Localidad de Estavayer-le-Lac (Fribourg)

suiza

Presentación

Bañada por el precioso lago de Neuchâtel, Estavayer-le-Lac es una ciudad Suiza muy cercana a la frontera francesa. Pertenece al cantón de Friburgo y posee un centro medieval de calles estrechas y adoquinadas sobre las que se alza su célebre castillo, uno de sus signos más reconocibles. Estavayer-le-Lac ha sido una encrucijada de caminos a lo largo de la historia, un crisol de civilizaciones que han dejado su huella en la provincia y cuyos restos se pueden visitar muy cerca de esta localidad. Pero si la antigua Estavayer ofrece un gran interés turístico, la moderna no es menos atractiva. Convertida en un reconocido centro de deportes náuticos, en su lago se puede practicar desde vela al excitante wakeboarding… Una ciudad que ofrece muchos alicientes para ser visitada: la belleza de sus paisajes, la emoción de sus deportes y su rico legado cultural.

La localidad de Estavayer-le-Lac pertenece (de mayor a menor) al cantón Fribourg, al distrito La Broye y al partido Estavayer-le-Lac.

La altitud mínima es de 478 m, la altitud máxima es de 538 m, la altitud media es de 517 m.
El gentilicio para los habitantes de Estavayer-le-Lac es Les Staviacois y el idioma oficial de Estavayer-le-Lac es Français. El nombre francés de la localidad es Estavayer-le-Lac.

Visitas destacadas

Un bellísimo centro histórico

Recorrer la ciudad antigua es una delicia en Estavayer-le-Lac. El centro histórico está casi intacto, bien protegido dentro de los restos de la antigua muralla que se remonta al siglo XIII. Poblada ya en tiempos prehistóricos, colonializada por los romanos y los bárbaros, en Estavayer hay muchos testimonios de su variada historia, reflejada en su arquitectura, en el acento medieval que impregna la ciudad. Quedan aún cuatro puertas que conducen a su corazón mismo, con casas pintorescas de típicos tejados a dos aguas y fachadas adornadas de múltiples ventanas de madera. Se alinean en calles estrechas y empedradas formando un conjunto alegre, apiñado en torno al magnífico castillo de Chenaux, que corona el pueblo. En este cogollo histórico los restaurantes y tabernas rústicas dan a conocer las especialidades de la región suiza y despuntan edificios de pureza gótica, como la Colegiata de San Lorenzo, del siglo XIV. Desde la plaza Moudon, que una fue el mercado medieval situado a la orilla del lago, se puede disfrutar de una vista de la hermosa cordillera del Jura a lo lejos. Y desde el castillo se domina el lago y el horizonte del Parque Natural de Grande Cariçaie.

El castillo de Chenaux y la iglesia de San Lorenzo

El majestuoso edificio, que en la actualidad alberga oficinas de la prefectura del distrito de Broye, es una fortaleza con un patio central cuadrado escoltado por torres cilíndricas coronadas por una cubierta cónica de teja. En 1290 el caballero Pierre y su hermano Guillaume d'Estavayer inician la construcción del castillo de Chenaux (de los canales), un conjunto de planta sencilla con cuatro torres. Siglos después se completa la estructura defensiva con nuevos torreones y con la adicción de algunas puertas. Durante la Guerra de Bourgogne fue incendiado y reconstruido el el siglo XV con el aspecto que tiene en la actualidad. Desde la atalaya donde se levanta se contemplan las bellas vistas del lago de Neuchâtel. Abre todos los días excepto los lunes. El gótico en estado puro se puede disfrutar en la Iglesia de San Lorenzo, una joya del siglo XIV, cuya característica torre del rejoj de tres cuerpos con ventanas ojivales despunta sobre el conjunto de la población. La iglesia fue construida en 1379. Al sur de la misma, a lo largo Grand-Rue, se encuentra la Rue du Musée, que fue la casa de la moneda.

Lago de Neuchâtel

La gran belleza y el agua mansa del lago Neuchâtel es la verdadera riqueza de Estavayer-le-Lac. También conocido como lago Neuenburg, tiene una superficie de 217,9 km², la más grande de los lagos de Suiza no compartidos con otros países. Está rodeado por los cantones de Vaud, Neuchâtel, Berna y Friburgo y un estrecho canal -Canal de la Broye- lo une con el lago de Morat. Se puede explorar bordeándolo, partiendo desde la ciudad en cualquier dirección y transitando una de las muchas rutas existentes de senderismo o de bicicleta. Y, por supuesto, también en coche. Pero de igual manera se puede descubrir desde dentro del mismo lago navegando en una embarcación turística para disfrutar de su plácido paisaje, con el verde de los bosques y los prados suizos y el azul de sus aguas limpias. En el puerto de Estavayer-le-Lac es posible alquilar o contratar los servicios de barcas a motor para arribar a los pequeños pueblos que salpican la costa del Neuchâtel. O para llegar a Portalban, un pintoresco puerto de pescadores. El lago también protagoniza las fiestas veraniegas. En agosto se celebra San Lorenzo, con la bendición de los barcos de pescadores formando un colorido mosaico cromático. Y también durante los meses de calor hay un festival de música al aire libre en la orilla del Neuchâtel.

