Localidad de Kościelisko (Małopolskie)

polonia

Presentación

Kościelisko es una pequeña ciudad en la región de los montes Tratas, en el sur de Polonia. Se localiza muy cerca de la cordillera Gubałowskie, inmersa en un entorno natural maravilloso. Un pueblo rodeado de bellas montañas que se ha convertido en un destino turístico de primer orden en el país. Kościelisko tiene alrededor de 5.000 habitantes. El término municipal incluye tres poblaciones: Kościelisko, Witow y Dzianisz. Son muchas las actividades que pueden realizarse en la zona. La estación de esquí de Witow-Ski recibe numerosos visitantes durante la temporada de invierno, y en primavera y verano son muchas las rutas de senderismo que pueden realizarse en las inmediaciones de la ciudad.

La localidad de Kościelisko pertenece (de mayor a menor) a la provincia Małopolskie y al barrio Tatrzański.

La localidad de Kościelisko tiene 3.900 habitantes (censo 2006).
El nombre inglés de la localidad es Kościelisko.

Visitas destacadas

La naturaleza salvaje del Parque Nacional de los Tatras

En la cordillera de los Cárpatos se encuentran los montes Tatras, los más altos de esa cadena montañosa (algunos alcanzan los 2.655 metros de altitud), que se extienden entre dos países, Eslovaquia y Polonia. Estos montes dan nombre al Parque Nacional de los Tatras, cuya parte polaca se localiza en las inmediaciones de Kościelisko. Esta zona del parque nacional se inauguró en 1954, y en la actualidad tiene unas dimensiones de 211,64 kilómetros cuadrados. Junto con la parte eslovaca del parque nacional, fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco en el año 1993. Se trata de un lugar maravilloso, con escenarios de carácter alpino realmente impresionantes. El verde es el color dominante en estas altas montañas, excepto en invierno cuando la nieve cubre la zona de un precioso manto blanco. Merece la pena recorrer estos parajes, descubrir la flora y la fauna autóctonas, y contemplar los bellísimos paisajes de los alrededores. Además, se pueden practicar muchas actividades al aire libre tanto en invierno como en verano. Durante los meses de buen tiempo el senderismo, la escalada, el cicloturismo y las rutas a caballo son las actividades más habituales, mientras que en invierno el deporte estrella es el esquí.

La estación de esquí de Witow-Ski

Uno de los alicientes para visitar Kościelisko en los meses invernales es, sin duda, la estación de esquí de Witow-Ski, que se extiende exactamente sobre las laderas occidentales de los montes Tatras. Aunque posee unas dimensiones moderadas, no demasiado extensas, es el lugar perfecto para que los amantes del esquí pueden practicar su deporte favorito, en un entorno de belleza impresionante. Dispone de algunas pistas de dificultad moderada y otras muy sencillas, perfectas para aquellos que se están iniciando en el deporte estrella de la nieve. Además, la estación cuenta con otras instalaciones como un telesilla con capacidad para cuatro personas y capaz de transportar a 2.200 personas a la hora, la escuela de esquí Jagna Marczułajtis que se inauguró en el año 2006, un restaurante que ofrece a los clientes la mejor gastronomía de la zona, y un establecimiento de alquiler de material de esquí. Además, existe en la estación desde el año 2008 un parque de nieve perfecto para aquellos que desean practicar el snowboard.

Horario: durante la temporada de invierno la estación funciona de 9:00 a 21:00 h. Tel.: 0 18 20 713 30 Web: www.witow-ski.pl Precio: en temporada alta, el pase de un día cuesta 75 PLN. En temporada baja, 55 PNL. Este pase es válido de 9:00 a 18:00 h.

La imponente montaña Gubalówka

De entre los muchos tesoros que posee Kościelisko destaca la montaña Gubałówka, la más importante de la cordillera Gubałowskie, situada a escasa distancia de la ciudad. Además de contribuir a crear un paisaje natural único, la gran montaña, que alcanza los 1.123 metros de altura, ofrece un amplio repertorio de posibilidades para disfrutar del entorno realizando muchas actividades al aire libre. Para empezar, el ascenso hasta la cima del monte Gubałówka tiene ya su atractivo especial. Se sube en un teleférico que parte de la cercana ciudad de Zakopane, a unos 5 kilómetros de Kościelisko. El trayecto es increíble, ya que se disfruta de unas panorámicas extraordinarias de las altas montañas y de la naturaleza circundante. La visita a esta alta montaña permite a los visitantes disfrutar del entorno de muchas maneras. Aunque la simple contemplación del paisaje es ya toda una experiencia, en la montaña se pueden realizar numerosas rutas de senderismo que garantizan paseos inolvidables. Existen caminos para todos los niveles, de forma que todo el mundo pueda disfrutar, tanto los expertos senderistas como los que se están iniciando en esta estupenda actividad. Para los más pequeños, en la cima de la montaña hay un parque de juegos y un gran tobogán que les encantará (el tobogán funciona solamente en verano).

El valle Kościeliska

En las inmediaciones de Kościelisko se localiza el valle del mismo nombre que, aunque no es el de mayores dimensiones de los que existen en esta parte del país, sí es uno de los más bellos de la zona. Tiene aproximadamente 9 kilómetros de longitud y al fondo del valle corre el río Kościeliski, con algunas zonas verdes bastante amplias que se convierten en lugares de pasto para las ovejas durante la época de buen tiempo. Merece la pena acercarse hasta la pequeña aldea de Kira, desde donde se inicia la visita al valle. Se puede acceder hasta allí en coche, ya que hay un gran aparcamiento disponible. En el valle se localiza la Cueva Mroźna, cuya visita es más que recomendable. Se trata de una cueva abierta al público, con un recorrido interior de unos 500 metros. Otros lugares interesantes que pueden verse en el valle Kościeliska son la garganta de Gates Kraszewski o la cuevas Mylna y Raptawickiej. Además, existen senderos que conducen a rincones realmente espectaculares, como charcas, barrancos, riscos y pasarelas sobre el valle. Un entorno natural de absoluta belleza.

