Localidad de Viña del Mar (V - Valparaíso)

chile

Presentación

Viña del Mar es una ciudad balneario chilena cercana a Valparaíso, de cuyo área metropolitana forma parte. Situada frente al océano Pacífico y con magníficas playas de arena blanca, se trata de una de las ciudades más turísticas de Chile, y una de las más exclusivas de toda Latinoamérica, junto a Punta del Este en Uruguay y Mar de Plata en Argentina. Es la ciudad de veraneo del país por excelencia, a sólo 112 km al norte de Santiago de Chile, desde mediados del siglo XIX. Viña del Mar está llena de palacios y villas emblemáticos que traen nostalgia de la Belle Epoque. También es conocida como “Ciudad Jardín” por la gran cantidad de espacios verdes de que dispone para disfrute de nativos y visitantes. Precisamente en uno de sus parques, la Quinta Vergara, se celebra cada año el festival de la canción más famoso de toda Latinoamérica, que atrae a los más famosos artistas de habla hispana de cada momento.

La localidad de Viña del Mar pertenece (de mayor a menor) al departamento V - Valparaíso y a la provincia Valparaíso.

La localidad de Viña del Mar cubre 121,6 km², tiene 286.931 habitantes (censo 2002) y una densidad de 2.359,63 habitantes por km². La altitud media es de 2 m.
El actual alcade de Viña del Mar es Virginia Reginato Bozzo (Independent Democratic Union).
El apodo de la localidad es "Ciudad Jardín". La localidad de Viña del Mar fue fundada en 1878. La página web de Viña del Mar es http://www.vinadelmarchile.cl

Visitas destacadas

Un turismo exclusivo impulsado por el ferrocarril

Con la llegada de la línea de ferrocarril de Valparaíso a Santiago de Chile comenzó la urbanización de esta zona a mediados del siglo XIX. Los primeros edificios surgieron en torno a la estación en la zona de la Plaza Vergara, llamada así en memoria del impulsor de la ciudad, el ingeniero José Francisco Vergara Echevers. Casado con la heredera de la familia Álvarez, propietaria de la hacienda, Vergara fomentó el desarrollo industrial y urbanístico de la ciudad. Sólo veinte años después de la llegada del tren, se inauguraron ya las primeras instalaciones balnearias en la playa de Miramar. Pero el impulso turístico definitivo le vino a la ciudad, paradójicamente, con el terremoto de 1906, que hizo que gran cantidad de familias adineradas de Valaparaíso se trasladaran a Viña del Mar, donde mandaron construir mansiones como el Castillo Wulff y el Palacio Rioja, que hoy son señas de identidad de la ciudad. A partir de ese momento la clase alta chilena comienza a pasar allí sus vacaciones, y poco a poco la ciudad se llena de edificios emblemáticos, entre ellos el edificio del Casino, de estilo art decó, que aún hoy funciona a pleno rendimiento.

Una ciudad llena de palacios

La historia de la ciudad está ligada a la de las familias ricas que lo eligieron para veranear. Entre las mansiones emblemáticas está el Palacio Rioja (1907), mezcla de estilos neoclásico, barroco e imperial, que levantó el filántropo y hombre de negocios del mismo nombre, natural de España.  El Palacio Carrasco, en la Avenida de la Libertad, se levantó entre 1912 y 1923, inspirado en la arquitectura del alto renacimiento francés, por encargo del salitrero del mismo nombre que nunca lo estrenó. Indispensable visitar las esculturas de su acceso norte. 
El castillo Wulff, en la Avenida de la Marina, es quizá la estampa turística de Viña del Mar. Su silueta medieval con torreón estilo tudor desafía al mar desde la roca en que un hombre de negocios de origen alemán lo hizo levantar en 1906. De 1930 data el Palacio presidencial de Cerro Castillo,  la suntuosa residencia de descanso de los mandatarios chilenos, construida sobre los cimientos de un fuerte y con vistas a tres zonas clave: el sector Caleta Abarca (la playa más céntrica y el barrio obrero), Vista Hermosa (villas de principios del siglo XX), y Miramar (mansiones-castillo). Tampoco hay que perderse la intrincada arquitectura del castillo Brunet (1923) con motivos arabescos en su fachada.