Playa y deportes acuáticos 


Estavayer-le-Lac cuenta con el centro de deportes náuticos mejor equipado de Suiza. En su magnífico lago se realizan todo tipo de actividades, desde remo a surf. Una aventura muy especial es el esquí acuático: toda la familia, incluyendo los niños que saben nadar, puede aprender esta disciplina. Y los que ya saben, “volar” sobre el agua a velocidad de vértigo. Pero son los aficionados al wakeboarding los que encuentran en Estavayer-le-Lac su verdadero paraíso. Este emocionante deporte es una variedad del esquí acuático pero realizado sobre una tabla similar a la de snowboard. El “esquiador” es impulsado desde el agua por una lancha rápida o desde el aire por un “cable-esquí”. En los meses de junio y julio el evento Free4Style - International Wakeboard Contest concentra a cientos de aficionados de todo el mundo que disfrutan de las acrobacias y saltos del wakeboard. Pero además de estos deportes “de riesgo”, en Estavayer-le-Lac se pueden realizar otros más tranquilos, como la natación. La ciudad cuenta con dos playas habilitadas para el baño. La "Nouvelle Plage" está rodeada de frondosos árboles y con una gran pradera de césped en la que tumbarse al sol. También dispone de área de juegos, restaurante y camping: un lugar muy familiar con todos los equipamientos de ocio. Se pueden alquilar barcas a pedales, tablas de windsurf, catamaranes…

Museo romano de Vallon

Vallon está situado a 6 km al oeste de Aventicum (Avenches), capital de la Helvetia romana, cuyo máximo apogeo tuvo lugar en el siglo III d.C. En este lugar se encontraron yacimientos romanos de un conjunto de edificios flanqueados de un pórtico y una fachada de columnas y arcos. También se hallaron extraordinarios mosaicos, como el de Baco y Ariadna, que son el mayor tesoro arqueológico de Vallon. La construcción de un museo tuvo como objetivo dar a conocer todos estos hallazgos e impulsar los estudios y la investigación, por lo que el edificio del museo se encuentra en el mismo lugar del yacimiento galo-romano. Consta de dos plantas, en la inferior se encuentra la sala de la exposición permanente y la superior se reserva para muestras temporales. La “ruta “ del museo comienza con una reconstrucción de algunos de los elementos de los edificios romanos originales, como arcos y pilastras, que dan una idea de la magnitud del conjunto.  También hay un pequeño santuario doméstico destinado a albergar las estatuas de las deidades a las que se dedicaban ofrendas para proteger la casa y otras zonas del complejo.

Más información sobre horarios y precios: http://www.museevallon.ch

Rosa, la flor protagonista

Estavayer-le-Lac ostenta el sobrenombre de ciudad de las rosas. Todos los años en el mes de junio tiene lugar en la localidad un evento que gira en torno a esta flor y llena de olor y colorido sus calles y su lago. Se celebran exhibiciones, talleres, conferencias y concursos en los que se premia la mejor foto de rosas, o la mejor ventana adornada con ellas, el mejor adorno floral, etc. Además, el casco antiguo se engalana de distintas variedades que tapizan casas, arriates avenidas y muros centenarios. Hay visitas guiadas a la villa y al castillo, conciertos de música, comidas populares…

Museo de la rana

Original y curioso, así se podría definir Le Musée des grenouilles, un museo que reúne una colección dedicada íntegramente a la rana. Los batracios fueron disecados entre 1848 y 1860 por François Perrier y representan escenas cotidianas de la época Biedermeier, reemplazando en su papel a los seres humanos. Encontramos ranas en la escuela, en el barbero, así como soldados del ejército, e incluso jugando a las cartas en torno a un mesa, tal como se hacía en 1850.

Dirección: Rue du Musée 13. http://www.museedesgrenouilles.ch

Reserva natural de «Grande Cariçaie»

Es el humeral lacustre más grande de Suiza y un singular paraíso de aves a lo largo de 40 kilómetros que bordean la orilla del Lago de Neuchâtel. También es el punto de partida de numerosas excursiones a través de senderos de interpretación y de las observación de fauna. En la temporada de verano, barcos de línea dotados con restaurante a bordo, permiten combinar el trayecto de navegación con una excursión a pie o en bicicleta por las orillas del lago. Por la orilla sureste discurre la ruta nacional nº 5 "Mittelland".

La villa de Gletterens

A dos pasos de Vallon y a pocos kilómetros al norte de Estavayer-le-Lac se encuentra este pueblecito que cuenta con el interesante asentamiento Les Grèves. Se trata de un conjunto de construcciones palafíticas prehistóricas en los Prealpes declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Con estructura de madera sobre pilotes y tejado de cobertura vegetal, estas antiguas viviendas están situadas en la encantadora villa lacustre de Gletterens, que también merece una visita.

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
CH
Código postal :
1470
Latitud :
46.84879
Longitud :
6.84645
Huso horario :
Europe/Zurich
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

  • Lully ~2 km
  • Châtillon ~2 km
  • Font ~3 km
  • Sévaz ~3 km
  • Autavaux ~3 km
  • Granges-de-Vesin ~4 km
  • Bollion ~4 km
  • Seiry ~4 km
  • Montbrelloz ~3 km
Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

La red del transporte público en Suiza es una de las mejores del mundo. Pese a sus dificultades topográficas, en Suiza están comunicadas hasta las últimas y más recónditas regiones.

En avión: Los aeropuertos internacionales más cercanos son el de la ciudad de Basilea-Mulhouse-Friburgo, a 88,7 km; el de Ginebra, a 97,3 km, y el de Zúrich, a 137,1 km. Los tres aeropuertos tienen servicios de trenes directos a Estavayer-le-Lac

En tren: Hay servicios muy frecuentes que conectan la ciudad con otras importantes localidades suizas a traves de la línea férrea Fribourg - Yverdon.

Coche: La magnífica autopista A1/E25 lleva hasta Estavayer-le-Lac desde muchos punto del país.

El transporte en Estavayer-le-Lac

Otros medios de transporte
Payerne ~5 km
Neuchatel Airport ~12 km
Yverdon-Les-Bains ~11 km
Ecuvillens Airport ~20 km