El valle Chocholowska

Otra de las maravillas naturales de Kościelisko y del terreno que rodea a la ciudad es el valle Chocholowska, un poco más largo que el valle Kościeliska, del que hemos hablado anteriormente. De hecho, el es mayor de los valles que se localizan en la parte polaca de los Montes Tatras. Tiene unos 10 km. de longitud y se extiende por un terreno de unos 35 kilómetros cuadrados. Para empezar la visita se llega hasta el aparcamiento, en un lugar llamado Glade Huciska, donde es imprescindible dejar el coche para continuar la visita a pie, como no podría ser de otra manera. Desde este punto parte un camino que conduce a las profundidades del valle, prometiendo de antemano unas vistas increíbles. Existen en el valle numerosas cuevas y cavidades en la roca provocadas por la erosión continua del agua durante siglos. Sin embargo, no están abiertas al público. La ruta que recorre el valle de Chocholowska discurre en parte por un camino asfaltado, y el resto del trayecto por un camino de tierra. Se trata de una excursión fácil, asequible para la mayoría de los turistas que se acercan a conocer este bello paraje. Unos 10 kilómetros que se recorren en aproximadamente dos horas. Y siempre existe la posibilidad de alquilar una bicicleta para recorrer el valle.

El valle de Little Meadows

Uno de los más bellos parajes del entorno de los Montes Tatras es el valle de Little Meadows, localizado a poca distancia de Kościelisko, a pocos kilómetros. Es posible realizar una excursión muy interesante recorriendo este valle por la ruta establecida, que discurre por un entorno increíble rodeado de montañas, y junto a frondosos bosques de abetos. La ruta que recorre el valle de Little Meadows no es demasiado larga. Se trata de unos dos kilómetros y medio que se recorren en aproximadamente tres cuartos de hora. Un paseo inolvidable.

El maravilloso lago de montaña Morskie Oko

Si se desea recorrer la zona que rodea la ciudad de Kościelisko, el visitante descubrirá rincones naturales de gran belleza. Como el increíble Morskie Oko, un lago rodeado de bellas montañas que se localiza a unos 15 kilómetros. Se trata del lago más grande de los montes Tatras. Para llegar hasta allí, primero hay que llegar al pueblo de Lysa Polana, desde el que se inicia la ruta que nos llevará hasta el lago. Después de una caminata de aproximadamente una hora y media, se llega a la maravillosa extensión de agua cuya superficie es de cerca de 35 hectáreas.

Ruta por el monte Rysy

Los amantes de la montaña no pueden dejar de realizar la excursión al monte Rysy en su visita a la ciudad de Kościelisko. Se trata del monte más alto de los Tatras, puesto que alcanza los 2.500 metros de altitud, y se ubica en la frontera entre Polonia y Eslovaquia. Para descubrir sus más bellos rincones se han establecido varias rutas, algunas de las cuales parten del lago de montaña Morskie Oko. Existen senderos de diferentes niveles de dificultad para que todos puedan conocer esta maravillosa montaña, tanto en el lado polaco como en su parte eslovaca.

Un paseo en barca por el río Dunajec

Descender en barco el río Dunajec, que marca de forma natural la frontera entre Polonia y Eslovaquia, es una de las excursiones más habituales y recomendables de las que pueden hacerse en los alrededores de Kościelisko. Se trata de un trayecto de unos 15 kilómetros que permite disfrutar de pintorescas vistas de las montañas, en el Parque Natural de Pieniny. Uno de los montes más destacados que pueden verse es el Tres Coronas (Trzy Korony). El apetecible recorrido en barco parte del lago Czorsztyn, y llega hasta la población de Szcawnica.

Redactor :

¿Te gusta? Compártelo!

Cifras

Código del país :
PL
Código postal :
34-511
Latitud :
49.29021
Longitud :
19.88978
Huso horario :
Europe/Warsaw
Universal Time :
UTC+1
Horario de verano :
Y

Ciudades próximas

Booking.com

Únete a nosotros !

¿Cómo llegar?

- Por carretera: desde Cracovia hay unos 90 kilómetros hasta Kościelisko, que se recorren fácilmente en coche, conduciendo por la carretera nº 7 y después por la carretera nº 47.  

- En avión: para llegar desde otro país lo mejor es volar al Aeropuerto de Cracovia, el más cercano a Kościelisko (a unos 117 km. de distancia). Después se puede alquilar un coche o tomar un autobús para llegar a la ciudad.  

- En autobús: existen autobuses (públicos y privados) desde Cracovia con destino a Zakopane, una población situada a 5 km. de Kościelisko.  

- En tren: es posible llegar a Kościelisko en tren, ya que hay una línea ferroviaria que une Cracovia con Zakopane. El billete cuesta en torno a los 5 €.  

- Transporte público y taxis: aunque la red de transporte público en la ciudad es relativamente moderada, existen líneas de autobuses públicos PSK que conectan Kościelisko con las poblaciones cercanas. También existen minibuses privados que trasladan a los turistas a los puntos de interés de la zona.