Localidad de Aubonne (Vaud)

suiza

Presentación

Aubonne es una pequeña localidad de Suiza que pertenece al distrito de Morges en el cantón de Vaud. Aunque situada en el interior, está muy cercana a uno de los grandes “mares” suizos, el lago Lemán. El encantador pueblecito de Aubonne cubre apenas 15,17 km2 y tiene unos 3.010 habitantes (según censo de 2012), que por su proximidad a la frontera francesa, hablan francés. Aunque no es está en una zona muy montañosa, se halla rodeada de picos de poca altitud, siendo la cota máxima de 1.091 metros, la ciudad goza de un clima algo más suave que invita al paseo por sus limpias y cuidadas calles, porque Aubonne tiene el encanto de las localidades típicas del país helvético, con su casco histórico anclado en el pasado, sus casas con balcones llenos de flores, los restos de su castillo y su magnífico jardín botánico, sin duda uno de los mejores de Suiza.

La localidad de Aubonne pertenece (de mayor a menor) al cantón Vaud, al distrito Morges y al partido Aubonne.

La localidad de Aubonne cubre 15,17 km², tiene 2.650 habitantes y una densidad de 174,69 habitantes por km². La altitud mínima es de 598 m, la altitud máxima es de 1.091 m, la altitud media es de 626 m.
El actual alcade de Aubonne es Louis Chabod.
El gentilicio para los habitantes de Aubonne es Aubonnois y el idioma oficial de Aubonne es Français. El nombre francés de la localidad es Aubonne, el nombre inglés de la localidad es Aubonne.
La página web de Aubonne es http://www.aubonne.ch

Visitas destacadas

La ciudad medieval y sus ocho puertas

A pesar de su pequeño tamaño, Aubonne es una localidad que tiene mucho que ofrecer. En origen, rodeada por una muralla con ocho puertas, el centro histórico medieval se puede recorrer en una ruta guiada que pasa por los lugares más emblemáticos. La ruta se extiende durante dos kilómetros aproximadamente, de fácil acceso casi en su totalidad, incluso para personas con movilidad reducida. Es recomendable hacerlo con tranquilidad para poder disfrutar de la visita, que comenzaría siguiendo este trazado en lo que se llama Porte du Chêne, hoy inexistente, en recuerdo a la que hubo a la entrada de la ciudad siglos atrás, y que termina en el bello edificio amarillo y azul de Trevelín. Pero, si algo es destacable en el pueblo de Aubonne es su espectacular fortaleza que se encarama sobre una colina.  La Barbacana, puerta defensiva situada en la subida al castillo, era el principal acceso. Erigida en el siglo XV en piedra, sobre el arco de entrada luce el escudo. Ha perdido su hoja de madera, pero mantiene todavía las bisagras y dos aspilleras en los agujeros de la cerradura. Cruzada la puerta, se llega al patio exterior del castillo por una rampa y a los distintos edificios que componente la fortaleza, entre los que destaca la torre redonda de Tavernier.

El imponente castillo

En lo alto de la colina se edificó la fortaleza, en origen románica. Poco queda de esta construcción, aunque todavía sigue siendo la base de la plaza en la que se disponen las distintos edificios. Del XII al XVII el castillo se convirtió en fuerte de la ciudadela y también en centro de transacciones económicas importantes de los sucesivos propietarios: los señores d´Aubonne, la casa de Saboya, el Conde de Gruyère… hasta la revolución de Vaud de 1798. El elemento más emblemático del conjunto es la famosa torre cilíndrica, coronada por una cúpula semiesférica. Fue levantada en el siglo XVIII en estilo oriental en medio de la campiña de Vaud. Es una construcción atribuida a Tavernier, importante personaje que amasó gran fortuna comerciando con piedras preciosas en La India, Turquía y Persia. Erigida sobre la original torre cuadrada, levantó su minarete y lo cubrió con una cúpula que recuerda las de cebolla ortodoxas. Entre los gruesos muros son construidos calabozos abovedados en tres plantas.  El patio interior de la fortaleza data de 1677 y está decorado artísticamente con un pavimento de guijarros en forma de mosaico, cuyo dibujo recuerda una alfombra persa. Los trabajos de restauración del castillo se inician en el año1835 y se completan en 1988.