Quinta Vergara, el parque más emblemático

Viña del Mar está llena de espacios verdes y parques de los que disfrutar al aire libre, muchos de ellos también ligados a las quintas históricas de la ciudad. Quizá el más famoso es el Parque Quinta Vergara, donde cada año se celebra el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. La hacienda fue adquirida en 1840 por el rico comerciante y armador portugués Francisco Álvarez, quien fijó allí su residencia. La pasión por las plantas de su esposa Dolores estuvo en el origen del jardín, que fue completado con exóticas especies vegetales traídas por su hijo Salvador de Oriente y Australia.  José Francisco Vergara, el ingeniero que llegó a la zona a trabajar en las obras de construcción del ferrocarril, y que enamoro a Mercedes, la heredera, impulsando el crecimiento de la ciudad, mandó construir allí en 1910 el Palacio Vergara, de estilo gótico veneciano, que hoy alberga la colección del Museo Municipal de Bellas Artes. El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el más importante de toda Latinoamérica, se celebra desde la década de los sesenta del pasado siglo en un anfiteatro construido al efecto en la quinta Vergara. Con su remodelación en 2002, pasó a dar cabida a 15.000 espectadores.

Reñaca, uno de los resorts más caros del país

Reñaca puede considerarse una zona aparte dentro del gran desarrollo turístico de Viña del Mar. Se ubica 7 kilómetros al Norte y dispone de una importante infraestructura hotelera, restaurantes y edificios de apartamentos. La vida nocturna es intensa en sus discotectas, pubs y heladerías durante la época de verano. Es la zona de veraneo más joven y de moda dentro de la zona. Aunque Reñaca también comenzó a urbanizarse a principios del siglo XX, las casas, con enormes parcelas, se construyeron alejadas de la playa, que se consideraba demasiado ventosa y más bien inhóspita. Fue en la década de 1940 cuando se comenzaron a construir junto a la línea de mar las primeras residencias veraniegas, sustituidas a partir de la década de los sesenta por espectaculares edificios de corte moderno escalonados en la ladera que hoy son una estampa muy conocida de la zona. La playa, que era la de los picnics, los partidos de fútbol familiares y los paseos a caballo, frente a la abrigada de Cochoa, un poco más al Norte, se convirtió así en uno de los resorts costeros más caros del país. A sólo 3 km está el mirador Cochoa, donde se pueden observar lobos marinos descansando en las rocas.

Reloj de flores de Viña del Mar

Otra de las enseñas de la ciudad chilena de Viña del Mar es este gran reloj que resalta con sus colores sobre una pradera verde.  Trasladado expresamente en 1962 desde el país que tradicionalmente ha sido uno de los mayores fabricante de relojes, Suiza, durante el campeonato mundial de fútbol de Chile, se trata de un reloj de marca D’Haarloges, con un reloj patrón H-14. La maquinaria se aloja en una construcción subterránea de hormigón armado, donde el mecanismo es impulsado eléctricamente y accionado por pesas. Los punteros y el minutero son de bronce, y miden más de tres metros, lo que da idea de las dimensiones totales del reloj. Las labores de jardinería en el exterior del  reloj son continuas, y el manto de flores, con un máximo de 10 cm para no entorpecer, se cambia cada tres meses. La esfera unas veces es blanca, otras roja, otras violeta... según la variedad que se haya plantado en los distintos periodos. Todo un icono que marca las horas puntualmente.

