo que huir del país cuando comenzó la Revolución y cuyos hijos asesinaron, presuntamente.

La aldea Shiryaevo

Esta aldea de tradición minera todavía guarda huellas del pasado entre sus calles. Con la casa museo del pintor ruso I.E. Repin atrae a muchos turistas. Con una visita a este museo el visitante se puede hacer a la idea de cómo era la vida entre las montañas Zhiguli para los campesinos durante el siglo pasado. Un paseo a pie, tranquilo, por las calles de la aldea lo envolverán de una atmósfera antigua y calmada transportándolo serenamente al siglo XIX. Después de pasea por Shiryaevo puede continuar camino y disfrutar de los paisajes que rodean las montañas.

Los parques de Samara

Samara cuenta con algunos parques tanto dentro de la ciudad como en sus alrededores. En todos ellos suele haber multitud de eventos culturales para todo tipo de gente, desde familias con niños, jóvenes, adultos y gente mayor. Aunque la mayor oferta la acapara el deporte, suele haber actividades deportivas con frecuencia. Todos los parques suelen estar muy bien equipados con instalaciones deportivas como canchas, lugares de descanso, atracciones, estaques algunos de ellos con posibilidad de navegación, cafeterías, restaurantes... Vale la pena acercarse a alguno de ellos y pasar el día mezclado entre la gente local.

Las montañas Zhigulí

Las montañas o montes Zhigulí se encuentran en la orilla derecha del Volga. Son una serie de montes que dan personalidad y carácter a la ciudad de Samara, son una de sus señas de identidad. La altura máxima que alcanzan son uno 380 metros en dirección norte – sur. En el lado septentrional hay una brusca caída sobre el Volga que hace que los paisajes sean de una extraordinaria belleza. En la vertiente meridional cae de forma más suave formando mesetas y barrancos. Estas montañas son una de las más importantes fuentes de petróleo del lugar que se extrae desde la Segunda Guerra Mundial.

Paseo en barco por el río Volga

Es una actividad ideal para llevar a cabo durante los días de verano en Samara. Tomar un barco que nos lleve a recorrer parte del recorrido del río Volga, con el suave balanceo de las olas en el barco, el aire fresco en la cara, los increíbles paisajes y el sol calentando el ambiente, hará que se convierta en un día que no podrá olvidar en mucho tiempo. Desde la estación fluvial puede coger la típica motonave que recorre el río con turistas aunque también puede alquilar para usted cualquier otro barco. Las excursiones incluyen comida y baños en la zona de la playa de Samara.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
RU
Código postal :
443000
Latitud :
53.18030
Longitud :
50.20071
Huso horario :
Europe/Samara
Universal Time :
UTC+4
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Tsentralny ~5 km
  • Lopatino ~11 km
  • Samarsky ~7 km
  • Pridorozhny ~11 km
  • Novoberezovsky ~10 km
  • Roshchinsky ~10 km
  • Tornovoe ~10 km
  • Vypolzovo ~14 km
  • Verkhnyaya Podstepnovka ~13 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

Samara es una ciudad que destaca por sus buenas comunicaciones con el transporte por lo que llegar o salir de aquí no es nada complicado. Para visitar el centro de la ciudad y sus museos y monumentos se recomienda una visita a pie. En avión: la región de Samara se comunica por avión gracias al aeropuerto internacional de Kurumoch, al cual llegan y del que despegan todo tipo de aviones. Situado a tan sólo 35 kilómetros de la ciudad tiene muy buena comunicación con la misma. Estación de tren: las comunicaciones férreas también son importantísimas en esta ciudad y de hecho fueron el motivo por la que la eligieron “capital de reserva” en 1941. Desde esta estación salen trenes que comunican con principales ciudades rusas, como San Petersburgo, pero también de los países vecinos. Más información en: www.russianstrains.com Estación fluvial: el río Volga es el más largo de Europa y va desde el sur de San Petersburgo hasta el mar Caspio. Samara es una de la principales ciudades que atraviesa y esto hace que sea punto de llegada y salida de muchos barcos de mercancías pero también cruceros por el río.

El transporte en Samara

Aeropuerto internacional
Kurumoch ~36 km
Otro medio de transporte
Kurumoch ~36 km