Una visita por el centro histórico: rue du Lignolat

El burgo de Aubonne estaba rodeado de una muralla con ocho puertas que permitían entrar al interior. De todas ellas, se conserva alguna, aunque la mayor parte ha desaparecido. En los archivos de la localidad se menciona la existencia de una puerta en la entrada suroeste de la ciudad denominada (y que sigue llamándose de igual manera) Porte du Chêne. Hoy inexistente, este acceso lleva a Route Neuve a través de una de las “avenidas” más amplias de Aubonne. En 1845 se construyó aquí un nuevo puente que sustituía al antiguo del E´traz, situado algo más abajo, y que unía el centro de la ciudad con Lavigny a través de ese nuevo puente. Si se sigue el recorrido por la rue du Lignolat se llegará a la tradicional zona de artesanos de la villa en la década de 1960. Al final de dicha calle se encuentra la Porte du Lignolat, o lo que es lo mismo, la reconstrucción del antiguo arco que componía la poterna: en las fortificaciones, puerta menor que cualquiera de las principales, y mayor que un portillo, que daba al foso o al extremo de una rampa. La reconstrucción es del siglo XX y se hizo para conservar la estética de la antigua ciudad medieval.

La calle Soleil-Levant y la iglesia

Una vez pasada la Traboule se llega a la calle de Soleil-Levant, que una vez se llamó rue Punaise. La calle nada tiene que ver con su antiguo apelativo, que hace referencia al olor pestilente que se respiraba en esta vía que servía de alcantarilla a cielo abierto. La hoy rue de Soleil-Levant tiene un bello nombre que se asemeja a su actual aspecto, con casas pintadas de colores pastel y flores en los balcones, puertas rematadas con dinteles de piedra, ventanas con contraventanas de madera…  Un poco más allá encontramos la iglesia de Saint-Etienne, que fue en el pasado un anexo de la primera iglesia del pueblo, la de Trévelin. Es un edificio sencillo, en el que destacan sus tejadillos de teja roja: el de la nave principal, el que protege la puerta de la fachada y el que corona la torre. La iglesia tiene una sola nave, consagrada en 1306, y flanqueada por numerosas capillas y altares.   La Cure d´En Haut es un hermoso edificio que sustituyó al antiguo en 1838. El actual se caracteriza por una arquitectura típica de esta región suiza con los colores clásicos del cantón de Vaud.

Otros interesantes barrios

Bourg de Four. Situado en el nordeste de Aubonne, el nombre hace referencia a “la ciudad de fuera”, por lo que en origen esta bella zona de casas residenciales típicas  estaba en los extrarradios de la misma. La Rue des Fossés recuerda los antiguos fosos que cerraban el acceso este a la villa para evitar el riesgo de incursiones. En este mismo lugar - rue de l´Hôtel de Ville 2, se ubica el antiguo hospital, que se remonta al siglo XVII y fue destruido en el XX. Estaba destinado en la Edad Media a socorrer a los ciudadanos sin recursos. Algo más allá encontramos el cementerio antiguo, que funcionó entre los años 1724 a 1863 y se encontraba a las afueras de la ciudad, entre las calles de Fossés-Dessous y de Trévelin. Hoy sus alrededores están ocupados por tres magníficas villas construidas en 1902.  Mención aparte merece Trévelin, el antiguo corazón de la villa primitiva. Se estableció sobre el corazón de la “via strata” romana y aquí estuvo también la primera iglesia del pueblo. Se tiene constancia de que en lugar se hallaba asimismo un molino productor de aceite. La finca agrícola original pasó a manos de nobles después de la Reforma y se construyó un palacete en el siglo XVIII, que hoy luce su fachada de ventanas color lavanda cubierta de hiedra.