Jardín Botánico Nacional

Está planificado sobre un parque particular con zona boscosa, a orillas del estero o zona pantanosa de Viña del Mar, y data de la década de 1930, cuando un salitrero lo construyó para su uso y disfrute. Su emplazamiento en un valle rodeado de cerros ha permitido el desarrollo de un recorrido interior muy interesante, con diferentes áreas y focos de interés, entre ellos un palmar, una laguña y un cactario.  El parque tiene más de 3.000 especies distintas de plantas, algunas de gran valor.

Muelle Vergara y otros miradores de la ciudad

Aunque su origen es industrial, hoy se ha convertido en el lugar desde el que obtener algunas de la mejores vistas de la bahía. El muelle Vergara se construyó en 1910 destinado a dar servicio a una refinería de azúcar. Todavía es posible ver allí la antigua grua que realizaba las labores de estriba y desestriba de los barcos atracados en el muelle. Hoy es un lugar de paseo con un ello mirador, un restaurante, una cafetería y heladería un piano bar. Otros miradores sobre Viña del Mar son el del Padre Alberto Hurtado (rodeado de jardines), el mirador de Agua Santa (con paseo peatonal) y el mirador de Vista Hermosa (sobre un cerro).

Un clima benigno sin grandes variaciones

Quizá el mayor atractivo de Viña del Mar, junto a la belleza de sus playas, sea su clima benigno, con temperaturas moderadas tanto en verano como en invierno. La temperatura media anual alcanza los 15ºC. Los inviernos son agradables y el termómetro nunca baja de los 5ºC, subiendo la temperatura máxima hasta los 11 a 16ºC. El otoño y el invierno son las estaciones en que caen más precipitaciones en la zona. Por eso el mes de julio (invierno austral) es el más lluvioso del año en la zona. En verano las temperaturas rara vez sobrepasan los 30ºC.

Espacios naturales protegidos

En el área de Valparaísdo hay dos importantes espacios naturales protegidos. El más cercano a Viña del Mar es la Reserva Nacional Lago Peñuelas, un embalse artificial construido en 1900 para abastecer de agua potable la zona. Aquí hay una gran variedad de especies vegetales y animales, entre ellas el gato montés y muchos tipos de aves acuáticas. Dispone de varias áreas de picnic para pasar el día. El Parque Nacional La Campana dispone de un clima mediterráneo con frecuentes neblinas por la proximidad del mar, que ha permitido el crecimiento de una flora excepcional, entre ellas la palma chilena, que puede llegar a medir 30 metros y a vivir mil años. Aquí, además, hay varios tipos de zorro, chinchillas y más de 50 aves diferentes.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
CL
Código postal :
2520000
Latitud :
-33.02538
Longitud :
-71.51469
Huso horario :
America/Santiago
Universal Time :
UTC-4
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

Por aire
La opción es volar hasta Santiago de Chile y después viajar en autobús hasta Valparaíso, partiendo de la Estación Pajarito o de la Terminal Alameda, también conocida como estación de Tur-Bus. Del aeropuerto a las terminales de bus se puede acceder en taxi, por transfer o en autobús.

Por carretera
La ruta CH-8 o Autopista del Pacífico conecta la capital de Chile con Valparaíso. En autobús se tarda una hora y 40 minutos aproximadamente en hacer este recorrido. Desde Valparaíso se accede a Viña del Mar por la Avenida de España, construida sobre la línea de costa y con impresionantes vistas del mar en todo su recorrido. Son 30 minutos lo que se tarda en autobús de Valparaíso a Viña del Mar.

Por metro
La línea de metro llega desde la ciudad de Valparaíso hasta Viña del Mar, con varias estaciones en las que poder parar en el tramo azul llamado T2. Las estaciones de Miramar, Viña del Mar, Hospital y Chorrillos, consecutivas todas ellas, son subterráneas, no así otras del recorrido lineal, que totaliza 42 km hasta Limache. Desde la estación de Miramar es posible acceder al metro con bicicleta.

El transporte en Viña del Mar

Otro medio de transporte
Vina Del Mar ~9 km