El viejo molino y la rue Lavandières

Como en todos los pequeños pueblos, el viejo molino tenía una gran importancia, ya que era uno de los centros de producción económica local. El de Aubonne sobre el Armary, es uno de los elementos icónicos de la localidad. No hay que dejar de visitarlo La calle de Lavandières recuerda a las lavanderas, personajes típicos en todos los pueblos de europa en siglos pasados, y es también un pintoresco eje que englobaba las carnicerías y las tiendas de encurtidos de la plaza de la Grenade.

El fascinante Jardín Botánico

Espacio natural a poca distancia de Aubonne, en las cercanías de Rolle, desde 1968 el Arboretum ha reunido cera de 4.000 árboles, arbustos, plantas aromáticas, huertos y zonas forestales cubriendo un área de 200 hectáreas. Los árboles proceden de zonas de bosque templado y también de variedades de hoja caduca, reagrupadas en bosquetes que resaltan sus formas y colores, y que iluminan jardín en las distintas estaciones del año.  El Arboretum también desarrolla un antiguo huerto que conserva antiguas variedades de frutas que apenas se cultivan hoy y tiene una hermosa colección de manzanos y rosas silvestres. Una visita al jardín dura unas 2 horas, con una parada en el centro de bienvenida y la visita a sus exposiciones. La entrada es gratuita y está abierto todo el año. Arboretum nacional du Vallon de
l´Aubonne. Camino a Plan de 92. 1170 Aubonne. www.Arboretum.ch

Museo de la madera

En la misma superficie que ocupa el Jardín Botánico se halla este centro, que bien merece una visita para completar el recorrido. El museo explora los usos de la madera y las actividades relacionadas con el trabajo forestal y artesanal utilizando esta materia prima. Un trabajo que los ebanistas mantienen vivo. El museo también alberga una colección de piezas inventadas por nuestros ancestros, unas 1.500, que se exhiben de manera permanente en sus salas, así como interesantes exposiciones temporales.

Morges y el gran lago Lemán

A pocos kilómetros de Aubonne se llega a Morges, localidad vecina bañada por el lago Lemán. El paisaje caracterizado por colinas entre el Jura y el lago es una de las zonas vitivinícolas más grandes de Suiza abundando las típicas aldeas de viticultores, como Féchy, a dos kilómetros de Aubonne y otros dos de Rolle. Por otro lado, la Grand Rue de Morges, exenta de coches, invita a hacer compras. Cada miércoles y sábado se celebra aquí un mercado con productos de la región. Y el paseo ribereño por el inmenso lago ofrece maravillosas panorámicas, así como la posibilidad de practicar todo tipo de deportes acuáticos y visitas a otras ciudades “costeras”.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
CH
Código postal :
1170
Latitud :
46.49536
Longitud :
6.39172
Huso horario :
Europe/Zurich
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Saint-Livres ~1 km
  • Lavigny ~1 km
  • La Vaux ~1 km
  • Féchy ~2 km
  • Montherod ~2 km
  • Allaman ~3 km
  • Etoy ~2 km
  • Yens ~3 km
  • Bougy-Villars ~3 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

El aeropuerto internacional más cercano es el de Ginebra Coitrin, a 36 kilómetros. El aeropuerto de Lausanne-la Blecherette está a 18 km. Desde Ginebra hay que tomar un tren -la estación de trenes está pegada al aeropuerto- hasta Lausana. Después en autobús o en coche hasta Aubonne. 

En coche: Aubonne está en la autovía entre Rolle y Cossonay y la situada entre Allaman y Gimel. 

En autobús: En la actualidad funciona también el autobús que hace el recorrido Allaman-Aubonne-Gimel.  Tren: Desde Allaman hay parada en Aubonne por la línea férrea que une Lausana con Ginebra. Más información: http://goeurope.about.com/od/switzerland/a/swiss_passes.htm

El transporte en Aubonne

Aeropuerto internacional
Geneva Cointrin ~36 km
Otros medios de transporte
La Cote ~14 km
Lausanne-la Blecherette Airport ~18 km
Yverdon-Les-Bains ~48 km